sábado, 28 de junio de 2008

El velo no es libertad

Llevaba días queriendo escribir sobre el tema. Desde las polémicas declaraciones de la Ministra de Igualdad Bibiana Aído, en las que manifestaba su opinión sobre el uso del velo islámico. La lectura del reportaje titulado “Más musulmanas con velo. ¿Porque quieren?”, publicado hoy en el País me ha animado a hacerlo.

Y yo estoy de acuerdo con ella, porque el velo no es libertad, Es cierto que habrá quienes por convicción, por resaltar su identidad o por contraposición a determinadas corrientes antiislamistas después del atentado del 11S, lleven voluntariamente el velo.

Pero es que ¿acaso las mujeres afganas o paquistanís, por poner solo un ejemplo, llevan voluntariamente el velo? ¿Es que no es una forma de sumisión al hombre?

Si la identidad cultural, religiosa o nacional fuera una razón, esa razón sería igual para hombres y mujeres, pero todos estamos acostumbrados a ver las calles de nuestras ciudades y en ellas solo se ven mujeres musulmanas con el velo u otra prenda aún más restrictiva, los hombre en su mayoría visten a la manera occidental.

La identidad cultural en los países árabes lleva a la restricción de derechos más elementales de las mujeres, incluido el derecho del voto. Si pretender, bajo ningún concepto, defender el régimen de Sadam Hussein, lo cierto es que en ese momento eran una minoría las mujeres que llevaban velo, mientras que en estos momentos con un régimen islamismo sucede lo contrario. ¿Es que de repente se han impregnado todas de un espíritu de identidad nacional y cultural? O simplemente es producto de la represión que un modelo de sociedad hace recaer sobre ellas.

Lo mismo ocurre si analizamos el Afganistán previo a la toma del poder por parte de os talibanes. En esa sociedad la mujer tenía la opción de decidir si llevar burka o no y de hecho era una minoría la que lo llevaba. La toma del poder por parte de los talibanes impuso la obligación de uso del burka a las mujeres, además de convertirlas en ciudadanas de segunda o tercera categoría, sin apenas derechos.

La educación recibida incide grandemente a la hora de que las personas opten por uno u otro modelo de sociedad. Cuando desde la escuela y el hogar se le esta adoctrinando sobre una determinada forma de ver la sociedad es evidente que, en la mayoría de los casos, esas personas vean como normal lo que desde otros modelos de sociedad vemos como anormal. En este sentido ¿Es libre de decidir sobre el uso del velo una niña que desde su hogar y desde la escuela le aleccionan como un uso lógico y normal? Evidentemente no y cuando se haga adulta posiblemente seguirá influenciada por la educación que ha recibido desde su infancia.

¿Acaso nuestras madres y abuelas eran libres para decidir el rol que la sociedad en la que vivían les hizo tomar? Indudablemente no. El papel que la sociedad machista del momento les reservó, hoy la inmensa mayoría de las personas lo consideramos injusto y discriminatorio. Pues en el caso del velo es lo mismo, no se es libre de decidir si se está condicionado por una educación discriminatoria e injusta y que además afecta a la parte más débil de esa sociedad: la mujer.

Salud, República y Socialismo.

6 comentarios:

Miguel Ruiz dijo...

Lo importante es la razón por la que una mujer se lo pone.
A la gente ignorante le gusta las tradiciones estúpidas. Por eso mucha gente bebe Coca-Cola o mata toros.
Cada loco con su locura...

Euphorbia dijo...

Estoy de acuerdo Antonio, aunque haya una parte de cierta libertad personal, se trata de un símbolo de submisión y esa libertad personal está condicionada por una tradición discriminatoria.

Se compara a veces con la cruz colgada al cuello y, aunque yo no soy creyente, no puedo verlo igual. Una cruz puede ser llevada por una mujer pero también por un hombre, pero el velo o un simple pañuelo en la cabeza es otro asunto.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Totalmente discriminatorio, pero cuando les preguntas si se lo hacen poner contestan que no, que nadie las obliga, se lo ponen porque quieren y ahí es donde entra creo yo el lavado de cerebro que llevan desde pequeñas, siendo unas niñitas ya les tapan la cabeza,yo hablo de las más cercanas que son las marroquies, mi madre tuvo una durante más de 10 años, se llamaba Habiba y la recuerdo con cariño, en casa no llevaba velo pero cuando tenía que salir a comprar o hacer cualquier cosa se lo ponía.

Tanhäuser dijo...

No sé qué pensar. La verdad es que no es nada fácil tomar partido por una u otra opción, porque ¿qué pasa con las mujeres que voluntariamente quieren lucirlo por la razón que sea?
Evidentemente no lo es lo mismo, pero, ¿qué pasaría si prohibiésemos que las mujeres se maquillasen, llevasen pendientes, falda o cualquier otro complemento atribuido a la mujer desde siempre?
Un abrazo, amigo.

Cecilia Alameda dijo...

Una niña de ocho, de diez o de doce años, ¿elige por sí misma ponerse el velo? No me lo creo. No creo que quiera hacer una cosa que es molesta, que le quita movimiento y que, si vive en un lugar como España, la hace diferente a las demás niñas con las que juega o da clases. Como decía en un artículo Gallego-Diez, ¿por qué las tradiciones y los usos religiosos tienen que ser asumidos siempre por las mujeres, mientras los hombres hacen lo que les da la gana?

Antonio Rodriguez dijo...

Miguel y Tanhaüser
Si la mujer lo hace plenamente libre, es como ponerse una gorra de beisbol.
Euphorbia y Cecilia
Es lo que pretendo decir si la identidad cultural no afecta a hombres y mujeres por igual, estonces es una imposición.
Cecilia bienvenida a este blog.
Mª Eugenia
Es una forma de represión sibilina desde la infancia.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails