martes, 20 de enero de 2009

No se suicidó, lo suicidaron

Hoy se han cumplido 40 años del asesinato del estudiante Enrique Ruano a manos de la dictadura franquista. Su único delito defender la libertad.

Enrique Ruano fue detenido el 17 de enero de 1969 por tirar propaganda de su partido. Trasladado a comisaría, tres días más tarde fue llevado a un registro de un piso de la calle Príncipe de Vergara (entonces General Mola) y desde un séptimo piso cayó (le tiraron) muriendo como consecuencia de la caída.

El régimen franquista intento justificar la teoría del suicidio exhibiendo parte de una carta dirigida a su siquiatra, Carlos Castilla del Pino, versión que contradice el propio siquiatra. Desde el Ministerio de Información, que en aquel entonces estaba dirigido por el demócrata Manuel Fraga, se pusieron todos los medios para que no se supiera la verdad, incluso el propio Fraga llegó a llamar a la familia amenazándoles con detener a Margot, hermana de Enrique, que también estaba metida en política, si se continuaba buscando la verdad.

Una verdad que desde entonces Margot Ruano y Lola Ruiz, la hermana y la novia del estudiante defenestrado han intentado buscar afanosamente, consiguiendo que en 1996, se lograra sentar en el banquillo por asesinato a los policías que llevaron a Ruano al piso de General Mola: Francisco Colino, Celso Galván y Jesús Simón. Fueron absueltos por falta de pruebas; entre ellas, una que había sido serrada del cadáver: su clavícula. El hueso habría sido, según los jueces, "determinante para el esclarecimiento de los hechos", porque todos coincidieron en que Ruano, cuyo cuerpo había sido exhumado para una nueva autopsia, tuvo una lesión no compatible con su caída, provocada por "un objeto cilíndrico cónico", como una bala. Margot y Lola no lograron una condena, aunque sí una indemnización.

El asesinato de Enrique Ruano tuvo consecuencias sociales sobre todo entre los ambientes estudiantiles y obreros que convocaron diversas movilizaciones, todo ello unido al ambiente de movilización política y social existente en aquel momento motivó la declaración del estado de excepción que conllevaba la suspensión de garantías y establecía una censura de prensa más estricta, y que duró hasta el 24 de marzo. De esta manera resolvía los conflictos el régimen franquista y su vocero Manuel Fraga se encargaba de manipular ante la opinión pública los hechos sucedidos.

Hoy se esta celebrando en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid, calle San Bernardo número 49, un homenaje a Enrique Ruano, en el que intervendrán: Manuel Garí, José Manuel Gómez Benítez, José María Mohedano, Jaime Pastor, Gregorio Peces-Barba, Margot Ruano y José Luis Zárraga. Y actuará la cantante María del Mar Bonet. También habrá una exposición con documentos gráficos y sonoros de la época.

El recuerdo de la memoria de Enrique Ruano es un modo de devolver, también, la dignidad a todos aquellos que sufrieron la represión de la dictadura franquista, que fueron detenidos, torturados e incluso asesinados por un régimen sanguinario, cuando su único crimen fue defender la libertad y la democracia.

Y como parte de este pequeño homenaje os dejo con María del Mar Bonet y su “Què volen aquesta gent”.




Salud, República y Socialismo

10 comentarios:

Desencanto dijo...

Nuestra historia reciente entristece y encoge el corazón, siempre hemos perdido en la lucha por la dignidad de un pueblo. Recordar a tdo@s los que se quedarón por el camino es de justicia. Saludos

RGAlmazán dijo...

El asesinato de Enrique Ruano fue uno de los factores determinantes de que el que suscribe empezara a comprometerse políticamente.
Un crimen del que el senador Fraga sabe mucho y ahí le tienes.
¡Que no nos falle la memoria!

Salud y Repúblcia

Selma dijo...

Emotiva, desgarradora y sobre todo aleccionadora Entrada, Antonio...Se tiene que guardar en la Memoria, todos y cada uno de estos "Suicidios", creo haber leído que hubo más de uno... y aquí tenemos quien era responsable entonces, sin juicio...
"Qué volen aquesta gent..." Qué siguen queriendo...
Será hermoso y entrañable el Acto de esta noche...

Un beso, Antonio.

Freia dijo...

Para mí, como para Rafa, también supuso, aunque tres años después, uno de mis primeros actos políticos, que me hizo descubrir que las cosas no eran como nos las contaban en el telediario ni en el colegio. Fue mi primer año de Instituto. Quinto de Bachiller. 14 años.

El día anterior se pasó la consigna sottovoce de que fuéramos todas (era instituto de chicas, el Beatriz Galindo) de negro, como una forma de recordar que tres año antes habían asesinado a Enrique Ruano.
Yo, que nunca me había metido en ningún "lío" pasé un miedo que ni os cuento, pero fue emocionante ver a tantas chicas de negro en el instituto; algunos profesores jóvenes, también se atrevieron. La mayor parte de ellos lo habría secundado de buen grado pero lo tenían más difícil; corrían malos tiempos y los jefes de departamento eran auténticos dinosaurios.
Nadie nos dijo nada, ni se metió con nosotras. Hoy recuerdo aquella fecha como uno de esos días en que me sentí orgullosa de mí misma por vencer el miedo y uno de esos días en que empezó a caérseme la venda.

No quería hacerlo tan largo; supongo que me he dejado llevar...
Un abrazo

Adanero dijo...

Lo ha dicho bien claro Desencanto en el primer comentario: "historia reciente" y "dignidad de un pueblo". Aunque haya gente que hable de pasado y no conozcan la dignidad.

Un saludo.

fritus dijo...

un muy buen post, unas ansias de libertad que el joven ( asusta pensar en un cadaver con un rostro tan joven) pagó con su vida. Otra ignominia más para el monstruo de Palomares, que tanto hizo por la democracia en España...gracias por tu testimonio y sentido homenaje, y preciosa canción...nada bueno querían llagando de madrugada.
un abrazo

SaiZa dijo...

Me alegro Antonio que hayas escrito esta entrada, pues ayer al ver la noticia pensé en escribir una entrada, pues como dice el amigo Rafa que no nos falle la memoria, no podemos permitir olvidar las injusticias. Que el nombre de Enrique Ruano no se borre de la historia, ni de nuestra memoria.
¡Salud, Memoria y Libertad!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Antonio se me han puesto los pelos de punta,no sabía esta historia, que triste, pues claro que lo suicidaron, vaya sinvergüenzas, y que voy a decir de la momia de Fraga que no sepamos ya ? Pues otro sinvergüenza.

Antonio Rodriguez dijo...

Desencanto
Sobre todo de aquellos que se quedaron injustamente.
Rafa
Fraga es el reducto viviente de lo que representó la dictadura.
Selma
Si que hubo más de un asesinato en las cárceles franquistas y la caída al vacío fue el método más habitual.
Freia
Yo ya trabajaba pero no tengo recuerdos de ese momento, mi conciencia política se despertó un poco después.
Angel
Y algunos que no quieren que se hable del pasado para no verse reflejado en él.
Daniel
La lista de ignominias del monstruo de Palomares es casi tan larga como su edad.
Saiza
Es nuestra obligación mantener viva la memoria de todos aquellos de dieron su libertad o su vida por la defensa de la democracia.
Mª Eugenia
Creo que te quedad corta con el calificativo de Fraga.
Salud, República y Socialismo

AF dijo...

In memoriam.

Muy bien traido, don Antonio.

Un saludo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails