domingo, 12 de abril de 2009

La crisis empieza a pasar factura

El PSOE no es culpable de la actual crisis económica, pero si es corresponsable de no haber puesto su esfuerzo en cambiar un modelo económico que estaba condenado al fracaso. Y es responsable de no haber sabido enfrentarse a las consecuencias de la crisis de manera adecuada o al menos así lo ve la ciudadanía.


Las encuestas electorales ya dieron el primer aviso, la semana pasada, al indicar que el P.P. sobrepasaría en algo más de un punto en intención de voto si hubiera unas elecciones generales. Y esta semana se daba la segunda voz de alarma en una nueva encuesta sobre intención de voto de cara a las elecciones europeas, en las que el P.P. aventajaría el PSOE en 4,5 puntos.


Es cierto que el ámbito electoral condiciona, en ocasiones, la intención del voto y que muchos electores utilizan las elecciones europeas para dar un voto de castigo al partido gobernante, sin que eso repercuta en la política nacional; pero el hecho es que estas dos encuestas marcan ya una tendencia electoral, que evidencia un descontento sobre como se está gestionando la crisis. Y todo parece indicar que esto y la derrota del PSOE en Galicia han precipitado la remodelación ministerial.


Poco sabemos de la forma en que el nuevo gobierno tiene intención de afrontar la crisis, solo que se va a imprimir un nuevo ritmo a la política económica y se va a utilizar la obra pública y la inversión en políticas sociales para relanzar la economía. ¿Pero es esto suficiente para frenar el avance del P.P.? Me temo que no. Estas medidas solo tienen efecto a medio plazo, no de forma inmediata, pero las filas del paro seguirán creciendo así como los desempleados que ven que se les acaba el desempleo y no encuentran trabajo ni ayudas económicas para poder seguir subsistiendo.


Hay que cambiar el actual modelo productivo basado en la especulación inmobiliaria y financiera y caminar hacia un modelo basado en el valor añadido, en el fomento de la investigación, el desarrollo y la innovación; y que incremente la calidad de vida y el bienestar social de la ciudadanía y mientras eso llega hay que garantiza que los que sufren los efecto de la crisis económica y que no son los responsables de la misma, tengan los medios necesarios para sobrevivir mientras esta dure.


Porque la ciudadanía solo ve que el dinero invertido en las entidades financieras para que hubiera liquidez y préstamos, no llega a los que lo necesitan: las familias y las pequeñas empresa, que el desempleo no tiene freno, que las prestaciones por desempleo se agotan y después no hay ayudas para sobrevivir, que el acceso a la vivienda sigue siendo imposible mientras hay casi dos millones de viviendas construidas sin vender; en definitiva que los problemas reales de las personas siguen sin solucionarse y tampoco hay esperanzas de solución.


Y ven a un P.P. asentado en la política de la mentira y la confrontación, que no arrima el hombro para salir de la crisis pero que no es contestado con la firmeza que hiciera falta su mentira e hipocresía. Y a fuerza de repetir las mentiras se va creando una afinidad en relación a los propagadores de las mentiras. El PSOE tiene una triple responsabilidad: ser errático en la lucha contra la crisis, no dar alternativas a los problemas reales del día a día de los perjudicados por la crisis y demostrar una actitud pusilánime ante la desleal oposición del P.P.


O esto se rectifica o las mentiras y el falso populismo del P.P. harán su trabajo.



Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

RGAlmazán dijo...

El populismo del PP está haciendo su trabajo, sin duda. Pero como tú dices, el PSOE debe dejar de decir al PP que arrime el hombro y hacer un giro en su política económica y defender más a quién más sufre el problema, que como tú dices, es el menos culpable de la crisis. No basta con cambiar nombres. Hay que cambiar la política económica. Tú lo dices claramente y estoy totalmente de acuerdo. Esperemos aunque no tengo confianza en que se cambie.

Salud y República

daalla dijo...

En mi opinión el PSOE tiene que declararle la guerra al paro y ser muy imaginativo con las medidas encaminadas a reducirlo. Y debe de fomentar una política orientada a las necesidades sociales.También debe de dar una imagen inequívoca de unidad, sin "errores de comunicación" o de coordinación entre administraciones, entre ministros, ente lo que dicen unos y otros. Eso da muy mal rollo a la gente y el PP lo aprovecha para morder.
La gente tampoco entiende la alianza con el PP en el País Vasco, aunque lo expliquen como lo expliquen.
En fin, que lo tiene bastante crudo.
Saludos.

Selma dijo...

La inmensa mayoria se siente desemparada y abandonada... ese es el peligro a mi parecer a la hora de valorar unos y otros y votar...y es en esos casos cuando el populismo barato avanza..

Un beso, Antonio.

__MARÍA__ dijo...

La izquierda española parece que lleva pegado a la piel la desunión atávica que nos ha llevado a terribles consecuencias en el pasado.
Soy algo reiterativa, pero señores, es que la derecha española es una piña, aunque esa piña esté podrida.
Y si el dios de éstos no lo remedia, gobernarán ya mismo. Entonces será el llanto y el crujir de dientes.
No esperemos tanto del gobierno de turno, pongámonos a hacer cosas los ciudadanos y arrimemos el hombro para que no se nos venga encima la crisis de ahora.
Sin más demagogia.
Saludos

severino el sordo dijo...

No nos engañemos el modelo productivo es el que hay,y para cambiarlo debemos de cambiar nosotros,muchos han comprado viviendas sin ser necesario para subirse al carro de la especulacion lo compro por esto y mañana valdra algo mas,y para generar valores añadidos es el empresario el que tiene que invertir y aqui solo se va al beneficio rapido y facil,solo hay que ver la cantinela de siempre ,despido mas barato,ahorros de costes a los lomos del de siempre y para cambiar esto hay que hacer verdaderas politicas de izquierdas qque desde luego no se consiguen pactando con la derecha.Ya se sabe que aqui el modelo productivo es mano de obra barata,y la forma de mantenerse en el poder es molestar lo menos posible,el desencanto es evidente,saludos.

Carmen dijo...

Creo que el cambio tiene que ser profundo para que no volvamos a lo mismo. Tiene que ver con los ciudadanos y en dónde ponemos nuestros objetivos, nuestros intereses. Tiene que ver con los políticos que siguen luchando por el sillón y apartándose de la ciudadanía. Y como no, tiene que ver con las medidas que tome este Gobierno, junto con medidas internacionales, para salir realmente de la crisis. Debo decirte que estoy pesimista. No veo ni oigo mensajes que indiquen que se están tomando medidas acorde con una política progresisita y de izquierdas. De momento yo no lo veo. Mientras el PP campando a sus anchas sin ningún pudor y con toda su hipocresía. Perdona, me ha salido un comentario algo largo. Disculpa. Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

Rafa
De momento no parece que tengan intención de cambiar de política económica, y todo lo fían a dar un mayor ritmo a las inversiones. Yo no tengo mucha confianza en eso porque es más de lo mismo.
daalla
Para eso tienen cambiar el modelo productivo, no podemos volver de nuevo al pan de hoy y hambre de mañana del ladrillo y sobre todo garantizar la subsistencia del que se le acaba las prestaciones y no consigue empleo.
Selma
Estas en lo cierto las personas necesitan que les solucionen el problema del hoy y cuando no se hace el populismos pepero comienza a calar entre la ciudadanía.
María
En estos momentos lo de la izquierda española es una entelequia y desgraciadamente a la izquierda del PSOE hay poca izquierda o al menos poca izquierda parlamentaria. Y con respecto a los ciudadanos, que más pueden hacer si a muchos no le queda sino desempleo y deudas.
Severino
Los modelos productivos se cambian y este ha sido propiciado por la derecha y mantenido por el PSOE porque le venía bien. Y el cambio debe venir, entre otras cosas, por imposibilitar la especulación inmobiliaria de unos pocos cuyas ansias de ganar dinero fácil han provocado que los si tenían la necesidad de comprar un vivienda para vivir se hayan visto endeudados hasta el cuello de por vida.
Carmen
Yo tampoco veo los cambios que se necesitan no ya para salir de la crisis sino para que los que más la sufren, y no la crearon, no sean los que paguen las consecuencias de todo. Y el P.P., como no tiene nada que perder, todo lo soluciona haciendo demagogia y olvidándose de cómo solucionó la crisis que le toco a Aznar: con recortes salariales y de pensiones e imponiendo reformas laborales lesivas para los trabajadores.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails