viernes, 17 de mayo de 2019

A ver si me entiendes Pablo Iglesias

A ver, Pablo Iglesias, si soy capaz de explicarme para que  me entiendas. Si yo fuera diputado y me hubiera encontrado en un ascensor con un fascista, mi cortesía parlamentaria, por coherencia, habría sido más limitada. 

Yo seguramente no le habría escupido y me habría limitado a darle los buenos dias como persona educada que soy. Pero nada mas. Porque de lo contrario habría ofendido a los millones de mujeres que ese fascista considera ciudadanas de segunda clase, a los millones de trabajadores que piensa que hay que bajarles el salario, a la mayoría social que ve como piensa, ese fascista, bajarle los impuestos drásticamente a los poderosos y a continuación privatizar sanidad, educación, dependencia, a los millones de pensionistas a lo que reduciría y privatizaría su pensión,... Es decir eliminar lo que queda del estado del bienestar.


A mi me importa un bledo si este fascista se ha caído o no del caballo o se ha lesionado la pierna haciendo deporte. Me importa un bledo si ese fascista va al fisio o no, si se le cura la pierna o no o si tiene que ir a rastras al parlamento. Y me importa un bledo lo que le pase, porque si llegara al poder no tardaría en ilegalizar a los partidos de izquierda y perseguir y encarcelar a sus dirigentes políticos y sindicales, lo mismo que hizo Hitler en la década de los 30 del siglo pasado. A él le importaría bien poco la vida de los demás. 

Y me importa un bledo porque de lo contrario estaría ofendiendo a  los cientos de miles de republicanos que dieron su vida por defender la legítima República y la democracia y que elementos como este fascista, con el asesino Franco a la cabeza, se encargaron de eliminar.

Y yo les odio. Odio al fascismo y a los fascistas. Reivindico mi derecho a odiarlos aunque haya algún soplapollas que diga que estoy cometiendo un delito de odio. Y los odio por coherencia política que es lo que nos falta últimamente a la izquierda. Los odio porque algunos mantenemos la memoria y sabemos lo que fueron y lo que hicieron y sabemos que es lo que serían y lo que harían si tuvieran la oportunidad de llegar al poder. 

Es decir coherencia, coherencia y coherencia y de paso reflexionar sobre el porque Unidas Podemos nos hemos dejado por el camino la mitad de los votantes desde las dos últimas elecciones generales. Y no solucionarlo todo con la simpleza de "nos hubiera gustado un mejor resultado". Y a mi tener 25 años menos. 

Salud, República y Socialismo. 


6 comentarios:

Trini Altea dijo...

Que pases un buen fin de semana.

DYE dijo...

Aún se escriben bobadas de barbarie como tu artículo. ¡Tu derecho a odiar! ¡Tu derecho a odiar por razones políticas!
Y es esto, ¿en qué te diferenciarías de un fascista?

Antonio Rodriguez dijo...

Sabes en qué?, en que yo respetaría su derechos, sus libertades y su vida y ellos no. Como han demostrado allí donde han llegado al poder
Sabes lo que significa odio? pues aversión o antipatía hacia algo o alguien. Pues eso es lo que yo siento sobre el fascismo y los fascista. A ver si no voy a tener derecho a sentir aversión o antipatía hacia el fascismo. Que no vivimos en los mundos de Yupi. Listillo.

Jose Antonio García dijo...

Leo y no salgo de mi asombro.
Soy un antifranquista empedernido, pero lo vuestro no tiene desperdicio.
Vamos a ver: Hitle además de asesino fue un criminal genocida, al que nadie podrá olvidar por sus masacres de inocentes. Pero asumido esto, tu deberías asumir que tanto Lenin como Stalin, a los que veneráis los de tu ideología, fueron igual de genocidas.
Hablas de coherencia. Pues sé coherente y di como buen comunista que te pasas la democracia por los mismísimos.
El fascismo no es malo, es muy malo, pero vosotros no sois mejores, y encima os queréis hacer pasar por demócratas. "COHERENCIA, muchacho COHERENCIA"

Jose Antonio García dijo...

Antonio, vuelvo a leer y vuelvo a quedarme de piedra. En tu comentario de 19 de mayo dices que los fascistas no respetan la democracia cuando llegan al poder. Te doy toda la razón. Pero ¿y los comunistas?
¿Podrías decirme, porque no lo recuerdo, un país bajo régimen comunista, dónde se respetara la existencia de asociaciones políticas?.
Mira, Antonio, hay que ser serios. Un comunista, al igual que un fascista, ve una urna y le salen urticarias.
Se coherente y consecuente, con tu ideología, y di que al igual que odias el fascismo también odias la democracia.
Por cierto no te olvides lo de recordarme un un país con régimen comunista y democracia a la vez.

un fuerte abrazo de un demócrata, antifascista y anticomunista

RECOMENZAR dijo...

Te leo me gusta tu claridad de letras y como te expresas hombre poeta

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails