jueves, 12 de febrero de 2009

Darwin, 150 años de evolucionismo

Hoy se han cumplido 200 años del nacimiento de Charles Darwin y este año se cumplen además 150 años del desarrollo de su “Teoría de la evolución de las especies”. Para conmemorar este aniversario el CSIC ha abierto una página Web dedicada a Darwin.

Darwin, hijo y nieto de médicos sin problemas económicos que limitaran su educación, tuvo un ambiente familiar muy favorable para poder desarrollar durante su vida un trabajo intelectual. Estudió medicina y teología aunque no terminó ninguna de las materias.

Sus inquietudes naturalistas le llevaron a enrolarse en el “HMS Beagle” el 27 de diciembre de 1.831, en un viaje que tenia como objetivo realizar trabajos de hidrografía y medidas cronométricas recorriendo Patagonia, Tierra de Fuego y las costas del Perú y Chile, así como las islas del océano Pacífico. Aunque paradojas de la vida el capitán del barco, Robert Filtz Roy, tenía un objetivo personal, encontrar el paraíso terrenal y poder probar las teorías creacionistas. Pero los cinco años que duró el viajo le sirvieron a Darwin para demostrar lo contrario y desarrollar su teoría de la evolución.

La teoría evolucionista de Darwin se encontró de inmediato con la oposición de la iglesia, aunque siglo y medio mas tarde la teoría de Darwin sigue gozando de buena salud. Y a pesar de que su teoría no era infalible, hoy ningún biólogo de prestigio duda de la evolución de las especies. Su propuesta básica se ha contrastado en la naturaleza, se ha experimentado en el laboratorio y se ha simulado con modelos informáticos, solo desde ámbitos no científicos se pone en cuestión la evolución de las especies. Es desde el ámbito religioso y sobre todo desde la iglesia católica, con su teoría creacionista del diseño inteligente, desde donde se insiste en la falsedad de las teorías evolucionistas.

Es la fe frente a la ciencia, la ignorancia frente a la inteligencia. Como siempre la iglesia se opone al avance científico y si se pudiera aún seguirían quemando en la hoguera por herejes a todos aquellos que se atrevieran a levantar la voz de la ciencia contra el oscurantismo de la fe. Galileo, Miguel Servet y muchos otros pagaron la ira de la fe por defender el avance de la ciencia y la inteligencia. Pero por mucho que se empeñen la ciencia y la inteligencia seguirán ganando la batalla a la fe y la ignorancia.


Salud, República y Socialismo.

3 comentarios:

Selma dijo...

Lo raro del viaje en el "Beagle" es que estuvieron embarcados durante 5 años dos personas con visiones tan diferentes: Robert Filtz Roy, queriendo demostrar teorias creacionistas y Darwin queriendo demostrar lo contrario y desarrollar su teoría de la evolución.

Gracias por Tu Entrada, Antonio, un beso.

Mega dijo...

No sé si en Europa la iglesia se atreve a cuestionar las tesis de Darwin como hacen los creacionistas norteamericanos... A mí me parece que no se atreven a tanto... De hecho, y aunque les fastidie, saben que Darwin lleva razón (nunca mejor dicho), pero también es cierto que miran hacia otro lado (como siempre) al no molestarse en desmentir a aquéllos... (En fin). Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Selma
Yo no lo supe hasta ayer, pero es realmente curioso.
Mega
Una parte de la iglesia ha reconocido su error. En concreto la iglesia anglicana hace poco pidió perdón a Darwin por lo ataques a sus teorías. La iglesia católica es mucho más dogmática y no reconocerá nunca sus errores.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails