miércoles, 28 de octubre de 2009

¿Por qué molesta la elección de candidatos/as en IU

Llevaba días dándole la vuelta sobre si opinar sobre este tema o no, dado que llevo mucho tiempo sin participar en la vida interna de IU. Al final he pensado que mi opinión es tan valida como la de cualquier otro militante activo.

iucm Parece que próximamente se va a empezar el debate para la elección de los o las cabezas de lista para las próximas elecciones autonómicas y municipales en Madrid. Y esto que debería ser un proceso normal en cualquier organización política, se convierte en IU en un rifirrafe público donde determinados medios de comunicación no solo son  notarios de lo que ocurre en el interno de la organización sino que también se erigen en jueces y parte del proceso de elección.

Me ha sorprendido que desde el Grupo Prisa y desde Público se empiece a cuestionar un hipotético resultado que todavía no se ha producido, porque IU tiene el derecho de elegir a sus representantes en la forma democrática que considere adecuada, y muchas organizaciones podrían tomar ejemplo de como se hace en IU. Y el más valido o la más valida será  el o la que al final del proceso sea elegido por los órganos competentes de IU y no el o la  designado/a por una parte de los medios de comunicación. Sobre todo cuando se pretende enturbiar desde algún medio un proceso que está solo en sus inicios. Porque no es cierto lo que dice Público. Ni Virginia Díaz ni Inés Sabanés ganaron las primarias en Madrid en 2006, sino que lo hicieron Ángel Pérez y Gregorio Gordo, para el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid; con la salvedad de que en el caso de Ángel Pérez fue elegido por los militantes de toda la Comunidad de Madrid y no de Madrid ciudad exclusivamente, lo que dio motivo a la impugnación de Virginia Díaz. Otra cosa son las componendas que llevaron a que finalmente Sabanés y Pérez fueran los carteles electorales electorales de IU en Madrid y en el caso de la primera tuvo mucho que ver el esfuerzo mediático del Grupo Prisa.

Por tanto tan valido es Gregorio Gordo como Inés Sabanés como candidatos a la Comunidad de Madrid, la una porque ha demostrado su valía y el otro porque tiene derecho a poder demostrar que lo puede hacer igual o mejor que otro u otra. Ningún dirigente político tenía la suficiente experiencia la primera vez que accedió a un cargo público, solamente el trabajo en la institución pudo hacer demostrar su valía o no. En mi opinión se debe permitir realizar el proceso electoral  en la forma que estipulen los árganos competentes de IU, de acuerdo a lo establecido en nuestros estatutos y sin injerencias externas de los medios de comunicación. Por supuesto que lo ideal sería que esta elección se realizara por medio de elecciones primarias donde pudieran participar los simpatizantes de IU debidamente censados. Y como dice el refrán: “A quien Dios se la de San Pedro se lo bendiga”, aunque muchos seamos ateos.

Para mi el verdadero problema no está en la forma de elección de nuestros candidatos sino en las múltiples formas que unos y otros (da igual la corriente interna a la que pertenezcan) buscan para saltarse la limitación de mandatos que contemplan nuestros estatutos. Porque no se corresponde lo que se defiende en los debates asamblearios con la plasmación practica de los acuerdos alcanzados. A la hora de elegir candidatos/as para las instituciones se buscan múltiples excusas para poder ser reelegido/a nuevamente, “es que no hay nadie que me sustituya”, “es que llevo tres mandatos de concejal y ahora me presento de Alcalde y se empieza a contar de nuevo”, “es que me voy de concejal de mi pueblo a candidato a la comunidad”, “es que me voy de la Comunidad al Parlamento Nacional”,  “es que me voy del Parlamento Nacional al ayuntamiento de mi ciudad” y así un largo etcétera. Cuando uno defiende con vehemencia en los congresos, una forma de hacer política, luego no se pueden buscar escusas para que no se aplique en nuestro particular caso. La renovación no es una palabra que se deba utilizar para quedar bien sino para llevarla a la practica, incluso cuando le toca a uno mismo. No hay nada más que ver las personas que componen los órganos de dirección, a todos los niveles para comprobar que la renovación solo existe en los documentos. Y esto es valido para todas las corrientes internas, porque al final todas hacen lo mismo.

En definitiva IU tiene el derecho a elegir sus candidatos sin injerencia externa alguna, mediante la participación de la militancia establecida en los estatutos, pero siendo todos coherentes del modelo de organización que se defiende en los congresos y aceptando que las decisiones democráticamente tomadas vinculan a todos y todas. Es el juego de las mayorías y las minorías que democráticamente hemos aceptado.

Salud, República y Socialismo

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Estamos en el punto de mira, está claro, se dedican a ignorarnos sistemáticamente en los medios de comunicación salvo para denunciar nuevos conflictos, posturas o acuerdos con otros grupos por muy sensatos que sean – Si los acuerdos son entre PPSOE entra dentro de la lógica de gobierno, claro, como no…. - y para recordarnos una y otra vez cuan inútiles son los esfuerzos y planteamientos de esta formación tan incómoda para los intereses de los dos grandes partidos y de las empresas de comunicación que, curiosamente suelen ir de la mano más de lo que debiera de ser habitual, por higiene…
Tendremos que hacernos fuertes, piña y pensar que aunque pocos, juntos es la única oportunidad que nos queda para sobrevivir políticamente y merece mucho el esfuerzo…. o resistimos, o ellos son los que vencen.
Salud.

Felipe dijo...

Considero que toda la militancia de IU es la que debe elegir a sus futuros representantes en las Administraciones Públicas caso de ser elegidos.

Si se produce la ingerencia externa es porque verdaderamente se está claudicando y se le está quitando la voz y voto a la militancia.

Esto puede ocurrir en IU y en el resto de formaciones políticas.

La militancia debe defender sus derechos con uñas y dientes ante los órganos de las formaciones políticas.

Hacer dejación de ello es hacer dejación de su responsabilidad y compromiso con un determinado proyecto político.

Puede ser muy teórico lo que diga.Sin embargo,va siendo hora ya de decirle a los órganos directivos que no y que éstos deben ser los primeros en defender los derechos y deberos de todo militante.

Otra cosa es la 'intriga palaciega' que desgraciadamente se produce.

Abrazos

rafa hortaleza dijo...

muy intesante post. Saludos!

Anónimo dijo...

De verdad crees que una organización como ésta, al borde la desaparición y con Rosa Díez llamando a la puerta de la Asamblea, puede prescindir de Sabanés?. ¿Por qué criticamos a los medios, qué somos masones, que toman decisiones al margen de la sociedad a la que dicen representar?.

Ciberculturalia dijo...

Para serte sincera no he seguido la polémica muy de cerca aunque si la he visto. Sin ser de IU pero si cercana ideológicamente, es cierto que Inés Sabanés se ha ganado el respeto y yo te diría que también la admiración de muchos madrileños que vemos por cierto empobrecida de una manera profunda la vida política de nuestra comunidad. La verdad es que a mi me gusta esa mujer que siempre con coraje se ha enfrentado a la oposición y ha dicho y hecho cosas para frenar a los peperos que no han dicho ni hecho los socialistas.
Pero leyéndote no tengo más remedio que dar la razón a tu planteamiento y que la renovación en los partidos, si se hace de forma democrática, no solo es válida sino que también es totalmente necesaria.
En fin, ahora seguiré con atención el tema.
Me has dejado pensativa
Un beso

RGAlmazán dijo...

No discuto que ninguno de los dos candidatos sean válidos. Y desde luego tú sabes que yo he sido un defensor abierto --me has oído, directamente en, al menos una asamblea-- de la defensa de la renovación de los cargos.
Pero tu razonamiento de que habiendo sido dos legislaturas cargo público, uno no podría presentarse a otro es absolutamente incumplible. Yo lo entiendo en el mismo puesto. Por ejemplo una persona no debería ser concejal o diputado tres legislaturas, pero si la tercera el concejal opta a ser alcalde o el diputado a ser Presidente, creo que es lícito y además bueno pues lleva acumulado su experiencia en puestos anteriores. Si aplicáramos tu baremo, no quedaban de los cargos, incluídos los de IU, casi nadie. Me parece que hay que renovarse pero yo entiendo por renovación que haya un nuevo presidente del gobierno, después de dos legislaturas, aunque éste haya sido dos veces diputados.
De tu manera, no se salva ni Cayo Lara, que ha sido cuatro legislaturas alcalde de su pueblo
y ahora será el candidato a Presidente del Gobierno.
Y por último, sí, a las primarias porque si no, ¿de qué refundación estamos hablando?
En principio, la agenda para la elección de candidatos que ha sacado IUCM no lo contempla.

Salud y República

severino el sordo dijo...

Desde Aragon ,no estamos muy al corriente de las cosas de la corte,pero muchas veces todas esas criticas y luchas en la democratica renovacion de los partidos,mas bien parecen un "quitate tu para ponerme yo" lo que no favorece mucho a la imagen de union de la izquierda y mucho menos a los resultados electorales de esta que al fin es lo que cuenta,saludos.

Baron von Übel dijo...

vale...pero...¿qué hay de lo mio?

Antonio Rodriguez dijo...

Felipe
La participación de la militancia es uno de los elementos que nos diferencia de otras formaciones políticas, pero ya ha habido ocasiones que cuando los resultados no gustan a determinados medios de comunicación, se acusa, desde fuera, de imposiciones de la mayoría sobre la minoría.
Rafa
Gracias por tu opinión.
Carmen
El problema que se plantea es que detrás de las personas hay distintas maneras de ver un determinado proyecto político, y sobre eso se forman posiciones que tienen mayor o menor respaldo entre los afiliados y a la larga los afiliados se decantan por las personas que defienden un proyecto afín, independientemente de la valía o no de las personas.
Rafa
Yo no planteo estrictamente la limitación de exclusivamente dos mandatos pero si concretar más ese tema en nuestro estatutos, porque si no es un verdadero coladero para que determinadas personas se perpetúen en los cargos públicos saltando de uno a otro.
Yo desconozco que no se contemplen las primarias en el proceso de elección de candidatos, pero si es así contaran con mi rechazo.
Severino
Yo creo que la lucha por el poder y por el acceso a los cargos públicos es totalmente si se hace desde la lealtad al proyecto político.
Salud, República y Socialismo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Antonio, todavía estoy fastidiada, solo quiero dejarte un saludo. Hasta pronto.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails