lunes, 14 de julio de 2008

Liberté, égalité et fraternité

Hoy 14 de julio es el día nacional francés, es el día en que se conmemora la toma de la prisión de La Bastilla en Paris y que dio comienzo a la Revolución Francesa.

La Revolución Francesa, que se desarrollo entre los años 1789 y 1799 fue un proceso de lucha política y social que tuvo como consecuencia el fin de la monarquía absoluta y la proclamación de la República. La Revolución Francesa fue una revolución burguesa que consiguió poner fin al régimen feudal imperante hasta entonces y sentar las bases de lo que posteriormente fueron los principios de las democracias parlamentarias.

Parece que no corren buenos vientos para las revoluciones, ya que desde los más diversos lugares se tratan de denostar sus logros. La revolución francesa, al igual que el mayo francés, como otras muchas revoluciones, contribuyeron a cambiar el estatus social existente en su momento, posibilitando que las capas más desfavorecidas de la sociedad pudieran alcanzar cotas de desarrollo político y social que no hubieran sido posibles sin esas revoluciones. Y su ejemplo ha servido para seguir luchando contra las injusticias sociales. Donde haya injusticia social, tarde o temprano habrá una revolución.

Como no quiero dar lecciones a nadie, solo recordar un hecho que cambió la vida de millones de personas, os dejo con La Marsellesa en la versión de Edith Piaf.

En especial dedicada a Selma. ¡Felicidades Selma!


Si no funciona pinchar aqui

Salud, República y Socialismo.

6 comentarios:

Freia dijo...

Para mí la revolución francesa, seguirá siendo la gran revolución (probablemente junto con la neolítica).

Me encanta esta versión de la Marsellesa. Me pone los pelillos de punta aún más que las otras... que ya es.
Me ha encantado la dedicatoria a Selma.
¡Salud, república y socialismo!
Un abrazo Antonio

Selma dijo...

Me ha emocionado sobremanera que me dediques "esta" Marsellesa, más auténtica sín lugar a dudas que la que están ensuciando Los Sarko y sobre todo los Le Pen.

Un beso muy muy cariñoso y Republicano Antonio! GRACÍAS!

Antonio Rodriguez dijo...

Freia
La revolución francesa será siempre LA REVOLUCION con mayúsculas, aunque luego se frustrara pero algunos de sus cambios fueron ya irreversibles.
Selma
¿A quien si no podía dedicar la Marsellesa?
Hay dirigentes políticos que tienen alergia a cualquier avance social.
Salud, República y Socialismo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Antonio, disculpa que no te visite con más frecuencia como antes pero es que voy de pompis y ya sabes que el recorrido por los blogs amigos y los comentarios a cada uno llevan muchas horas.Sobre la Revolución francesa.te diré que fué un gran paso adelante para las libertades,Piaf me encanta, te dejo tengo que irme corriendo.

fritus dijo...

Don Antonio, Selma, Freia o su mayordomo, parroquianos todos...la marsellesa debería ser el himno nacional del mundo entero, y no sólo francés...a mí personalmente me pone el vello como escarpias y desgradacaidamente "el estandarte sangriento de la tiranía" sigue alzado, lo vemos cada día en las noticias.

Un abrazo a todos.

Antonio Rodriguez dijo...

Mª Eugenia
Ya veo que tienes siempre muchos comentarios que contestar. La revolución francesa fue el comienzo de una nueva era.
Daniel
Estoy de acuerdo con VD en lo que respecta al himno pero sin menoscabo del La Internacional.
Quedan todavía muchas revoluciones pendientes en el mundo.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails