lunes, 11 de enero de 2010

La cruda hipocresia de la derecha

La política es una noble función, pero que algunos de sus miembros se empeñan en desprestigiarla y pretende hacer de lo público un lugar para el beneficio propio. 

Los políticos de la derecha se pasan la vida dando lecciones de honestidad, de conductas rectas y de valores trasnochados, propios de la sociedad del siglo XIX. Pero de vez en cuando saltan a los medios de comunicación noticias que delatan que eso de predicar y dar trigo son dos cosas diferentes. 

Y si no que se lo pregunten a Iris Robinson, esposa del ministro principal del Ulster, Peter Robinson, ella misma es diputada en Westminster y en la Asamblea del Úlster. Se destaca Mrs. Robinson por ser una devotísima cristiana protestante pentecostal y miembro del Tabernáculo Metropolitano de Belfast, y es famosa por su tendencia a apelar a la Biblia para justificar su extremismo religioso y su puritanismo en las costumbres. Sus opiniones sobre el sexo le han llevado a decir que “la homosexualidad es una abominación” o, refiriéndose a  Hilary Clinton "Ninguna mujer puede aceptar lo que ella toleró a su marido cuando era presidente. Sólo estaba pensando en el futuro de su propia carrera política".

Y mientras que Mrs. Robinson predicaba con estos argumentos desde las tribunas públicas, parece que la sangre le hervía en demasía y para conseguir bajar la temperatura corporal nada mejor que un jovencito 40 años mas joven que ella, al que le agradeció su consuelo físico propiciándole mediante influencias la apertura de un café así como dos sustanciosos cheques de 27.000 euros  cada uno procedentes de constructores amigos.  Y según parece no solo encontró consuelo físico en su joven amante sino que antes ya lo había recibido del padre del chico.

La vida sexual de cada uno, siempre que no se cruce la raya del delito, es, en mi opinión, un asunto privado pero eso está reñido con lo que cada cual defiende públicamente quien apela a la religión para intentar imponer un modelo de comportamiento al conjunto de la ciudadanía, tiene que ser consecuente con ese credo. Y predicar con el ejemplo.  Pero este asunto no es solo un tema de infidelidad conyugal, es además un asunto de corrupción política dado que utilizó sus influencias políticas para agradecer los servicios sexuales de amante, por lo que es doblemente censurable la actitud de Mrs. Robinson

La diferencia de edad entre los amantes es solo un problema de ellos, pero la derecha ejemplarizadora debe ser consecuente con el modelo social y de valores que propone a la ciudadanía que quiere representar, aquí no es valido  aquello de “haz lo que yo te diga, pero no lo que me veas hacer”. Eso es simplemente hipocresía. Cuando alguien no se cansa de predicar los valores del puritanismo lo menos que se puede esperar de ella o de el es que sea consecuente con lo que está predicando.

Y esa es la triste realidad de la derecha, que nos machacan constantemente con altos valores morales, desde mi punto de vista pasados de moda, que nos quieren imponer, mientras sus vidas privadas están llenas de contradicciones e hipocresías.

Salud, República y Socialismo.

9 comentarios:

Felipe dijo...

Es la hipocresía de toda la vida.Se llenan la boca de babas y bajo cuerda si te he visto no me acuerdo.
Lo vienen haciendo desde que los parieron.
Acaso iban a cambiar ahora?
A cuento de que?


Abrazos

Freia dijo...

MI querido Antonio. Le pasa a Vd. lo que a don Rafael: pasa mucho tiempo en Rivas o en los Berlines. Si viviera Vd. aquí, en medio del cogollo pepero y derechil no se asombraría tanto.
Si siempre ha sido así...
Un abrazo y espero esas fotos nevadas que ha prometido.

Ciberculturalia dijo...

Lo malo no es que la tal madame tenga un amante y que este sea más joven. Incluso, es una opción. Es su opción. Pero como bien señalas el tema está en que publicamente anatematiza lo que ella hace en privado.
Ese es su pecado. Su único y gran pecado. La hipocresia y el doble rasero.
Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

Felipe
No van a cambiar, sobre todo porque las debilidades humanas están en todos lo sitios, aunque parece que en la derecha es una epidemia.
Paz
Mi querida condesa la capacidad de asombro no tiene limite y la derecha está dispuesta a romper todos los limites.
Y las fotos cuente con ellas.
Carmen
Lo malo no es lo que cada uno hace en su vida privada, sino las contradiciones que comete en su vida pública.
Salud, República y Socialismo

Carmela dijo...

La hipocresía atravesando la barrera del sonido.
Como siempre.
La dama Robinson tuvo que pagar por algo que ni siquiera fue amor?
Indigno!!!
Pudo haber tenido una fuerte historia con cualquiera ( sin necesidad de pagar) y el dinero darlo a quienes realmente les hace falta.
Principios y valores morales: Asignaturas pendientes.
La bajeza está en la demostración obvia:Predican lo que no practican.

RGAlmazán dijo...

Acabo de oír que ha dimitido (se ha separado del poder por un tiempo). Es lo mínimo. Y qué buena era la película del graduado y la canción de Simon y Garfunkel. Clavaito.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Carmela
La clave está en tu última frase, pretenden crean una sociedad con unos valores morales en lo que no creen pero que quieren imponer a los demás.
Rafa
Eso porque es Irlanda, si fuea en este pais dirían que es una conspiración politica.
Salud, República y Socialismo

Blog de Paco Piniella dijo...

Pensaba que Mrs Robinson era la de la la canción de Simon & Garfunkel. Fuera bromas tienes toda la razón, pero hay mucho izquierdista disfrazado que también se apunta al carro.
Salud y todo lo demás

Antonio Rodriguez dijo...

Paco
La hipocresia esta en todas partes, pero no estariamos en la izaquierda sino estuvieramos convenidos de que la moralidad es un asunto privado que no hay que imponer a nadie.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails