sábado, 17 de mayo de 2008

El nuevo fascismo italiano

Bien empieza Berlusconi en Italia, como un elefante en una cacharrería. En el más perfecto estilo mafioso y pistoreril ha iniciado su cruzada contra la inmigración. Todo vale para cumplir su objetivo.

Los recientes asaltos a los guetos de rumanos y gitanos en Italia ponen de manifiesto cual va a ser su receta contra la inmigración ilegal, la marginación y la expulsión o la cárcel para los inmigrantes ilegales. En estos días se han producido cientos de arrestos entre los inmigrantes muchos de ellos encarcelados o metidos en lo nuevos campos de concentración impulsados por el nuevo Duce. A cientos de ellos también se les está poniendo en la frontera de Italia para expulsarlos.

La nueva política de Berlusconi va encaminada a criminalizar a los inmigrantes sin papeles. A partir de ahora inmigrante ilegal será igual a delincuente y por lo tanto será encarcelado como un delincuente más. Se pretende con estas medidas meter el miedo en el cuerpo para que los inmigrantes abandonen Italia, poco importa que estos ante la presión policial, a la que van a ser sometidos, se trasladen a otros países de la Unión Europea, lo único de que le importa al nuevo Duce es limpiar Italia de inmigrantes.

Ya se están levantando voces en la UE en contra de la nueva política italiana ante el fenómeno de le inmigración, porque esta política solo tiene un nombre: xenofobia. Y cuando, desde quienes tiene que velar por los principio democráticos y de solidaridad que marcan la normas en la UE, se potencia, en su lugar, el odio al inmigrante, se están quebrantando las reglas de juego de la UE y por tanto desde las instituciones europeas se deberían tomar medidas contra la política xenófoba de Berlusconi.

Esta ola xenófoba propiciada por Berlusconi, conduce no solo a la expulsión de todos los inmigrantes ilegales sino que, además y lo más peligroso, se esta potenciando el odio al inmigrante, al distinto y cuando esto empieza por los inmigrantes ilegales, puede terminar siendo una persecución de todo aquel que no sea descendiente de los etruscos si se sospecha que puede poner en juego el estado del bienestar y/o el empleo de los italianos con pedigrí.

O desde la UE se pone freno a la política xenófoba del nuevo Duce o Italia puede acabar en una situación de conflicto social sin retorno, y lo más peligroso es que esta situación se puede contagiar a los países de su entorno.

Salud, República y Socialismo.

9 comentarios:

RGAlmazán dijo...

D. Antonio hoy escribimos sobre el mismo tema.
Seguramente es una pose populista exagerada que no podrá mantener, pero efectivamente hay que tener cuidado. Echar la culpa a la inmigración de la delincuencia en Italia es de un cinismo extremo. ¿Qué pasa con las mafias que campan por sus fueros?

Ya veo que has vuelto de los berlines. Yo sigo en Kabila.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué dijo...

Es tremenda la postura del Duce con los sin papeles pero qué podíamos esperar de este nuevo Mussolini, a alguien le extraña ?Despues de esto arremeterá contra los homosexuales... etc..etc...
Es la extrema derecha, pura y dura.

saludos

Euphorbia dijo...

Cuesta entender que alguien como Berlusconi pueda haber llegado nuevamente al poder. Es una desgracia para todos.
Fascista asqueroso (y no me gusta insultar)

Adanero dijo...

Comparto todo lo que has escrito, desde la primera letra hasta el punto y final.
Es una postura cobarde culpar a los otros de nuestros fracasos. Si cuando no haya emigrantes los problemas siguen sin resolverse, ¿quienes serán los siguientes? Además ha ocurrido algo grave, muy grave. En algunos sitios han sido los "nativos" del lugar quienes han atacado y quemado viviendas de emigrantes. Que un gobierno criminalize a los emigrantes, mal. Pero que azuze a la población contra ellos es más que grave. Recordemos aquí hechos como los ocurridos en el Ejido.
Que se contagie a otros países no es el gran problema (que lo es), lo grave es que esté ocurriendo en un país vecino con el que compartimos multitud de políticas y leyes, y desde aquí lo veamos con un distanciamiento engañoso.
Solo te pongo un pero a lo que escribes. No estoy de acuerdo en lo de "nuevo fascismo". Esto es como cuando hablan de neo-nazis. Gran mentira. Son los nazis y los fascistas de siempre. No tienen nada de nuevos. Tal vez la imágen, pero el fondo y las maneras de actuar son los fascistas de siempre.

Un saludo.

fritus dijo...

Estoy de acuerdo con Adanero, la intolerancia siempre ha tenido la misma cara. En la peste negra del siglo XIII eran los judíos los que "envenenaban los pozos"...y la gente la emprendía con ellos en sus "guettos".Siempre va perfecto tener un chivo expiatorio de otra raza-cultura-religión que te sirva como enemigo público para distraer la atención. En ese país de mafias consolidadas, de más solera que el propio estado italiano,... como es Italia, resulta que ahora la culpa de la criminalidad es de los inmigrantes... , es mucho más fácil que abordar las causas reales de su crisis a todos los niveles.

Un abrazo

Selma dijo...

Buenas tardes Antonio,
Está consiguiendo hacer salir del ser humano los más bajos instintos de racismo, xenofobia, fascismo... Y el éxito obtenido en las urnas me duele particularmente por el aprecio que tenía por Italia...

Y me da miedo, mucho miedo el contagio, como muy bien apuntan mis predecesores en los comentarios, en época de crísis, siempre se busca un chivo expiatorio...

Un beso Antonio.

Antonio Rodriguez dijo...

Rafa
Como se va a meter con las mafias si forma parte de ellas.
Mª Eugenia
Y sobre todo con los desfavorecidos.
Euphorfia
Solo se puede entender desde la falta habitual de unidad de la izquierda.
Adanero
Que bueno leerte de nueve. Lo nuevo fascismo es una forma de hablar más políticamente correcta. En realidad todos sabemos lo que son.
Daniel
Es el recurso fácil echar la culpa de los problemas a quienes tiene menos posibilidades de defenderse
Selma
Ese es el mayor problema la facilidad con se contagian estas actitudes.
Salud República y Socialismo

Mega dijo...

En la prensa leí un comentario maravilloso de una diputada gitana del parlamento italiano. Dijo la señora respecto a Berlusconi más o menos lo siguiente:

"Se preocupa por perseguir con dureza a los débiles y de tratar con debilidad a los fuertes".
Tal cual.

Un abrazo
(Veo que has seguido con tus crónicas berlinesas. Me pongo ahora mismo a leerlas)

Antonio Rodriguez dijo...

Mega
Berlusconi tiene un modo muy peculiar de entender la política. Como si fuera su propio negocio, donde solo es bueno lo que es rentable económicamente y los emigrantes no lo son; al menos a corto plazo.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails