jueves, 3 de septiembre de 2009

Neruda y el barco de la esperanza

Hoy se cumplen 70 años de la llegada del carguero Winnipeg , al puerto de Valparaíso (Chile). En él, Pablo Neruda, llevó desde Francia a 2.366 exiliados republicanos españoles.

Neruda Pablo Neruda, que en 1937 fue cónsul de Chile en Barcelona y Madrid, fue conocedor de la situación de los exiliados españoles en los campos de concentración de Francia. Para paliar la situación de estos, a su regreso a Chile, convence al entonces Presidente de la republica chilena, Pedro Aguirre Cerda para fletar un barco con el que trasladar a algunos refugiados a Chile para ofrecerles una vida mejor.

Dos condiciones puso Pedro Aguirre, que no todos fueran comunistas y que hubiera profesionales de todo tipo para poder aportar conocimientos al pueblo chileno.  Tras el encargo del presidente chileno, Neruda se traslada a Francia donde adquiere un viejo carguero, el Winnipeg, que normalmente solo estaba adaptado para transportar a mas de 20 personas.

winnipeg La tarea de Neruda fue ardua no solo se trataba de adaptar el viejo carguero para que pudiese transportar al máximo numero de exiliados republicanos españoles, sino que tuvo que realizar la selección de los que tendrían el privilegio de salir de los campos de concentración franceses; dado que el numero de solicitudes superaba con creces las posibilidades de acogimiento del barco. Incluso Neruda, a espaldas del presidente chileno, embarcó mayor numero de exiliados que los acordados inicialmente.

Hoy se ha celebrado en Chile un acto institucional en la Casa de la Moneda, presidido por la presidenta Bachelet, que ha denunciado las injusticias a las que tuvieron que hacer frente los exiliados de la guerra civil española; afirmando que "Fue muy alto el costo humano de no poder convivir en la libertad y en la diversidad". Sin embargo no parece que en este país haya tenido algún reflejo el aniversario de la gesta de Neruda, parece que nuestros políticos no han tenido un hueco en su abultada agenta para rendir homenaje a una persona como el gran poeta Neruda, que con su esfuerzo consiguió sacar de los terribles campos de concentración franceses a 2.366 defensores de la legalidad republicana y llevarlos a aun país que les acogió y les dio una esperanza de futuro.

Nota:

Hay un libro de Diego Carcedo, “Neruda y el barco de la esperanza”, que narra la gesta de Neruda y la epopeya de la travesía.  Es  muy interesante leerlo.

Salud, República y Socialismo.

5 comentarios:

Selma dijo...

Qué triste y frecuente es la Amnesia...

Salvar asi a 2.366 Personas se merece no solamente un recuerdo sino más, mucho más ...

“Neruda y el barco de la esperanza”, lo apunto, Antonio, robaré tiempo al tiempo, cada vez más escaso, pero lo leeré...

Besos, Antonio.. disculpa tardanza (y pobreza) en comentarios..

severino el sordo dijo...

No sabia del hecho ,gracias por darlo a conocer,da tristeza que fuera tengan mas memoria que en nuestra propia casa,un saludo.

Carmela dijo...

Grato recordatorio y noble gesto que pone en evidencia la grandeza de Neruda.
Era el exilio o el escarnio .
El poeta lo sabía.
Sentido homenaje también a los exiliados republicanos.
Leeré " El barco de la esperanza" .
Gracias por recomendarlo.

RGAlmazán dijo...

Has hecho bien en traerlo por dos razones.
Una, porque es un acontecimiento que no debemos olvidar, ¡Gracias, Neruda!
Dos, así podemos ver la cicatería, la ingratitud, la miseria y el olvido de nuestros políticos, incapaces de recordar ese gesto que permitió una vida mucho mejor a tantos españoles.
Salud y República

Felipe Medina dijo...

Me encanta la entrda de hoy por dos motivos:

1/Nos traes,para que no quede en el olvido,un hecho de los muchos que padecieron los exiliados republicanos


2/ Al mismo tiempo,nos percatamos de la amnesia de nuestros "juglares" políticos.

Gracias,Antonio,por nuestra memoria roja.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails