domingo, 20 de abril de 2008

Fototerapia (6) Assilah

He dejado para el final una pequeña y bella ciudad marítima que mira al océano Atlántico. Se llama Assilah.

Assilah es una ciudad rodeada de murallas con vistas al mar, pero que mantiene el colorido blanco y azul de Chauen, aunque menos intenso. Me sorprendió la limpieza de sus calles. En esta época (finales de febrero) no bulliciosa, pero que según parece se pone un poco agobiante en verano.

Su calles no angustian con la tiendas, aunque encontraremos tiendas dedicadas al comercio de la piel, fundamentalmente carteras y babuchas, y talleres de artesanía de madera, muebles pintados con esos azules tan característicos de toda la zona.

Comer en Assilah es sumamente barato, comimos seis personas por 24 euros, comida tradicional marroquí. Aunque también se puede visitar “Casa Paco”, donde se dice que se puede comer un excelente marismo a precio muy asequible, así como también una estupenda paella de marisco.

Estas han sido mis impresiones sobre la ciudad y esto es un poco de su historia:

ASSILAH es una ciudad de 25.000 habitantes al borde del océano Atlántico 45 km al sur de Tanger.

La ciudad, hoy en día, es conocida principalmente debido a sus largas playas de fina arena, sus festivales culturales internacionales en el mes de agosto y su Universidad y su Foro Cultural Árabe – Africano.

Las murallas que rodean la ciudad fueron construidas en el siglo XV por el monarca portugués Alfonso V, de quien aún se puede observar su escudo en una de las torres.

La presencia española se manifiesta en la arquitectura y el urbanismo de la nueva ciudad, mientras que la medina representa la típica arquitectura de la zona.

Dentro del centro histórico, lo más llamativo es la medina con sus casas blancas. Algunas decoradas con pinturas murales. En la medina se conservan algunos edificios de la época del protectorado, como las escuelas de Sidi Mohamed Ali Marzok y la medersa coránica. Junto al mar destacan el cementerio musulmán y el mausoleo de Sidi Ahmed El Mansur.

El puerto tiene uso tanto turístico como pesquero. Muchas de las casas de la medina se han comenzado a alquilar a turistas o son propiedad de extranjeros. Con la pesca y el turismo, la ciudad tiene sus principales ingresos económicos. Assilah esta en la ruta del legado andalusí, al proseguir la carretera nacional de Tánger hacia Larache.

Bueno con esto acaba la descripción de mi viaje a Tánger y sus alrededores. La próxima semana continuaré con algo de mi colección de fotografías. A ver si os sorprendo.

Salud, República y Socialismo.

8 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Que bonitos todos los paises árabes, soy una enamorada de ellos,las fotos preciosas como siempre Antonio.

RGAlmazán dijo...

Antonio, Assilah es una preciosidad y tiene (aunque la recuerdo poco) una tranquilidad y serenidad que quizá Tetuán o Tánger no tienen por ser más bulliciosas.
Es curioso ver lo bello que puede ser un conjunto arquitectónico donde sólo se utilizan, practicamente dos colores --al que en alguna ocasión se une el verde--, el blanco y el añil.
Colores como el rojo, el negro o el amarillo no están presentes.

Las fotos, mi querido monaquillo, estupendas como siempre, ¿por qué no cambias la iglesia por la fotografía?

fritus dijo...

Antonio, estás hecho un artistazo...las fotos son preciosas. Que ganas de viajar....

Un abrazo

Adanero dijo...

Antes de nada preguntarte por tu convalecencia, estos días con las prisas se me olvidó hacerlo. Espero que ya te encuentres en perfecto estado, aunque leyéndote me da la impresión que si lo estás.
Otro delicioso viaje/paseo. Estoy conociendo de tu mano sitios que eran desconocidos para mí y de los que no tenía ninguna referencia. Están siendo experiencias excelentes. Además, como creo que te comente en el anterior, me están dando pie para buscar más información de estos lugares y conocerlos a fondo.
Esta ciudad me ha dado una sensación de tranquilidad absoluta, da gusto ver esas calles sin un solo vehículo (aparte del carro que se pierde al final de ese pasaje). Como bien dices la ciudad parece que tiene una limpieza asombrosa, a eso le acompaña el estado de las calles y edificios, que al contrario de otras ciudades que nos has mostrado, aquí parece que su cuidado y mantenimiento es exquisito.
Sigo con la cosa esa de destacar una foto de entre todas. Una "obligación" que me fijé en la primera terapia y de la que me arrepiento por lo difícil de la elección. Esta vez tu reportaje fotográfico me parece, en su conjunto, el mejor que nos has dejado hasta ahora. Difícil destacar una en concreto. Pero me quedaré con tres. La de la callejuela que tiene los bajos de las casas pintados en azul y que acaba con una curva a la derecha. Una foto que nos deja intrigados. ¿Qué habrá tras esa curva?. La segunda serían las dos del artesano pintando esos muebles. Por el colorido y por lo que tiene de reclamo a recuperar cierto oficios y formas de trabajo. Y la tercera, sin duda, la que pones acompañando el texto de tu entrada. Como aficionado desde pequeñín a la fotografía y como crítico eventual, esa foto técnicamente me parece perfecta. El recurso de usar elementos arquitectónicos como encuadre de una foto (que sueles usar bastante) lo has bordado aquí. No le sobra nada a la foto y no le falta nada, el equilibrio de la foto es total. A pesar de la simpleza de los elementos que nos muestra, nos transmite mucha información y por momentos llega a ser relajante.
Creo que con tu permiso me voy a agenciar esta foto, como hice con una de las de Berlín, para usarla como fondo de escritorio. Ya hablaremos de tus honorarios.

Un saludo.

Selma dijo...

Buenas tardes Antonio,

Me quedo cada vez más maravillada por los viajes fotográficos que nos brindas, Assilah es sín duda otro rincón para perderse y no volver jamás...

Me ha gustado mucho la foto con las dos puertas verdes, cosa rara en cuanto al color, y sobre una de ellas la "Khomsa" protectora...

la última abierta al mar, por un momento me ha recordado a Cadaqués,el enfoque de la foto, soberbio, parecía un cuadro de Dalí...

Un beso moruno Antonio.

Antonio Rodriguez dijo...

Mª Eugenia
Pues de momento se ha acabado mi bajada al moro, a ver que selecciono para la próxima semana.
Rafa
Al meno es la época que visité Assilah era una delicia pasear por sus calles. Lo de dejar la iglesia dependerá de tu ascenso en la jerarquía eclesiástica.
Fritus
Como te has incorporado a mi blog recientemente si quieres puedes ver el resto de las fotos en http://picasaweb.google.es/arv1952
Adanero
Gracias por tu interés por mi salud. Ya estoy sintiendo los efectos beneficiosos de la intervención, respiro bastante mejor que antes.
Me halagas con tus buenas críticas a mis normalitas fotos. No recuerdo lo que había detrás de la curva, porque para mi era solo un efecto visual para la foto. Y como ya he dicho en otra ocasión, todas las fotos están a vuestra deposición. Aun no tengo ni tendré Copyright.
Selma
Paseando por la calles de Assilah, a veces me parecía estar en una calle de un pueblo andaluz, por las macetas colgadas en las paredes y haciendo pasillo en las calles.
Al haberos puesto de acuerdo Adanero y tu en la misma foto, deberá ser la mejor, aunque mi preferida es la del mar visto a través de la puerta, por el contraste de sus colores.
Salud, República y Socialismo

para la libertad dijo...

He llegado aquí a traves de una persona de mi familia y por lo visto excompañera tuya, Mª Eugenia, que sabe de mi afición a la fotografía y mis sentimientos Republicanos.
Ya me ha sorprendido gratamente el título del Blog, soy un enamorado del cine de José Luis Cuerda y mucho más las fotos y el lugar en que estan tomadas, hace unos bueno muchos tuve la oportunidad de pasar unos dias en Assilah en agosto, en un curso de la Universidad de verano qu por cierto dirigía Antonio Gala, fueron unos dias inolvidables, en fin espero volver por aquí frecuentemente.
por si te quieres pasar estas son mis direcciones:
http://laletra.spaces.live.com/
http://www.fotolog.com/parker55
Un saludo, salud y república

Antonio Rodriguez dijo...

para la libertad
Bienvenido a este blog. Efectivamente Mª Eugenia y yo fuimos compañeros en el sindicato y somos buenos amigos.
Prometo visitar tu blos y comentarte mis impresiones.
Vuelve cuando lo desees.
Un saludo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails