jueves, 25 de diciembre de 2008

Los príncipes en pecado mortal

Al menos eso es lo que piensa el ultraconservador obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, autor de entre otras lindeces de arremeter contra la homosexualidad pero justificar los abusos sexuales hacia menores.


Según el obispo una persona divorciada no puede volverse a casar. Imagino que pensará que no se puede volver a casar por el rito católico. Y puede que tenga razón. Dice el ultraconservador obispo que la forma de pensar de los católicos que se casan después de haberse divorciado “refleja la subjetividad de las personas, que nos lleva a desear que las cosas sucedan a nuestro modo y buscamos una religión a la carta". Y es justo un católico debe proceder según le dicta su credo y si su Santa Madre Iglesia dice que el único matrimonio válido es el religioso y que además este es indisoluble, pues está claro que si quiere ser coherentes con sus creencias no pueden volverse a casar.


Pero claro los primeros que potencian los matrimonios de los divorciados es la misma iglesia católica, sobre todo la de los matrimonios ricos. Quien tiene dinero puede acudir al tribunal de La Rota y solicitar su disolución independientemente de si se ha consumado o no, se tengan hijos o no. El único criterio es el dinero que los afectados están dispuestos a aportar al dichoso tribunal.


La iglesia tendría que ser consecuente con sus propios criterios y no casar a nadie que previamente se haya divorciado; o excomulgar, llegado el caso, a aquellos que se casan por la iglesia, se divorcian por lo civil y se vuelven a casar por lo civil. Pero claro eso sería pedir demasiado, el negocio es el negocio, y si la doctrina de la iglesia llegara tan lejos es muy posible que se quedaran sin clientes. Así que lo mejor es hacer, hipócritamente, la vista gorda ante las particulares interpretaciones de los dogmas de fe que determinados creyentes católicos hacen de los mismos, de igual manera que hacen también de los abusos sexuales que sus jerarcas cometen sobre los niños a su alcance o de los delitos económicos que cometen también muchos de sus jerarcas. Parece como si el actual Papa se riera del mundo entero cuando en su alocución de la Pascua navideña exige el fin de los abusos de todo tipo hacia los menores y continúan si tomar medidas con los cientos o miles de pederastas existentes en su seno y a los que protegen.



Salud, República y Socialismo.

8 comentarios:

SELMA dijo...

Siguen de una manera u otra con la "Bula" que eximía mediante donaciones varías de las obligaciones que imponían... Poderoso es don dinero como poderoso es el confesionario que limpia mejor que cualquier detergente... y vuelta a empezar...

Besos, de una pecadora inconfesa..

SELMA dijo...

... Por cierto, feliz Saturnalia!

RGAlmazán dijo...

Pero a la monarquía nadie le dice nada. Lo demuestra también la Iglesia. O sea, el gobierno, los medios de comunicación, muchos lameculos y también la Santa Madre que la parió, consideran que la Monarquía es intocable.

Salud y REpública

Jose dijo...

A mi ya no me sorprende nada de lo que dice la iglesia católica.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Una mafia como otra cualquiera. Todo lo que crea el hombre acaba corrompiéndose. Aún así, feliz año nuevo.

__MARÍA__ dijo...

Aparte que la iglesia católica nos llama apóstatas a todo el que se ha divorciado, hay que tener ganas de volver a casarse dentro de una iglesia tan intolerante como esa.
¿Hasta cuando vamos a estar sojuzgados por esa gente?

Saludos

Desencanto dijo...

Hola, la iglesia católica como todas las iglesias se nutre de los poderosos y de los más crédulos, odio todas las religiones patriarcales, que fundamentan sus creencias en base al desprecio femenino, a la injusticia y a la sumisión a un dogma inventado. Ellos, cuando los ves todos reunidos dan yuyu, y se permiten despreciar a las personas de orientación sexual diferente. Ufff, se me nota, no puedo con ellos. Saludos.

Antonio Rodriguez dijo...

Selma
Es lo que hemos visto durante la larga noche del fascismo. El divorcio existía en España para los que podían pagar a la iglesia el peaje necesario,
Rafael
Es que con la monarquía hemos topado mí querido republicano. Como la iglesia va a criticar a la monarquía si es la defensora de sus intereses. Y lo dice el refrán “No muerdas la mano que te da de comer”.
Jose
Acertada reflexión, la facultad camaleónica de la iglesia es infinita.
Antonio
Bienvenido a este blog. Desde el punto de vista que defiende sus exclusivos intereses, así es. Yo también te deseo un feliz año nuevo.
María
No a todos, solo a los que no pasan por su caja. Y tienes toda la razón, aunque yo diría algo más: hay que tener ganas de casarse la primera vez por la iglesia..
Desencanto
Ya lo decía aquel de la barba: “La religión es el opio de los pueblos”. Todas las religiones son castrantes y se sustentan en la opresión de unos pocos sobre los demás, generalmente los mas desprotegidos y desfavorecidos. No eras la única que los desprecia.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails