martes, 31 de agosto de 2010

De nuevo gana la iglesia

El gobierno socialista ha aparcado indefinidamente la modificación de la ley de Libertad Religiosa, cediendo así ante las presiones de las altas jerarquías de la iglesia católica española.

laicismo El estado aconfesional español seguirá siendo confesional católico, porque según el gobierno, ahora no es oportuno la tramitación de la reforma de la ley . No se puede incomodar a la iglesia católica y a  la derecha  no sea que se movilicen  contra el gobierno de cara las próximas citas electorales. ¿Acaso la derecha y la iglesia ha dejado de movilizarse contra el gobierno con razón o sin razón? Ellos lo tienen muy claro unos atacarán al gobierno porque sí, para obtener rédito electoral de cualquier lado y otros  ejercerán su permanente chantaje para mantener sus inmorales privilegios económicos y sociales.

Primero fue la llamada a capilla del jefe del estado Vaticano a Zapatero,  donde seguramente le fue leída la cartilla y salió con el convencimiento del aplazamiento de la tramitación de la ley hasta pasada la visita de Benedicto XVI. Ahora bajo el argumento de “ahora no toca” se plaza indefinidamente la tramitación, pensando que presumiblemente  el P.P., PVN y CIU votarían en contra. ¿Pero es que alguna vez pensaron que la derecha católica, centralista o  nacionalista, tendría alguna intención de apoyar una ley que quitase privilegios a la iglesia católica? Si hay alguna posibilidad de sacar adelante una reforma de la actual ley solo sería con el apoyo de la izquierda.  Luego todo este montaje solo es una excusa para no decir que se cede de nuevo a las presiones de la jerarquía católica española.

Y no es que se pretendiera hacer un gran reforma. Ellos mismo afirman que la reforma es más bien “pacata”. Los únicos aspectos relevantes que modificaba eran los referidos a los símbolos religiosos en las instituciones públicas, los funerales de estado y el café para todos. Lo importante, el entrar en los privilegios que mantiene la iglesia católica, eso se dejaba. el Concordato se dejaba, la religión en los centros escolares públicos se dejaba. Es decir solo se trataba de un maquillaje para que pareciera que algo cambiaba sin que nada importante cámbiese. Ahora ya ni eso.

Salud, República y Socialismo.

6 comentarios:

Felipe dijo...

Dicen que ahora no es el momento adecuado y que ahora toca economía.Pues mejor que no toquen la ley de libertad religiosa porque como lo hagan como con las medidas económicas son capaces de ponernos sotanas a todos.

El verdadero problema no es el de la Ley de libertad religiosa sino en la denuncia de los preconstitucionales Acuerdos Reino de España-Vaticano.Es ahí dónde está el meollo del asunto, lo demás es filfa

(Como me jode poner reino de España)

Saludos

angelsmcastells dijo...

Antonio, ZP no puede salir indemne de tanta concesión a los poderosos más cutres mientras aprieta a los trabajadores y trabajadoras. He estado buscando alguna buena noticia para alegrar el fin de mes. Sólo en otros continentes. Aquí, lo mínimo, astracanadas. La última que he oído es que Walessa no celebra el aniversario de Soldaridarnosc porque "hace política". Manda huevos!

Selma dijo...

... y van...
Besos, Antonio.

pena dijo...

La verdad no me quedan palabras ante semejantes fantoches...bueno, ya se que no va a gustar pero a mí el PP no me engaña. Los socialistas siempre.

El Pinto dijo...

El Socialismo del partido en cuestión, pasa por complacer a la derecha y sus respetables sotanas y dar patadas a la O, que más les vale quitar de sus siglas cuanto antes.

ana dijo...

y luego se pone a criticar a Zapatero, a Gómez, y a todo el que se le pone por delante, él que se cree un dechado de virtudes.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails