lunes, 9 de agosto de 2010

Habemus primarias

Al final, como no podía ser de otra manera habrá primarias en el socialismo madrileño. Y creo que es un hecho positivo la celebración de las mismas.

primarias Zapatero no ha sido capaz de imponer su autoridad ante Tomás Gómez. Su argumento de que Trinidad Jiménez estaba mejor situada, según las encuestas,   no ha hecho mella en el secretario del PSM  y Trinidad se ha tenido que tirar a la arena de las primarias. Porque son falsos los argumento que Zapatero empleó para intentar imponer a su candidata, el ser más popular en las encuestas no es garantía de éxito electoral. Julio Anguita fue durante mucho tiempo el político mejor valorado y no por ello consiguió ser presidente del gobierno. Para conseguir ganar una elecciones  hay que tener algo mas que carisma, hay que tener un proyecto político que conecte  con el electorado y unos candidatos creíbles que lo puedan llevar a la práctica. Por el propio razonamiento de Zapatero, este debería dejar su lugar a Pérez Rubalcaba dado que es el ministro mejor valorado del equipo de gobierno.

Pero en todo caso, y en mi opinión, la celebración de elecciones primarias en el PSM o en cualquier otra organización política es una buena noticia, porque sirve para poner en tensión a la organización  y es una oportunidad única para contractar ideas, programa y actitudes personales. Y si el proceso no se utiliza con el exclusivo fin de descalificar al contrario, el candidato o la candidata que resulte elegida saldrá reforzada de un proceso democrático porque contará con el respaldo de su organización y no solo con el de las componendas del núcleo de dirección.

Cuando en una organización política es posible realizar primarias y no se realizan se están dando argumentos a los que no han sido elegidos, para cuestionar la legitimidad del elegido y eso es malo, porque los descontentos siempre tendrá un argumento para no arrimar el hombre en beneficio del elegido. Por eso no entiendo porque los aparatos de los partidos políticos tienen miedo a las primarias. No pasa nada porque el o la líder del partido no sea la cabeza electoral del mismo. Un buen secretario general no tiene porque ser a la vez un buen candidato en una elecciones. En el PNV llevan conviviendo con esa bicefalia y no pasa absolutamente nada.

Dejemos que los socialistas madrileños elijan sin injerencias su candidato o candidata, nunca fueron buenas las imposiciones desde arriba. Experiencias de ese tipo ya hay algunas.

Salud, República y Socialismo.

2 comentarios:

Felipe dijo...

Mucho me temo que las primarias en el PSOE van a servir más a degollarse y tirarse los trastos que para lo que debería ser un ejercicio normal de democracia interna en un partido.

Tiempo al tiempo y si con ello no saca ventaja la lideresa.

Saludos

Ciberculturalia dijo...

Creo que aunque es posible que salgan las navajas, me parece el mejor sistema de elegir a un candidato, con unas primarias. Que se lo trabajen porque el ganador de ellas tendrá que trabajar mucho para ganarse el electorado y vencer a la señora Aguirre.

Un beso

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails