domingo, 16 de agosto de 2009

Preguntas sin respuesta

Cada día es más habitual  asistir a comparecencias de políticos, que se reducen a la lectura de un comunicado sin posibilidad de realizar preguntas.

microdn Lo que antes era excepcional, para temas muy concretos, se está convirtiendo en algo de carácter cotidiano. Esta mala practica la han realizado políticos de casi todas las tendencias, pero en estos momentos son los políticos del P.P., desde el inicio de la trama de corrupción Gurtel, los que usan y abusan de esta modalidad de comparecencias. Camps ha sido el político del P.P. que ha llevado este tipo de comparecencias a los limites más descabellados al presentar un video como alternativa a la comparecencia.

Este modo de actuar atenta contra el derecho de la ciudadanía a la información y en cierto modo son los propio periodistas y/o los editores de los periódicos los responsables de esta situación; al permitir que de manera sistemáticas los políticos eludan la obligación que tienen de responder de sus actos ante el electorado.

Es notorio que cuando un partido político tiene una situación conflictiva es más propenso a realizar este tipo de actuaciones, porque la respuesta a determinadas preguntas puede generar más problemas que soluciones, tal como esta sucediendo desde que el P.P. se está viendo involucrado en continuos casos de corrupción política.

Ahora el dilema que se presenta es sobre la actitud que debería tener la prensa antes estas comparecencias sin preguntas. Para mi la respuesta es sencilla, no se debería hacer el juego a los políticos que desprecian el derecho a la información de las ciudadanía. Los editores y los periodistas no deberían acudir a las ruedas de prensa en la que se manifieste la intención de no responder a preguntas posteriores. Los editores y los periodistas se deben a sus lectores y el derecho a la información tienen que estar por encima de la imposición del silencio de determinados políticos. No obstante también seria muy fácil responder con esa misma moneda a los políticos irrespetuosos con la prensa y la ciudadanía, bastaría con que en este tipo de comparecencia los periodistas dejaran cámaras y grabadoras en automático y abanderaran la sala de prensa mientras el político hace su disertación en solitario.

En definitiva la solución del problema está en manos de editores y periodistas con una actitud de firmeza ante el desprecio de unos políticos que son incapaces de responder, ante la opinión pública, de sus propias responsabilidades

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

Felipe Medina dijo...

Existe una responsabilidad de los medios de comunicación ante los ciudadanos,cual es la de informar objetivamente de los hechos que se producen a diario en todas las esferas de la vida.

Existe una conexión fuertemente custodiada entre información y ciudadanía.

El dereho a la libre información, objetiva y veraz, está recogido en los derechos fundamentales de nuestra Carta Magna.

Ante actitudes como la que está llevando en estos momentos el PP,o la que en el futuro pudiesen llevar otros partidos políticos,los periodistas con el apoyo de sus empresas editoriales deberían cuestionarse si no están siendo ninguneados y esclavizando el propio derecho a la información pública,objetiva y veraz.

El nexo información-ciudadanía en estos momentos,queda roto por la actitud del PP.

Las editoriales periodísticas deberían denunciar esta labor obstrucionista del derecho a la
información y adoptar las medidas más adecuadas frente a la actitud del Partido Popular,ya que le está siendo negado a la ciudadanía un derecho constitucional que tiene su sustento en el propio sistema democrático.

Salud,República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

Ya escribí sobre ello. Me parece vergonzoso que se presten a hacer el juego a quien no es capaz de responder preguntas.
La solución es la que dices, debería tomarse desde la Asociación de la Prensa y consite en no asistir, si no se asegura que se van a contestar preguntas.
Si no, que manden el vídeo (como ya han hecho en ocasiones) y que de acuerdo con la importancia de la noticia, se publique ésta o no. Pero nada de tomaduras de pelo, ir a una rueda de prensa que es un monólogo.
Por cierto también hay quien amenaza a periodistas, como pudimos ver al jefe de prensa del Ministro de Trabajo. A esta gente directamente un boicot hasta que pida disculpas.
La prensa si quiere ser digna ha de ganárselo. Si no, se puede pensar que son unos paniaguados del poder.

Salud y República

__MARÍA__ dijo...

Justo cuando estaba leyendo tu post, pensé que una solución sería que los periódicos dejaran de enviar a esas comparecencias a sus redactores, y así es como tú acabas.
Pues sí, esta tomadura de pelo está en manos de las redacciones varias.

Besos

Antonio Rodriguez dijo...

Felipe...
Los partidos politicos, en este caso el P.P. tienen pánico a lo que no controlan y en estos momentos las preguntas pueden resultar muy incomodas, pero a pesar de ello los periodistas no deberían pasar por esa imposición.
Rafa
Yo creo que en cuanto hubiera un plante de periodistas se acabaría el problema, porque el silencio informativo es lo peor que le puede suceder a una formación política.
María
Tienes razón. La solución a este problema la tienen los propios periodistas y editores, pero no se porque extraña razón no ponen en práctica ninguna medida.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails