jueves, 25 de marzo de 2010

Las piedras ocultan el fango

Como se parecen los jerarcas de las iglesia católica a los malos políticos. Ahora parece que todo este asunto de los abusos sexuales en el seno de la iglesia es solo un contubernio para que no se hable de su Dios.

antoniocanizares El sustituto del Cardenal Ratzinger como guardián de las esencias de la iglesia, el Cardenal Antonio Cañizares, entiende que las noticias en torno a los casos de presuntos abusos sexuales a menores, protagonizados por religiosos de la Iglesia Católica en Alemania, son "ataques" que pretenden que "no se hable de Dios, sino de otras cosas".

El problema parece que no son los abusos cometidos por los jerarcas de la iglesia, unos ya largamente probados, otros conocidos y ocultados por el propio Cardenal Ratzinger y otros que el tiempo y el silencio de la iglesia ha logrado ocultar definitivamente.

La iglesia es la única responsable de esta situación. No se estaría hablando de la  delincuencia sexual en su seno si no existieran delincuentes sexuales  en la iglesia y que a tenor de los echos, no es un suceso aislado sino algo generalizado. Si la iglesia en lugar de proteger y ocultar a sus delincuentes sexuales, los hubiera echado y puesto en  manos de la justicia, la credibilidad de la misma no estaría en entredicho. Quien protege a  delincuentes es corresponsable de los delitos cometidos por ellos y en esto en Cardenal Ratzinger, hoy Papa Benedicto XVI tiene una gran responsabilidad, porque siendo el responsable de la Congregación Vaticana para la Doctrina de la Fe, tuvo conocimiento de los abusos sexuales a 200 niños sordos por parte de un sacerdote de Wisconsin (EEUU), oculto los abusos y protegió al delincuente sexual.

El Cardenal Cañizares, sucesor del Cardenal Ratzinger, sigue el mismo camino de su predecesor, justificar al delincuente y condenar al mensajero. La iglesia católica es, por tanto, la única responsable de su situación, si no se habla de su Dios solo es porque ni las muchas piedras lanzadas contra ella pueden ocultar el fango  que la cubre.

Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

pena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pena dijo...

Hace tiempo que tengo claro que las iglesias son el nido arropador de pederastas cómodos y sin escrúpulos.Lo curioso es que muchas famílias envian a sus hij@s a escuelas regidos por este tipo de gente. Saludos.

RGAlmazán dijo...

Me tienen hasta el gorro. Y este personaje es además especial, todavía más mamón que ya es decir.

Salud y República

Felipe dijo...

Este sinvergüenza que no se corta un pelo es un enano tan hijo de su madre que puede hacer el mayor daño que ni imaginamos

severino el sordo dijo...

Pobres ,el mundo contra ellos ya ofreceran sus disculpas dentro de 500 años,dan asco,saludos.

Lia dijo...

Wenas!! Al encubrir esos sucesos han demostrado su hipocresía cobardía, la Iglesia se aleja cada día más de la moral o la ética.
Saludos!!

El Pinto dijo...

Lo curioso es el silencio de afectados, de sus familias, de quienen miran al cielo para evitar lo repugnante, los que siguen como legionarios a seres repugnantes, los que padecen el miedo y la miseria espiritual de padecer como sucede a las mujeres, la marginación de una institución en estos tiempos.
No cambiaran, pues son conservadores de la mierda.
Saluds

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails