lunes, 12 de mayo de 2008

Morir por enamorarse

Así de triste y así de rotunda fue la historia de Rand Abdel-Qader, una estudiante iraquí de 17 años, a la que su padre asesinó para limpiar su honor por haber cometido, su hija, el delito de enamorarse de un soldado británico de Basora.

La noticia fue publicada por el diario británico The Observer hace un par de semanas y ayer por El País. El “asesinato por honor” con ser gravísimo queda anulado por la actitud de las autoridades iraquíes, que tras detenerlo fue puesto en libertad a las dos horas, jactándose el asesino de que quienes le liberaron "son hombres y saben lo que es el honor", contando a continuación a The Observer que “los agentes le dieron la enhorabuena por lo que había hecho”. El asesinato no fue cometido solo por el padre sino que tuvo la colaboración activa de los dos hijos del asesino y hermanos de la victima.

Un nuevo “crimen de honor” que casi con toda seguridad quedará impune. Pues como indica la noticia “un oficial de Basora ha denunciado que un político local ha dado dinero a Abdel-Qader ; el asesino de Rand Abdel-Qader, para que se marche unos días a Jordania hasta que la historia sea olvidada, la práctica usual en los más de 30 asesinatos por honor registrados desde enero”.

¿Y esta es la clase de democracia que el trío de las Azores quería llevar a Irak? Porque esto no tiene nada que ver con lo que entendemos los demócratas por democracia. Esto es simple y llanamente hacer retroceder el reloj de la historia muchos cientos de años. ¿Y aún siguen pensado estos genocidas que la situación de Irak es hoy mejor que con el régimen de Sadam Hussein? Hay que estar ciego e insensible para seguir manteniendo esas afirmaciones después de los que ha llovido en estos cinco años desde la invasión de Irak.

¿En nombre de que norma o dios se puede justificar el asesinato de una mujer por una cuestión de honor? Un país que ha hecho retroceder los derechos de la mujer hasta considerarla como si fuera una mercancía, es un país que no merece ser tenido respeto por la comunidad internacional y quienes apoyan ese gobierno son tan responsables de esas muertes como los propios asesinos.

La comunidad internacional no puede permanecer impasible mientras se cometen tropelías contra los derechos humanos de las mujeres y no deberían tenerse relaciones con países que continuamente atropellan los derechos humanos de las personas. No se puede practicar una política hipócrita reclamando el respeto a los derechos humanos a Cuba, sometiéndole incluso a bloqueo económico, mientras se hace la vista gorda y se apoya regimenes mucho más terroríficos que el cubano.

Ya se que es como reclamar la justicia mundial, pero es insoportable la hipocresía con que determinados estados y determinados dirigentes tratan la cuestión de los derechos humanos en el mundo.

Salud, República y Socialismo.

8 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Hay que ser fanático, además de asesino potencial, para justificar un asesinato, y más el de una hija.

Salud y República

fritus dijo...

Tremebundo y estremecedor post este, Antonio...puedes estar seguro que siempre han sido (los USA,y, en este caso sus adláteres del Reino Unido ) mucho más amigos del fanatismo religioso y del oscurantismo cultural que del desarrollo economico y social en la zona.

USA financió e hizo germinar el crecimiento del movimiento talibán durante la guerra afgano-soviética. El mismo Bin laden que hoy es su archienemigo fue durante muchos años un agente libre a sueldo de la CIA. ( a veces uno tiene la impresión de vivir en 1984 de Orwell, dónde cada dos o tres años la telepantalla y el gran hermano borraban la historia y fabricaban una nueva) O su mejor aliado en la zona, Arabia saudí, es un régimen de Monarquía feudal dónde es perfectamente legal apalizar a tu/s mujer/es en uso de el derecho de correción...son dos ejemplos que se me ocurren a botepronto, pero seguro que hay a montones.

Esa es la "extensión de la democracia" que traen en la punta de sus bayonetas. Supongo que visto lo visto en Guantanamo y Abu Graib, Occidente no está como para dar lecciones de derechos humanos.

Salud, paz y amor

m.eugènia creus-piqué dijo...

Buff ! No se que pasa Antonio, no me cogen los comentarios.Pues encuentro un horror esta historia que explicas, m ponen los pelos de punta tanta barbarie.

Selma dijo...

Terribles los fanatismos,todos, y la impunidad de crímenes, aquí y allí, y la doble moralidad de los "importadores" de democracias sui generis, y la puñetera hipocresia...

Y sí Fritus, tienes razón hay más`países, muchos más, bendecidos por Yankeelandia, donde se pisotean los más elementales derechos humanos...

Un beso Antonio.

Saiza dijo...

¡Que horror! Me parece tremendo que aun se puedan justificar estos asesinatos y que lo hagan en nombre del honor, de un dios, o de vete a saber que...y lo peor y más tremendo de todo es que no se haga nada para evitarlo y los asesinos queden impunes, y que halla gente que lo justifique diciendo que no se pueda hacer nada por que son sus religiones o costumbres.
ES ABSURDO E INTOLERABLE.

¡¡Salud, Memoria y Libertad!!
Un beso Antonio

Antonio Rodriguez dijo...

Rafa
No es un asesino potencial, si no una asesino sin más.
Daniel
Los USA dieron de comer y siguen dando a muchas serpientes venenosas si en un momento les son utiles, aunque luego se les revuelvan.
Mª Eugenia
Y a mi se sacan mi lado fanático contra el integrismo.
Selma
Por muy fanático que se sea. ¿que es lo que puede pasar por la mente de una persona para llegar a matar a su propia hija? A lo mejor es que no son personas.
Saiza
Y que gobiernos democráticos sigan mirando para otro lado o incluso avalando y justificando esas barbaridades, como los USA.
Salud, República y Socialismo

Euphorbia dijo...

Pobre chica. La mentalidad de este tipo de gente no se cambia en un día, pero al menos no debería quedar impune. Qué vergüenza.

Antonio Rodriguez dijo...

Euphorbia
No se trata solo de mentalidad, se trata sobre todo de legalidad. Si estos hechos no quedaran impunes, no habría descerebrados que hicieran estas cosas, o al menos se lo pensarían.
Sin defender a Sadam Hussein, en aquellos momentos las mujeres tenían inmensamente más derechos que actualmente y estos asesinatos no se permitían.
El trio de las Azores llevara sobre su conciencia cada uno de estos asesinatos.
Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails