viernes, 4 de abril de 2008

Martin Luther King, 40 años después de su asesinato

Hoy se han cumplido cuarenta años desde que James Earl Ray asesinara a Martin Luther King, defensor de los derechos humanos de los negros en EE.UU y contra la segregación de los mismos en la sociedad americana.

Martin Luther King pastor baptista, al igual que su padre y su abuelo, en Montgomery y allí se inició en la lucha contra el segregacionismos imperante en los EE.UU. y en la defensa de los derechos humanos y civiles de los negros americanos. Fue un hecho ajeno a él mismo lo que motivo su inicio en la lucha por los derechos civiles de los negros.

Fue un 1 de diciembre de 1955 cuando Rosa Parks cogió el autobús de vuelta a casa y se sentó en uno de los asiento reservado a los blancos, siendo conminada por el conductor a que se levantara y cediera su asiento a un blanco que estaba de pie. Su negativa le valió una detención y posterior condena carcelaria.

Este hecho motivó un boicoteo al sistema segregacionista en los autobuses de la ciudad. Fue E. D. Nixón quien pidió a Martin Luther King que se uniera al movimiento de boicoteo y comenzó su andadura como defensor de los derechos civiles de los negros americanos y su liderazgo al frente del movimiento de boicot que duró 13 meses. Al final de proceso el Tribunal Supremo de Montgomery declaró ilegal la política de segregación racial en los autobuses.

Aunque a partir de entonces no fue fácil la lucha por la igualdad racial, Martin Luther King consiguió nuevas victorias que significaron la conquistas de importantes derechos de la minoría negra de los EE.UU. como la firma del Acta de los Derechos Civiles en julio de 1964, con la que se prohíbo la discriminación en el trabajo por razón de raza o de género y los trabajadores negros y las mujeres pudieron rechazar el tratamiento de segunda clase que se les daba en muchas empresa. Un año después vino otra gran victoria al conseguir del derecho al voto para los negros.
Su lucha le valió para que el 14 de octubre de 1964, fuera el ganador más joven del Premio Nobel de la Paz, el cual le fue entregado por liderar la resistencia no violenta al fin de los prejuicios raciales en los Estados Unidos. A pesar de su actitud de no violencia, su trayectoria no estuvo exenta de la violencia de quienes seguían pensando en la segregación racial y la discriminación civil de los negros. Hasta que el 4 de abril de 1968 fue finalmente asesinado.

Hoy cuarenta años después de su asesinato, muchas cosas han cambiado en los EE.UU. aunque a pesar de ello los negros siguen siendo la parte de la sociedad mas discriminada de EE.UU. Según datos oficiales, un 22,7% de los negros vive por debajo del umbral de pobreza, frente a un 11,7% entre los blancos (la diferencia, en todo caso, era de un 50,5% frente a un 19,5% en 1963.

Asimismo, un informe presentado el año pasado por más de 200 organizaciones de Derechos Humanos ante la ONU acusó al Gobierno de George W. Bush de no haber actuado contra la desigualdad racial en cuestiones como el derecho al voto, la salud, la vivienda y la educación y en lo referente a la brutalidad policial y a la aplicación de la justicia penal. Por ejemplo, según el estudio, las mujeres estadounidenses negras tienen "casi cuatro veces" más probabilidades que las blancas de fallecer en el parto y 24 veces más probabilidades de infectarse con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), unos datos que las ONG relacionan con el alto porcentaje de mujeres de color sin seguridad social.

El informe también denunciaba la desigualdad racial a la hora de recibir una educación de calidad, medio siglo después de que el Tribunal Supremo estableciera la igualdad de razas en el sistema de enseñanza, y aseguraba que los estadounidenses de origen africano y latinoamericano frecuentemente sufren discriminación a la hora de alquilar o comprar una casa. El estudio destacaba también "la brutalidad policial" y "las experiencias negativas" de las minorías raciales en el sistema de justicia penal. En este sentido, Amnistía Internacional denunció recientemente que mientras la comunidad negra supone poco más del 12 por ciento de la población de Estados Unidos, el 40% de los condenados a muerte pertenecen a esta raza.

Posiblemente sin Martin Luther King la situación de los negros americanos sería hoy diferente y seguro que la posibilidad real de que un negro, Obama, pudiera llegar a la Presidencia de los EE.UU. inimaginable. Esperemos que al final venza el raciocinio y lo que hoy puede ser una esperanza, no se convierta en una desilusión por la actuales luchas intestinas en el seno del Partido Demócrata de los EE.UU.

Salud, República y Socialismo.

9 comentarios:

Selma dijo...

"I have a dream"... Tenía un sueño y segaron su vida, se ha progresado.. algo, pero cuanto camino queda aún por recorrer, recuerdo las últimas inundaciones de New Orleans, y lo desemparados que quedaron, los que sobrevivieron, sus habitantes en su mayoría afroamericanos, queda mucho por hacer... Mucho... I have this dream also!

Un beso Antonio.

Antonio Rodriguez dijo...

Selma
Llevas rayon lo de Nueva Orleans fue tremendo. Como la inmensa mazoria de los afectados eran negro, Bush los abandono a su suerte.Todavia haz que cambiar mucho en los USA
Un beso desde Berlin
SAlud, Republicaz Socialismo

Selma dijo...

He leído bien? Desde Berlín??

Du bist ein Berliner...

Euphorbia dijo...

Hay mucho por hacer todavía y a pesar de que un negro pueda llegar a candidato, ya veremos si le dejan llegar a presidente.
El partido demócrata está arriesgando mucho, sus opciones son un negro o una mujer. Ya veremos qué pasa.

RGAlmazán dijo...

D. Antonio, ¡Qué barbaridad! ahora se ha convertido usted en nuestro corresponsal berlinés.
Pues sí, es mucho lo que debemos a M.L.King. Fue una de esas pocas figuras excepcionales que nacen para cambiar el mundo, y en parte lo consiguen

Un gran tipo con unos objetivos loables.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Selma
I am sorry I dont speak German only a bit of English.
Euphorbia
El problema es la lucha intestinas de los candidatos
Rafa
La minoria negra de EEUU de debe mucho a Martin Luther King
Salud, Republicca z Socialismo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me acuerdo perfectamente del asesinato de M.L.King.
Desdes luego que ha sido para llorar lo que han pasado los negros en USA, y lo que todavía les falta aunque algo han mejorado.Muchos de ellos deben guardar un rencor tremendo a los blancos, es una pena que el mundo funcione de esta manera.

Tanhäuser dijo...

Cuántos como él nos hacen falta todavía, ¿verdad?
Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

M° Eugenia
La pena es que en el mal llamado país de la libertad continúe habiendo discriminaciones tan evidentes.
Tanhäuser
La verdad es que la izquierda esté tan huérfana de líderes carismáticos, y cuando sale uno rápidamente es absorbido por el “voto útil”.
Un abrazo
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails