jueves, 19 de agosto de 2010

Donde dije digo, digo diego

Poco le han durado a Pepiño las reflexiones de fin de semana sobre los impuestos. Ha bastado el caramelo de los 500 millones de euros para su ministerio para olvidarse  de poner los impuestos españoles a nivel europeo.

elena-salgado2Un bandazo más en la errática política del PSOE. De aquel anuncio de Zapatero (26 de mayo de 2010) de que en ”breves semanas” el Gobierno pondría en marcha un impuesto para "pedir un esfuerzo a los ciudadanos con una alta capacidad económica" nada mas se volvió a saber. Parece que el método de estrujar las economías de los más desfavorecidos debe estar dando buenos resultados y ya no es necesario que los que más tienen se solidaricen con lo trabajadores y arrimen el hombro para salir de la crisis económica.

Dice la ministra de Economía "El año pasado hicimos las modificaciones necesarias para cumplir nuestros objetivos de déficit.  Y para cumplir ese objetivo entendemos que la estructura fiscal que tenemos es adecuada". Con esto queda claro que para el Gobierno es suficiente que los más desfavorecidos sean los que pongan los medios para salir de una crisis que ellos no han provocado mientras que los responsables de la crisis se van de rositas.

Salgado a la vez que respalda la salida antisocial de la crisis, defiende que el sistema fiscal español ya es suficientemente progresivo. No se que entenderá la ministra por un sistema fiscal suficientemente progresivo, cuando las rentas de trabajo se gravan con un mínimo del 24% mientras las del capital lo hacen como máximo en un 21%. ¿Como se puede considerar progresivo un sistema fiscal que permite que el gravamen real del impuesto de sociedades esté en torno al 10% como consecuencia de las bonificaciones e incentivos fiscales? A  mi me parece que el sistema fiscal español no tiene nada de progresivo.

Para redondear el circulo la ministra afirma que “no está a favor tampoco a largo plazo de que aumenten los impuestos, sino de que la recaudación del Estado se utilice para reducir las diferencias a través del gasto social” Eso es cuando menos una falacia dado que sin ingresos suficiente no es posible  mantener políticas sociales universales y de calidad. Solo los países con una mayor carga impositiva, como Noruega, Dinamarca o Suecia, pueden mantener políticas y servicios sociales  de calidad.

Definitivamente con estas políticas económicas el Gobierno ha abandonado la senda de la política social progresista.

Salud, República y Socialismo.

2 comentarios:

Freia dijo...

Nos están clavando una detrás de otra y nosotros seguimos tragando. Da gusto, ¿verdad?
Si la imagen de descoordinación gubernamental ya era más que evidente, este desdecir a los otros con frecuencia la hace ya endémica de este gabinete.
Y mientras, "el tabletas" jodiendo un poquito más la marrana.
País...

Un abrazo, Antonio

Selma dijo...

Policia bueno, policia malo.. pero acaban j...o igual y discuple mis modales es que sulfura tanta ineptitud..
Besos, Antonio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails