martes, 30 de marzo de 2010

El triunfo de la impunidad

Mal comienzo de la semana para la política. Italia se despierta ratificando la política de la corrupción y del caudillismo de Silvio Berlusconi.

ilcavalieri La elecciones regionales en Italia, aunque dan el triunfo al centroizquierda, consigue mantener 7 regiones  frente a las 6 de la coalición de Berlusconi,  en el fondo es una nueva derrota, dado que la derecha y la ultraderecha consigue arrebatar 4 regiones al centroizquierda. Pero no solo eso, porque parece que en computo global de votos es la formación de Berlusconi quien sale ganadora.

Pero lo grave de todo esto es el contexto en que se produce el avance de la derecha y la extrema derecha italiana. En un contexto de corrupción generalizada de la política, de la utilización de la política en beneficio propio y en la conversión del estado en un instrumento de impunidad política de los gobernantes actuales. Cuando Berlusconi utiliza el parlamento para legislar en su propio favor, para conseguir la impunidad ante los  casos de  corrupción en los que se ve inmerso, cuando se gobierna de manera antidemocrática prohibiendo la libertad de expresión en los medios de comunicación públicos o privados, cuando se gobierna avasallando los derechos de las minorías raciales, cuando se práctica un política xenófoba. Cuando todo esto sucede, el electorado italiano en lugar de dar la espalda a los corruptos, los antidemócratas, los xenófobos; los apoya  y ensalza su modo de hacer política.

No es solo una derrota  del centroizquierda, es una derrota de la política, de los valores democráticos, de la dignificación de la política y lo es seguramente por culpa de la propia izquierda que con ese complejo de honestidad se queda en casa y permite que la corrupción y la deshonestidad política ganen la batalla electoral. Mal van las cosas cuando el partido xenófobo de extrema derecha de Humberto Bosi es el claro vencedor de la contienda. La izquierda, algún sector de la izquierda, se cree tan pura, tan incontaminada; que prefiere ver como se pasea victoriosa la corrupción y la impunidad política en vez de comprometerte en frenar a los corruptos de la derecha. Pero ojo la historia se está repitiendo, Hitler y Mussolini ganaron democráticamente las elecciones y luego utilizaron las instituciones del estado para cambiar la legalidad e imponer un estado fascista y eso es los que lleva haciendo Berlusconi desde que asumió el poder en Italia.

Y en España o aprendemos de Italia o sucederá lo mismo que allí. Cada día el electorado español es mas insensible a la corrupción política. Es inadmisible que con los niveles de corrupción existentes en el seno del P.P., este partido pueda ser alternativa seria de gobierno. El gobierno socialista no lo está haciendo  bien, su errática política económica y su falta de firmeza para propiciar una salida social a la crisis económica están desencantando a una importante parte del electorado, pero la solución no es la obtención, la solución es que haya un giro a la izquierda en las instituciones del estado. Pero seguramente la “gauche divine”, como en Italia, se la vuelva a coger con papel de fumar.

Salud, República y Socialismo.

5 comentarios:

Felipe dijo...

Aparte de la desafección por la política que está calando con la corrupción aún no llego a explicarme como la ciudadanía no da un serio varapalo a los corruptos.

En España el Gobierno está estancando y sin una sola idea que ofrecer a los ciudadanos para intentar salir de la crisis.Las reuniones de Zurbano es un gasto de tiempo que no conduce a ninguna parte.El Gobierno se encuentra encajonado por su falta de ideas y por no querer virar a la izquierda.

Con lo que está cayendo en el PP y que sea alternativa de gobieno es toda una paradoja democrática.Y mientras la gauche divine mirándose el ombligo

Mal panorama en toda Europa por desgracia para todos y por mucho que nos duela.

Un abrazo

Miguel Alvarez dijo...

Guerra fue aquél que cuaqndo las cosas no salieron bien para el PSOE en unas elecciones dijo aquello de que el electorado se había equivocado.

No cabe duda de que el electorado no se equivoca. La derecha va a votar a la derecha con una reserva de odio en algunos casos y animadversión en otras a todo lo que significa izquierda. La drecha ha agarrado "su" toro por los cuernos. Sabe lo que quiere y va a por ello, y es la derecha política y la sociológica la que hace esto. Para ellos, la igualdad, la solidaridad, la libre conciencia, la ampliación de derechos etc. supone un ataque contra lo que siempre ha considerado drechos propios. Ahí colabora como nunca en el pasado, lo de J.Pablo II y lo de Ratzinger, su elección también es un movimiento en el tablero político, la iglesia y al mismo tiempo toda una legión de jóvenes y no tan jóvenes cachorros educados en universidades ex-profeso para ello.

La izquierda, fraccionada, fragmentada, sujeta en muchos casos a debates del "quitame de ahí esa coma" totalmente estériles es incapaz de reaccionar. La izquierda oficial, PSOE, empeñada en extender de modo constante la alfombra a la derecha cuando no empeñada en el reclutamiento y ascenso de una nueva clase política que bajo el disfraz de la paridad y el acceso de las nuevas cohortes de edad lo que hace es generar una nueva "guardia de corps" totalmente acrítica, sometida y en la espera de medrar en la política como profesión y como no, en algo muy querido, pero que muy querido en el PSOE el culto a la personalidad.

Paro, por que si no me embalo, y de los sindicatos, mejor no hablar, tu conoces bien un flanco del sindicalismo, yo conozco el otro y sabemos lo que da de sí, yo al menos lo se en relación con lo que he vivido.

Paro, si paro, perdona por la extensión, se que leer esto es toda una lata.

saludos,

belijerez dijo...

"...seguramente por culpa de la propia izquierda que con ese complejo de honestidad se queda en casa y permite que la corrupción y la deshonestidad política ganen la batalla electoral."

Yo opino lo mismo, y comparto con los comentarios anteriores. ¿Qué pasa, nadie reacciona? ¿vivimos una locura colectiva? Las ventas de ansioliticos se disparan, la falta de honestidad se extiende por todo el país...quisiera ser positiva pero no tengo argumentos. Tengo menos libertades que hace 30 años.

RGAlmazán dijo...

Tengo programada ya una entrada para esta noche sobre este tema.
Según mi análisis Berlusconi no ha ganado, tampoco la izquierda. Otra cosa es que la Izquierda no haya aprovechado un momento como éste. Ha ganado la abstención y la Lega, ese partido xenófobo reconocido. Lo que no sé si es peor todavía. En fin, no esta Italia para la lírica, en estos momentos.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Felipe
Coincido contigo, la corrupción es el peor cáncer de la política. Se puede gestionar mal o se puede gestionar bien, pero lo que no es admisible en un político es la corrupción. Deberían ser ejemplo de actitud y por eso no puede entender que determinados electores tengan tantas tragaderas con los políticos corruptos.
Miguel
Yo creo que en esto se equivocan. En lo demás no, las ideologías existen y uno está sociológicamente enclavado en un ámbito ideológico y eso es muy difícil de modificar, aunque no sea comprensible que un trabajador vote en contra de sus propios intereses.
belijerez
Yo creo que en Italia se ha levantado la bandera de la xenofobia, por eso ha crecido la Liga del Norte y ha bajado el Polo de la Libertad. Cuando al inmigrante se le pone como el culpable de los males interiores de un país, es muy fácil atraer el voto de determinada parte del electorado.
Rafa
Lo cierto es que, primero parece ser que en conjunto la derecha ha sacado más votos que la izquierda y segundo que en la derecha ha habido un trasvase de votos del Polo de la Libertad hacia la Liga del Norte.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails