jueves, 1 de octubre de 2009

Los exabruptos de la derecha

Cuando se ha dado vía libre al debate parlamentario de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, de nuevo la derecha aliada con la jerarquía de la iglesia católica prepara la batalla frontal contra en proyecto de ley.

aborto2 Y entre la derecha hay quienes se lanzan a la cruzada con exabruptos y la palma, de momento, se la lleva el vicepresidente primero del Grupo Popular Europeo (PPE) y líder del PP en el Europarlamento, Jaime Mayor Oreja. Este personaje representante de los más rancio de todas las derechas opina que el aborto "no puede ser nunca un derecho y una democracia que lo acepte así se está introduciendo en una pendiente suicida".

Vaya concepto que tiene este siniestro personaje de las democracias europeas, por poner un caso. Según él Francia, el Reino Unido, Alemania, Holanda, Dinamarca, Suecia, etc. son una democracias decadentes y en vías de extinción. Democracias con siglos de tradición, con estándares sociales superiores a los que disfrutamos en este país resulta que  “están en una pendiente suicida”, al borde del colapso.  ¿Que pensarán los parlamentarios europeos de esos países suicidados cuando vean en el Parlamente Europeo a semejante tipejo"? Países con larga tradición de defensa de los derechos de las mujeres y con leyes que garantizan el derecho de las mujeres a una sexualidad libre y al derecho a poder interrumpir un embarazo no deseado con plenas garantías. 

Poco se acordó Mayor Oreja o el P.P. en los ocho años de gobierno de Aznar de cuestionar la actual ley del aborto, una ley que no da garantías a la mujeres ante la decisión de abortar  y que las sitúa al borde de la ley 

Es ahora cuando se las pretende dar seguridad jurídica, de igual manera que la hay en esos países suicidados, es cuando levantan la voz junto con lo más retrogrado de la iglesia católica, para que la mujer siga estando en ese limbo judicial, sigua con el miedo en el cuerpo cuando se vea en la necesidad de tomar una decisión  que seguro ninguna desearía tener que tomar.

Pero mal que le pese a Mayor Oreja, a la extrema derecha del P.P. y a los retrógrados de la jerarquía de la iglesia católica, este país pasará pronto a formar parte de esos países suicidados y el aborto será un derecho de todas las mujeres que vivan en España.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

Adanero dijo...

A mí Jaime Mayor Oreja siempre me ha parecido un tipo tan mediocre y poco llamativo (políticamente hablando), que me da la impresión que es de esos que de vez en cuando tienen que soltar alguna animalada para llamar la atención y para que la gente sepa que está ahí.
A ver cómo le explica a sus colegas franceses, británicos, alemanes, holandeses, daneses, suecos del Partido Popular Europeo, eso de las democracias decadentes.

Un saludo.

Carmen dijo...

Tu pones el acento Antonio. Estos impresentables populares porque no modificaron la ley del aborto en los ocho años que lamentablemente tuvimos que sufriles en el Gobierno. Su desfachatez e hipocresía hablan por si solas.
Un beso

RGAlmazán dijo...

Efectivamente es un mediocre. Vaya herencia que nos quería dejar Chemita Aznar, éste era uno de los candidatos a sucederle, luego se pasó a Rajoy, menos franquista pero igual de bobo.
En fin, seguro que en Europa tiene otro discurso, ya sabemos de la hipocresía de estos indidivuos.

Salud y República

Euphorbia dijo...

"suicidar la democracia", menudo concepto... aunque a algunos de ellos ya les parecería bien el suicidio o incluso el homicidio directo.

Cuando se quiere imponer una opinión hay que exagerar al máximo, ir a por todas y alguien picará el anzuelo. Es lo que tiene la falta de argumentos mezclada con el afán de imposición.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails