lunes, 5 de septiembre de 2011

No hay suficiente Valium para calmar los mercados

Antes de que entre en vigor, la pretendida reforma de la Constitución ya ha fracasado en su objetivo, calmar a los mercados. Seguro que ahora nos dirán que el objetivo no es a corto plazo sino para garantizar la compra de la deuda a largo plazo.

Los argumento con los que el PPSOE nos han vendido estos días su reforma de la Constitución han fallado antes de su puesta en práctica. El viernes el IBEX 35 caía mas de 3 puntos y hoy ha perdido un 4,69%, la tercera mayor caída del año. La prima de riego se elevaba hoy hasta los 340 puntos básicos ¿Donde está entonces esa garantía de estabilidad que nos prometían? porque ¿Que garantía puede generar de inmediato, algo que no entrará en vigor hasta el 2020?

Se rumorea que todo ha sido consecuencia de las amenazas de intervención de la economía española por parte de la UE y Zapatero parece que no ha querido pagar el precio de ser el presidente bajo cuyo mandato se intervino nuestra economía. Lo insinuaba esta mañana Rubalcaba y también Toxo y Méndez esta tarde. Yo dudo de estas razones, a no ser que el BCE nos chantajeara con no comprar deuda española y dejar caer la economía española.

De lo que no hay duda  es que la decisión de Zapatero fue tomada tras la reunión de este con Merkel y Sarkozy. A pesar de ello siguen sin ser entendible las prisas por modificar algo que no tendrá efectividad hasta el 2020. Tampoco parece que lo entendía Rubalcaba, aunque se haya tragado el sapo en aras de no se sabe que beneficio para el estado español. Solo Alemana ha incluido en su constitución una modificación parecida a la nuestra, pero después de tres años de debate.

Se equivocan Zapatero, Rajoy y todos aquellos que piensan que los mercados se contentan cediendo a las presiones de sus demandas. Los mercados, como cualquiera otra organización, no se van a contentar mientras vean que los gobiernos ceden una y otra vez a sus continuas imposiciones. Los mercados solo cederán en su presiones cuando desde la política se les impongan nuevas normas de funcionamiento. Pero eso no es posible conseguirlo unilateralmente, es la comunidad internacional quien tiene que imponerles las nuevas normas. 

Mientras tanto solo nos queda mostrar nuestro mas enérgico rechazo a una modificación de nuestra constitución, que solo va a tener como consecuencias el deterioro de nuestro exiguo estado del bienestar.

Todos a la manifestación contra la reforma constitucional.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

soylauraO dijo...

¿Sabe cómo se calman los mercados? Pues, sin comprar, dígale no a la tarjeta de crédito. Cenen, solidariamente, pan y té, como en la postguerra, a ver cuánto duran las pretensiones de los usureros.
El pueblo es Soberano, solo hay que organizarse y dejar de lado el miedo a los números inventados.
Aquí ya pasó todo eso y nadie vino a parar la olla del trabajador, ni de las pequeñas empresas.

¡BUENA SALUD!! o se aguanta o revientan, aquí fue igual

http://enfugayremolino.blogspot.com 

pena dijo...

Su objetivo, atemorizarnos para despues esclavizarnos y...con la ayuda de tant@ miserable lo van a conseguir.

mariajesusparadela dijo...

Ay, peseta, cuáanto te echo de menos!
La devaluábamos y vendíamos hasta la ropa sucia. Entramos a Europa y los franceses tiran nuestros camiones de fruta...yo entiendo yo demasiado, no.
Creo que podrímos volver al sector primario y aprovechar todo lo que ahora se tira. No hay hambre en la aldea, solamente hay falta de maquinaria y especialistas racionales. Pero, ya lo veis: el rural despoblado y el hambre en la ciudad. La gente prefiere los restos caducados de un contenedor de super a las frutas que hay por los caminos aldeanos, debajo de los árboles.
Y comer el dinero (que ni siquiera es papel) de la bolsa.
Cada vez entiendo menos.

Paco Piniella dijo...

No se puede decir mejor ni más claro.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails