viernes, 5 de marzo de 2021

El coste de las alegrías navideñas.

El pasado fin de semana España se situó por debajo de la Incidencia Acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes, del inicio de la 3ª ola de la pandemia (10 de diciembre de 2020) Ese día la IA se situó en 188,72 y el pasado 28 de febrero en 175,63.

Se han perdido 80 días, más de dos meses y medio, en la lucha contra la pandemia. Pero con ser trágico este dato lo peor es el coste humano y social que se ha pagado por el empeño negligente de nuestros gobernantes en salvar la Navidad. Unos por empeñarse en ello y otros por permitírselo.

En estos 80 días se ha producido:
  • 1.484.475 nuevos contagios, un 86,3 % de los que se habían producido en los 9 meses anteriores.
  • 22.265 fallecidos, un 47,03 % de los que habían fallecido en los 9 meses anteriores.
  • 118.224 personas han tenido que ser hospitalizadas, un 59,38 % de las hospitalizaciones que se habían producido en los 9 meses anteriores.
  • 10.845 hospitalizados han tenido que pasar por las UCI’s, un 64,45% de los tuvieron que hacerlo en los 9 meses anteriores.
Es decir los 80 días de la 3ª ola de la pandemia han sido casi tan devastadores que los 9 meses anteriores de la 1ª y 2ª ola juntas.

La buena noticia es que todos los datos actuales han mejorado con respecto al inicio de la 3ª ola salvo uno. Los hospitalizados en las UCI’s. Hoy sigue habiendo 765 UCI’s ocupadas más (incremento del 35,45%) que el pasado 10 de diciembre de 2020.


Este ha sido el coste humano y social de las alegrías navideñas al que hay que añadir el desbordamiento de la Sanidad Pública y el estrés innecesario al que se ha sometido al personal sanitario durante este periodo. Además hay que tener en cuenta el coste económico que la Sanidad Pública ha tenido que soportar para atender a los 1.484.475 nuevos contagios y el coste económico de las restricciones en la actividad económica durante estos 80 días. Demasiados costes y demasiadas actitudes negligentes por parte de nuestros gobernantes.

Y si los datos de la pandemia en el conjunto de España tienen claros y oscuros. Los de la Comunidad de Madrid solo tienen oscuros. No hay ni un solo dato de Madrid, el pasado 28 de febrero de 2021, que sea mejor que los del 10 de diciembre de 2020.

En Madrid en estos 80 días se han producido:
  • 227.667 nuevos contagios, un 63,37 % de los que se habían producido en los 9 meses anteriores.
  • 2.377 fallecidos, un 20,67 % de los que habían fallecido en los 9 meses anteriores. Según la Comunidad de Madrid en este periodo se han producido 3.297 fallecimientos, con lo que el incremento de fallecimientos sería aún mayor.
  • 34.521 personas han tenido que ser hospitalizadas, un 65,08 % de las hospitalizaciones que se habían producido en los 9 meses anteriores.
  • 2.523 hospitalizados han tenido que pasar por las UCI’s, un 66,96 % de los tuvieron que hacerlo en los 9 meses anteriores.
Pero además:
  • Las camas ocupadas se han incrementado en 946, un 58,07%.
  • La ocupación de UCI’s en 265, un 86,04%.
  • La IA a 14 días continúa incrementada en 88,72 puntos, un 45,30%.
  • La IA a 7 días continúa incrementada en 41,6 puntos, un 51,61 %.
La gestión de la pandemia por parte de la Comunidad de Madrid no puede ser más nefasta. Tiene los peores datos de toda España y a pesar de ello insiste en relajar de nuevo las medidas de cara a la Semana Santa. La Muñeca Diabólica no ha aprendido nada, mejor dicho no quiere aprender nada, de las nefastas experiencias pasadas de relajamiento de las medidas en verano y Navidad. Mientras que las demás comunidades están de acuerdo con el Ministerio de Sanidad en el cierre perimetral de las autonomías y la ampliación del toque de queda, ella insiste en permitir la movilidad entre las autonomías y relajar las medidas contra la pandemia. Esta vez desde el ministerio de Sanidad se proponen medidas más duras que las permitidas en la Navidad y todo parece indicar que serán apoyadas por el resto de las autonomías en el próximo Consejo Interterritorial, con la excepción de la Comunidad de Madrid.

No se puede volver a repetir la situación de la navidades pasadas. Hay que incrementar las medidas contra la pandemia en Semana Santa y si la Comunidad de Madrid las rechaza, el Gobierno se las tienen que imponer.

Salud, República y Socialismo.


jueves, 4 de febrero de 2021

El coste de salvar la Navidad.

El empeño de nuestros gobernantes en salvar la economía de la Navidad ha tenido un alto coste para la ciudadanía.

De momento no ha costado, con respecto al mes de diciembre, 534.776 contagios más (incremento del 190,93%), 1.714 fallecidos (incremento del 29,71%), 19.871 hospitalizados (incremento del 100,9%) y 3.319 contagiados más han tenido que ser ingresados en una UCI (incremento del 18,19%). Por otro lado las camas ocupadas se incrementaron en 19.269 (167,05% de incremento) las UCI’s ocupadas subieron en 2.705 (134,04% de incremento) y la incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes ha subido 604,16 puntos (incremento del 216,25%) situándose en los peores niveles de la primera ola de la pandemia.


Y para añadir a todo esto, los más de 1.000 sanitarios que se han contagiado durante el mes de enero, con lo que han tenido que salir del sistema sanitario. Agudizando aún más la situación de saturación de nuestros hospitales. Y esto no ha acabado todavía. ¿Cuántos casos más se irán acumulando hasta alcanzar los niveles pre navidad? Cuando se haya llegado a esos niveles habremos perdido algunos meses en la lucha contra la pandemia y sabremos de verdad el coste humano que hemos pagado la ciudadanía para que nuestros gobernantes salvaran su economía de la Navidad. ¿La han salvado? Me da que no, no han salvado la economía y la ciudadanía hemos pagado un alto coste en el intento.

Se empeñaron en salvar las vacaciones del verano y nos condenaron a la segunda ola, entre la imposición de unos y la inacción de otros nos impusieron salvar la economía de la navidad y llegó la crónica anunciada, por todos los epidemiólogos, de la tercera ola. Cerraron los ojos y los oídos y nos retrajeron a las peores momentos de la pandemia.

Pero lo peor de todo es que siguen sin entender, o no lo quieren entender, cuál es la prioridad en la lucha contra la pandemia. Si la salud y la vida de la ciudadanía o la economía del país. Porque ya están soltando globos sondas sobre la posibilidad de salvar la semana santa.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails