miércoles, 11 de agosto de 2010

La huelga según S. Cristobal Montoro

Cada vez que este hombre habla no hace sino echar una tontería tras otra por su boca. El caso no tendrá mayor importancia si fuera un ciudadano normal, pero es el portavoz de economía del P.P. y ninguna de sus tonterías ha sido rectificada por su partido.
Cristóbal Montoro Ha hecho de un derecho constitucional como la huelga su cruzada particular. No es la primera vez que su boca escupe la estupidez de que hay que prohibir las huelgas generales, pero una vez que se haya celebrado la del 29S.  Tiene alergia a las huelgas generales, de la misma manera que su partido tiene alergia a cualquier forma que tengan los trabajadores de defender sus derechos. Para ellos, los trabajadores tienen que estar atados de pies y manos ante las arbitrariedades de lo empresarios.
Dice este troglodita de la política que las huelgas generales son una ruina para el país, que lo que tienen que hacer los sindicatos es salir en folclórica manifestación y que digan que este gobierno no les gusta. De nuevo con su hipócrita política da no hacer nada y que otros hagan el trabajo sucio para que su jefe llegue a la Moncloa sin apenas despeinarse. Las huelgas generales como todas las huelgas no se realizan como si de un acto festivo se tratara, la huelgas pretenden responder a una agresión económica o social  que los empresarios o los gobiernos intentan cometer contra las trabajadores y para que una huelga tenga efecto tiene que generar un perjuicio a los intereses que representan contra quien se hace la huelga, de lo contrario no vale para nada. No son los trabajadores y los sindicatos los responsables de los perjuicios que una huelga general, ellos son los primeros perjudicados por lo que les cuesta económicamente cada día de huelga, son los empresarios y los gobiernos los responsable de los efectos de una huelga por su intransigencia por imponer unas condiciones laborales y sociales leoninas a los trabajadores.
Pero el problema es que Montoro y el P.P.  son perfectamente conscientes de las posibilidades de defensa que la huelga pone en manos de los trabajadores, por eso pretenden prohibir la huelga en los momentos de negociación colectiva y cuando el Parlamento legisla contra los derechos de los trabajadores y en favor de los intereses de los más poderosos. Es decir en los momentos en que los trabajadores tienen que demostrar con mayor contundencia su conexión y su fuerza. No es una calentura de verano como dice el secretario confederal de Comunicación y portavoz de CCOO, Fernando Lezcano, es una campaña perfectamente orquestada para quitar poder a los sindicatos y dejarlos indefensos ante los ataques de los empresarios y gobiernos. Debería Fernando Lezcano recordar el periodo conservador de Margaret Tacher.
Todo esto no es sino una muestra de como puede terminar la legislación laboral si el P.P. llega al gobernar el país, por eso cada día que pasa es mas que necesario el éxito de la huelga del 29S, porque no solo se trata de parar las agresiones de la reforma laborar sino de prevenir futuras agresiones; unas ya anunciadas como la reforma de las pensiones  y otras que de momento permanecen en los rincones más oscuros de las mentes de personajes como Montoro y los dirigentes del P.P. La huelga debe ser también un aviso a navegantes.
Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

Felipe dijo...

Ya empiezan a enseñar la patita.Aunque nos imaginamos la pata entera no por ello debemos dejar de denunciar este pensamiento ultraliberal que si llegase a cuajar 'apañaos' estabamos.

Saludos

Ciberculturalia dijo...

Pues a poco que no rectifique el presidente ZP, estos Montoros de turno cuajarán como setas. Les avalan muchos votos, para desgracia y lamento de los que creemos en la dignidad de la vida pública y de nuestra democracia.
Buena noche y un beso

RGAlmazán dijo...

ES un impresentable que va de moderno y es un cavernícola. No a la prohibición de toros, por ejemplo, pero eso sí, las huelgas son muy nocivas y hay que prohibirlas. ¡Joder con los liberales!

Salud y República

P.D. Te ruego que hables con quien elige las palabras de verificación y les digas que a mí todavía no me hace falta. Se han atrevido a poner la palabra: viagra

Lakacerola dijo...

Este elemento al igual que el presidente de la patronal son los dos que ahora mismo provocan en mi una reacción alérgica cuyos síntomas son salir sapos y culebras por mi boca, así que mejor me callo. Seguro que está pensando en que las huelgas las hagamos en forma de procesión del silencio, un domingo (jornada no laboral) para que los jefes no pierdan, a ser posible en calles desiertas de las ciudades para no entorpecer al tráfico, por sectores para que esté más dividida y vaya menos gente y una horita y ya está, o mejor 10 minutos que a la mañana siguiente tienen que estar frescos para rendir a su patrón.
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails