jueves, 26 de febrero de 2009

Casi una vida juntos

Hoy he estado de celebración. Se celebraba la entrada de un amigo en un club de privilegiados, en el club de los prejubilados de Telefónica, del que formamos ya una buena parte de la plantilla.


Para mi era una celebración especial pues mi amigo José María y yo entramos en la empresa, en aquella Compañía Telefónica Nacional de España, el mismo día, un 2 de noviembre de 1971. Debo de reconocer que se me adelantó y consiguió un número de matricula anterior al mío, aunque jugó con ventaja pues contaba con la ayuda de su padre. Y desde entonces, salvo los nefandos periodos de servicio militar respectivos, hemos pasado casi toda la vida laboral o mejor dicho sindical, juntos.

Juntos hemos crecido sindicalmente, juntos colaboramos en la constitución del sindicalismo de CC.OO. en la empresa, tanto en Madrid como a nivel estatal, en unos tiempos en los que hacer sindicalismo era difícil y las más de las veces había que poner dinero del propio bolsillo para la actividad sindical, pero como contrapartida los pasábamos bien como en aquel viaje a Zaragoza y Huesca para ayudar a los compañeros a constituir el sindicato de CC.OO. Y juntos hemos pasado, también, los últimos años de vida sindical en el Sector de las Telecomunicaciones, trabajando cada uno desde su ámbito para hacer sector.

Es mi amigo Josemari de esas personas que necesita el sindicalismo, ya que es una persona, honesta, integra, responsable, de las que se puede poner por él las manos en el fuego, con ideas firmes y claras aunque a veces sea un poco cabezota. Amigo de sus amigos y leal a los suyos, de esos que no te abandonan para salvarse por su cuenta. Pero aunque sea de las personas que el sindicalismo necesita, no es imprescindible y por eso decidió subirse al tren de la tranquilidad y dedicar su tiempo a esas cosas que la actividad sindical a veces no te permite realizar. El como otros nos lo hemos ganado a pulso y además hemos tenido la suerte de estar en la empresa adecuada en el momento adecuado.


Salud, República y Socialismo

7 comentarios:

RGAlmazán dijo...

¡Bienvenido al club!

Salud y República

Freia dijo...

No se vive mal en este club. Aunque él lo sabrá por Vd. dígaselo a Josemari de mi parte.
Y a Vd. le doy la enhorabuena. En los tiempos que corren, tener un amigo así es un tesoro...
Un abrazo

CONCHA dijo...

Amigo de sus amigos y leal con ellos, sindicalista y republicano acerrimo, padre y compañero ¿se puede decir algo mejor de alguien con quien compartir MUCHOS AÑOS? Yo he tenido el privilegio de compartir con él mucho en muchos años y decir ésto de alguien en los tiempos que corren es algo a valorar y que traspasa las paredes del corazón y de la cabeza ¡¡¡¡ GRACIAS ANTONIO !!!!! por plasmar tanto y tan pronto de lo acontecido ayer. Y tambien gracias porque con él y contigo he encontrado a verdaderos compañeros de viaje.

AF dijo...

¡Cuánto habría ganado yo de haber hecho caso a mi madre, que me decía siempre: "Hijo, tú busca un emleo fijo, de funcionario o en un banco"! La pobre (bueno, en realidad no sólo ella) pensaba en aquella época (años '60) que un banco era un trabajo para toda la vida, que se decía entonces. De la Telefónica también lo habría dicho, claro, pero mi padre trabajaba en Banesto, y los bancos era lo primero que se le ocurría.

Ahora podría estar doradamente prejubilado y con tiempo e ingresos decentes, algo que es la aspiración de cualquier persona sensata.

Enhorabuena y un saludo.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Felicidades a los dos por haber llegado hasta aquí con esta amistad tan larga y duradera, es difícil de mantener esto pero vale la pena.Saludos.

Selma dijo...

Felicitarte a ti Antonio por el Homenaje que tributas a tu Amigo, a él por poder de disfrutar más de su tiempo y a ambos por vuestra trayectoria y Amistad.

Un beso, Antonio.

Cante dijo...

Y lo que lo vamos a echar de menos los que nos quedamos!
Un abrazo y mucha suerte

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails