Esa es la conclusión que uno puede sacar leyendo el informe de la policía, sobre los ataque de que fueron objeto por parte de los estudiantes en Valencia.

No hay pruebas fotográficas, ni de video. Nadie ha publicado fotografía alguna donde se vea a un estudiante agrediendo aun policía pero del informe policial se pude desprender que una horda de violentos atacaron a unos indefensos policías.

violenciapolicial Si los datos que aporta el informe fueran ciertos, si se concluyera que unos adolescentes armados de libros han dado semejante paliza a la policía antidisturbios, armados hasta los dientes (porras, escudos, pistolas pelotas de goma, gases lacrimógenos, etc.) la profesionalizad de esta policía quedaría a la altura del betún. Porque según el informe, los policías fueron mordidos, pateados, pateados a modo de coz (serían estudiantes ninjas) golpeados con puños y objetos contundentes, empujados y desposeídos de sus armas. 

Si esta es la capacidad de la policía que tiene que garantizar la seguridad en la calle, mejor que no haya alguna. Dicho en tono coloquial, son unos nenazas que se dejan pegar por unos niñatos. Pero por desgracia esa es la realidad, la visión  subjetiva la policía, porque no se ha visto ni una sola imagen que pruebe la violencia de los estudiantes. Por el contrario son demasiadas las que evidencian la violencia desmedida desarrollada por la policía. Y la ilegalidad en que están inmersos por no llevar su identificación de manera visible.

La mejor prueba de la no violencia y del civismo de los manifestantes ha sido que cuando la policía no ha actuado, no  ha habido vandalismo ni disturbios. Los estudiantes y ciudadanos han evidenciado su protesta en la más absoluta normalidad.

La responsabilidad de los hechos no es exclusiva de los policías, sino de sus mandos, pero sobre todos de sus mandos políticos. Son los dirigentes del P.P. los responsables de la actuación de la policía. Lo dijeron claramente durante la campaña electoral, cuando ya se veían ganadores: “Se iba a terminar con la permisividad policial”. La dureza y la represión iban a ser la nueva seña de identidad de la policía. Y lo están cumpliendo.

Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

En un país normal, el director de la policía (el enemigo) y la delegada del gobierno hubieran sido cesados inmediatamente. Pero éste no es un país normal.

Salud y República

RGAlmazán dijo...
24 de febrero de 2012, 16:40  

El informe policial no hay por donde cojerlo. Es una indecencia total lo ocurrido en Valencia pero aquí, como suele ocurrir, nadie dimite.
Un beso

Ciberculturalia dijo...
24 de febrero de 2012, 19:01  

No,si al final van a ser los estudiantes los que han pegado a la policía.

Aquí existe una realidad objetiva y no caben subterfugios:la polícía llevó a cabo una actuación desproporcionada en cuanto que el bien que se quería proteger no necesitaba de las fuertes medidas represivas.

Y,por supuesto,aquí hay una responsabilidad política que debe sustanciarse con la dimisión de la Delegada del Gobierno o el Director General de la Polícía.

¡Salud,República y Socialismo

Felipe dijo...
24 de febrero de 2012, 19:19  

http://ulises3000.blogspot.com/2012/02/para-reflexionar.html

Nicolás dijo...
24 de febrero de 2012, 20:38  

¡Manda cojones! Y la prensa "morgue", saliendo por peteneras. Por contrastar, compré "Las Provincias" (diario chungo) y en páginas interiores aparecía la fotografía de un policía con un mordisco en un muslo. El pie de página de la fotografía venía a decir, más o menos, o daba a entender, que un estudiante había atacado a un policía. Los cortos de miras habrán dicho que los chicos son unos salvajes.
Nadie se imagina a un estudiante abalanzado porque sí, mordiendo a un policía, sería un enejenado mental. Sí ocurriría que el policía se propasó en la represión y el o la estudiante, bien dolorido/a intentó zafarse de la agresión con uñas y dientes. Pero, claro está, es mejor -para ellos- vender lo otro.
Salud y IIIRepública.

José Alfonso. dijo...
25 de febrero de 2012, 0:48  

Alguien dudaba de lo que son y representan?
Saluds

El Pinto dijo...
25 de febrero de 2012, 22:09  

Por cómo opera la policía disolviendo a unos manifestantes en la calle, tenemos que hacer responsables a sus mandos políticos; pero a los políticos de todos los colores que han ido pasando a través de esos cuerpos policiales sin romperlos ni mancharlos.
No es justo que como nos creemos de izquierdas, sólo culpemos de ello a los políticos de derechas. Los políticos de izquierdas (teóricas) que gobernaron (teóricamente) a la policía durante 21 años de democracia, tampoco hicieron nada por limpiar esos cuerpos de agentes con métodos fascistoides y desacordes con los respetos al ciudadano en democracia.

Si al energúmeno vestido de uniforme azul oscuro, que tira al suelo a un ciudadano, le pone las rodillas en el cuello, le retuerce el brazo a la par que le dice: rcxzlhm xzlhmrc cxzrczlh... etcétera, etcétera..., no le hacemos responsable y culpable de esos actos, ¿qué delegados del gobierno y qué políticos tienen que dimitir porque en la policía existan elementos fascistoides intactos desde tiempos de dictadura?

Seamos sensatos y apuntemos el dedo adonde justamente hay que apuntarle para que deje de haber elementos fascistoides ocupando un empleo del Estado.

Salú,

26 de febrero de 2012, 12:39  

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
amanece que no es poco - Designer: Douglas Bowman | Dimodifikasi oleh Abdul Munir Original Posting Rounders 3 Column