domingo, 24 de enero de 2010

33 aniversario de los asesinatos de Atocha

Hoy se cumplen 33 años del atentado fascista que provocó el asesinato de 4 abogados laboralistas, Javier Sauquillo, Javier Benavides, Enrique Valdelvira, Serafín Holgado y el trabajador de Telefónica, Ángel Rodríguez Leal, que había sido despedido por la empresa por su participación activa en las movilizaciones de 1976 y que culminaron con una huelga de más de 20 días. En ese cruel atentado resultaron gravemente heridos Alejandro Ruiz Huertas, Mª Dolores González, Luis Ramos y Miguel Sarabia.

victimas_atocha-2 Para mi este aniversario siempre tiene una significación especial, pues significa recordar a mi compañero de trabajo Ángel Rodríguez Leal y la lucha que se llevó a cabo un año antes en nuestra empresa, la entonces Compañía Telefónica Nacional de España. Y me recuerda además la mala jugada que le jugó el destino ese día a Ángel. Ángel había acabado su trabajo y estaba tomando unas  cervezas con unos compañeros, cuando recordó que había olvidado el Mundo Obrero en el despacho, regresó a por él y los asesinos ya estaban dentro.

El objetivo de los asesinos, además de desestabilizar el proceso democrático que se abría en España, era dar un escarmiento al líder de los huelguista del transporte por carretera, Joaquín Navarro; por suerte para él Joaquín ese día no estuvo en el despacho.

La Fundación Abogados de Atocha, dependiente de la Unión Sindical de CCOO de Madrid, premia todos los años a personas o instituciones que se distinguen por la defensa de los valores democráticos. En esta ocasión la Fundación ha premiado a  Domingo Malagón y al poeta Marcos Ana.

33 aniversario abogados de Atocha Domingo Malagón. Vecino de Parla desde 1977, año en que regresó del exilio en Francia, este veterano militante del Partido Comunista de España (PCE) fue fundamental para su organización durante décadas. Con el estallido de la Guerra Civil en 1936, las circunstancias le obligaron a pasar de pintor vocacional a convertirse en un experto falsificador de documentos. Gracias a su exquisito arte, miles de españoles y franceses cruzaron la frontera de nuestro país y se movieron por todo el mundo con pasaportes y documentos de identidad manipulados.

Marcos Ana marchó al frente al estallar la guerra civil en 1936, afiliándose a las Juventudes Socialistas Unificadas, cuando se reorganizó el ejército hubo de abandonar el campo de batalla por ser menor de edad. No pudo incorporarse definitivamente hasta 1938; participó en distintas acciones durante la batalla de Madrid, al tiempo que trabajó como comisario político del Partido Comunista. Al acabar la guerra fue detenido en Alicante pero se escapó siendo detenido de nuevo en Madrid, Condenado a muerte en dos consejos de guerra pasó en la cárcel 23 años de su vida.

Salud, República y Socialismo.

11 comentarios:

juan merino dijo...

Antonio aquellos dias fueron para mi como para muchos compañeros, dias inolvidable,la tension que se vivia y maxime en los pueblos era miedo recordatorio de la guerra civil, algo gordo iba a pasar, se veia miedo en la gente, mis padres que pasaron la guerra, estaban conmigo preocupado ya la guardia civil me habia hecho una visita a mi casa, frecuentemente se paraba en la puerta de mi casa, senti mucho los asesinato de nuestro camarada, como cualquier compañero en ese terrible crimenes, a mi forma yo hoy quiero aprovechar tus paginas para estos camaradas mi mas maxima solidaridad con nuestro compañeros, que su memoria no se olvide. salud y republica

RGAlmazán dijo...

Un sentido y merecido homenaje. Un episodio lamentable de esa España que estaba en ebullición y que pasó una época difícil y gris. Que no nos falle la memoria.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Un recuerdo necesario de un hecho terrible que puso en evidencia lo que ya se sabía por aquel entonces, que el fascismo seguía campando por las calles libremente, pero que supuso también un profundo revulsivo para la izquierda y aceleró su posición.
Los premios a Marcos Ana y a Domingo Malagón también muy acertados.
Yo he querido recordarlo también en la cabecera de mi blog
Buen domingo y un beso

Felipe dijo...

Sentido homenaje a aquellos abogados que el único crimen que cometieron fue luchar por la libertad y defensa de los trabajadores contra los criminales franquistas

¡Siempre en nuestra memoria!


Un abrazo

Grândola dijo...

Me alegra saber que sigues escribiendo y que lo sigues haciendo tan bien como siempre.

En otros países con cultura democrática, días como este estarían señalados en el calendario. En España es diferente. Hechos como este son considerados poco menos que anecdóticos mientras nos "venden" la modélica transición que con aire caballeresco, unipersonal y cargados de buenismo emprendieron el rey y Suárez.

No hay derecho.

daalla dijo...

También mi homenaje a aquellos luchadores en tiempos difíciles, armados con la palabra y con la razón. Asesinados por el odio y la sinrazón.
Salud y República

severino el sordo dijo...

Buen homenaje,hechos como este deberian estar remarcados en los libros de historia para que no se olvide el precio que se pago para ser lo que ahora somos,saludos.

salva artacho dijo...

La serenidad y el autocontrol responsable de partido comunista y de comisiones obreas, pese al dolor y la indignación por el bárbaro asesinato fascista de unos tabajadores del derecho o de un militante que en esos momentos estaba allí, permanecerán en nuestra memoria como una lección de responsabilidad política y de contribución generosa a la democracia que se avecinaba en el horizonte, digna de pasar a la historia. Salud, memoria y república

Antonio Rodriguez dijo...

Juan
Me imagino que en los pueblo pasaríais el momento con mayor tensión que en Madrid, porque la represión se siente más cercana.
Rafa
Si nos falla la memoria estamos perdidos.
Carmen
Fue uno de los momentos más difíciles de la transición, pero el PCE supo estar a las alturas y dio una lección de madurez política.
Felipe
En aquellos momentos los despachos laboralistas eran los lugares donde se organizaba la lucha por la democracia.
Grándola
La democracia no vino por el buen hacer del Borbón y Suárez, sino por el esfuerzo de miles de personar como las que asesinaron ese fatídico 24 de enero de 1977.
Me gustaría que te identificaras, porque por Grándola no te reconozco.
daalla
Por el odio, la sinrazón y por el deseo de llevarnos de nuevo a la larga noche del fascismo.
Severino
Desgraciadamente los libros de texto solo tienen palabras para elogiar al Borbón y a Suárez y no a los que verdaderamente lucharon por traer la democracia a este país.
Salva
Como le dije a Carmen en esos días el PCE y CC.OO. supieron esta a la altura de las circunstancias y dieron un ejemplo de madurez política; ojala hoy pudiéramos decir lo mismo, la izquierda estaría en mejor situación que está.
Salud, República y Socialismo

Freia dijo...

A pesar del tiempo pasado yo todavía lo recuerdo con dolor, con estupor, como un terrible broche a un mes de enero tremendamente difícil.
Y recuerdo el entierro en el que los puños en alto y el silencio sobrecogía por aquellos asesinatos execrables y vergonzosos. Por entonces tenía 19 años pero no olvidaré tampoco las asambleas en los centros de trabajo y el tremendo dolor que se vivió.
Un abrazo, Antonio. Fantástica entrada.

Nacho C. dijo...

Hace pocos días (27 de Noviembre de 2014) uno de los protagonistas del hecho histórico y de la película presentaba sus memorias en Valencia. Joaquín Navarro.

Seguro que os interesa leer el artículo y ver el vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=OgmadVYeqkc&feature=youtu.be

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2014/11/28/memorias-superviviente-asesinatos-atocha/1194336.html

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails