miércoles, 4 de junio de 2008

Se acabó el circo

Sí, al menos la primera función del gran circo americano, una función que ha durado cinco meses en el bando demócrata y que ha manejado cifras astronómicas.

Los demócratas, por fin, han elegido su candidato, al menos teóricamente por el número de los delegados conseguidos y Barack Obama se convierte en el primer candidato negro a la presidencia de los Estados Unidos, mal que le pese a Hillary Clinton.

Este circo de las primarias demócratas ponen en evidencia que, más allá de la personalidad de los candidatos y de sus apuestas políticas, si se cuentan con lo medios económicos necesarios pocas posibilidades se tienen de competir y menos aún de ser nominada definitivamente como candidato presidencial. Solo en el bando demócrata se han recaudado 500 millones de dólares, de los cuales Hillary Clinton se ha gastado 214 millones, generando una deuda de 21,7 millones, que ahora pretende que sea financiada por Obama. Ella misma ha tenido que poner de su bolsillo 11,4 millones (7,3 millones de €), lo que representa más de 1.200 millones de las antiguas ptas. Por lo que me reitero en lo dicho anteriormente: el concepto de las primarias USA es correcto pero no su forma.

Pero quizás el aspecto mas importante, a mi modo de entender, que han caracterizado estas primarias demócratas ha sido la gran movilización de electores, que se han ilusionado de nuevo contra la política reaccionaria de Bush y ante la posibilidad de un cambio político en país. Mujeres, latinos, jóvenes y negros han participado como nunca en estas primarias, ante lo que parece ser la gran esperanza de cambiar la política y la forma de hacer política en los EE.UU. Ese es el valor de estas primarias, y que Hillary Clinton ha estado a punto de hacer fracasar por su tozudez en no reconocer hace ya tiempo que no podía ganar la nominación.

Ahora empieza de verdad la campaña electoral, y se abre la perspectiva de un tanden Obama-Clinton, que dicen sería imbatible ante un McCain, que se diga lo que se diga es más de los mismo, es decir un Bush III. Yo estoy convencido que la política demócrata en muchos aspectos no difiere de la de los republicanos, pero hay aspectos de la vida y sobre todo de las libertades y de los derecho humanos, donde hay sustánciales diferencia. ¿O es que el mundo sería igual si hace 8 años Al Gore se hubiera proclamado Presidente de los EE.UU.?

Sería, muy deseable, que las rencillas internas no acabaran con un cambio necesario en la política global norteamericana.

Salud, República y Socialismo.

8 comentarios:

Selma dijo...

Lo que parece que no cambiará en EEUU es la fuerza de los Lobbies Judios. Obama ha hecho esta declaración de intenciones:"Israel tiene derecho a defenderse y que hará todo lo posible por impedir que Irán obtenga armas nucleares" según él "la guerra de Irak ha alentado el extremismo en Irán" y naturalmente los EEUU no tienen nada que ver, sólo faltaría ;-(, sigue insistiendo que para que Israel viva en paz se necesita "pararle los pies a Irán".... Me temo que la hoja de ruta sigue vigente...

Esperemos que me equivoque!!

Un beso Antonio.

Nacido el 14 de abril (Jose) dijo...

Yo tambien pienso que no hay muchas diferencias entre los demócratas y los republicanos.

Con Al Gore hubieran ocurrido otras situaciones que no creo que fueran mejores que con Bush.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué dijo...

Allah nos oiga a todos pero conociendo a los yankies me da miedo McCain.

fritus dijo...

Don Antonio...estamos muy telepáticos, o la actualidad manda...aprovecho para comentarte que te menciono ( con admiración, como no podía ser menos...) en un post que he hecho sobre los mercenarios de la compañía blackwater.

Un abrazo, compañero

Euphorbia dijo...

Ya era hora que se acabara esto que ya cansaba, la verdad. Ahora parece que la Clinton querría ir de vicepresidenta pero no parece buena idea, no sé. Dicen que por una parte convendría para asegurarse los votos que tuvo ella, pero por otro, dicen que tener a a la ex primera dama en sus filas sería contrario a la idea anticontinuista de Obama.

Ahora a ver que pasa.

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

Selma
El tema judío parece que tiene condicionados por igual a republicanos y demócratas, y es que es mucha la influencia económica que el lobby judío tiene en EE.UU.
Jose
No nos puede dar igual porque la administración Clinton no fue igual que la administración Bush.
Mª Eugenia
Allah o el diablo pero que nos oiga.
Daniel
Si ya comente tu entrada.
Euphorbia
Muchos opinan que ese tanden sería invencible frente a McCain, pero también que puede ser explosivo para los intereses demócratas. La ambición de la Clinton puede poder más que los intereses demócratas ante las elecciones presidenciales.
Salud, República y Socialismo

Manuel Ortiz dijo...

La principal baza con la que cuenta Obana es su edad, frente a los 73 tacos que tiene McCain. Suponiendo que el segundo ganara las elecciones y que incluso revalidara un segundo mandato, llegaría al final de la presidencia con ¡81 años!

Mega dijo...

Ojalá toda esa ilusión renovada que ha logrado despertar Obama no se quede en eso: en mero nacionalismo y autocomplacencia...

Yo creo, como Manuel, que va a ganar. Y que supone como nunca un golpe de aire fresco, pero también creo que, si bien la iusión sirve para recoger votos, Obama va a encontrarse la casa patas arriba y mucha suciedad que barrer...

Un abrazo y feliz regreso

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails