martes, 7 de abril de 2009

Crisis para…. ¿solucionar una crisis?

Que este gobierno estaba en crisis era un secreto a voces. La crisis económica, la imagen negativa de algunos/as de sus ministros/as y un errático rumbo del gobierno en la gestión de la crisis económica, hacían urgente la necesidad de un cambio de gobierno.



Un año ha durado la gestión de gobierno que hoy se ha reestructurado, un año en que la crisis económica se ha cebado de manera muy especial en España y se ha cebado porque nuestra economía estaba sustentada en un modelo que tenía los pies de barro: el crecimiento basado en la economía especulativa de la construcción y cuando esta se ha mezclado con la crisis financiera mundial todo la estructura económica se ha venido abajo, provocando un efecto dominó en el resto de los sectores económicos.


La falta de previsión de Zapatero de la dimensión de la crisis económica, aunque esto sea muy fácil decirlo a posteriori, le llevó a cometer graves errores en la planificación de la lucha contra la crisis, dando la sensación de ir parcheando permanentemente según evolucionaban los graves datos de la misma (paro, recesión económica, estancamiento del crédito, ….), en lugar de tener un plan global estructurado contra la crisis económica, a lo que habría que añadir miembros del equipo de gobierno quemados políticamente, como Pedro Solbes o Magdalena Álvarez. Y la evidencia de que ya no se podía gobernar basándose en las medidas sociales como se había hecho en la anterior legislatura, sino que la lucha contra la crisis económica era la prioridad política inmediata. Un modelo que ha sido utilizado demagógicamente por el P.P. para descalificar cualquier medida social con la excusa de que la economía era la prioridad política y que, desgraciadamente, tan buenos resultados le ha dado a pesar del cúmulo de corrupciones y de conflictos políticos internos existentes en el P.P.; como lo demuestran las últimas encuestas reintención de voto.


Para mi la restructuración gubernamental tiene en primer lugar un objetivo político, que se concreta en tratar de garantizar una mayor estabilidad y apoyo parlamentario a la acción de gobierno y para ello la entrada de Manuel Chaves que desde el Ministerio de Cooperación Territorial tendrá la misión de conseguir los consensos parlamentarios necesarios para lograr ese objetivo. Por otro lado cambiar la imagen de gobierno quemado con la salida de los miembros peor valorados, pretendiendo con ello dar una imagen de fuerte liderazgo que el anterior gobierno había perdido y en ese contexto se entiende la entrada de los pesos fuertes del partido como Chaves y de José Blanco ((Presidente y Vicesecretario General del PSOE, respectivamente).


Y en segundo lugar un objetivo económico: luchar con garantías contra la crisis económica. Pero esto solo será creíble si se acaba con la gestión errática realizada hasta ahora y por ello son necesarias políticas encaminadas a cambiar el modelo productivo anterior basado en la construcción y la economía especulativa financiera. Y mientras esto llega es necesario cambiar las políticas de lucha contra la crisis, ya no se puede continuar solo con las palabras de que no se van a reducir las políticas sociales. Es necesario un modelo económico en el que el coste de la crisis no se cargue sobre los más desfavorecidos (adoptando medidas que solo favorecen la estabilidad de las entidades financieras que luego no las trasladan a las familias y a la economía productiva) y que mientras dure la crisis mantenga e incremente la protección social a todos los desempleados.


Y este cambio de gobierno era necesario hacerlo antes de las próximas elecciones europeas, ya que la falta de apoyo parlamentario del gobierno era evidente y lo más grave que la intención de voto del PSOE estaba cayendo día tras día de manera espectacular, a pesar de todos los conflictos, tanto internos como externos del Partido Popular. Pero que no se equivoque el PSOE si el cambio de gobierno se queda solo en lo formal, las personas, y no en el contenido político; de nada habrá servido y la perdida de intención de voto seguirá sin freno, con un Rajoy y un P.P. envalentonado que tendrá los argumentos suficientes para tapar todas sus corrupciones con la errónea gestión de la crisis por parte del PSOE.



Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Con lo que le costó a ZP nombrar la palabra crisis, no se la creía ni la veía venir, el resultado ha sido demoledor.Que haya saltado ya por fín Doña ni partía ni doblá me ha congratulado, no ha servido para nada esta mujer arrogante, esperemos que Fomento vaya ahora mejor y los demás tambien.Veo mal a ZP y no me extrañaría que saltara de la poltrona en las próximas elecciones aunque mal me pesa porque prefiero mil veces a ZP que a Rajoy.Saludos.

Selma dijo...

Y que no se quede en un mero maquillaje, ya se sabe lo que dura cuando la lluvia es pertinaz...

Excelente Post, Amigo Antonio, un beso.

Carmen dijo...

El cambio de Gabinete era una necesidad real y tenía que hacerlo cuanto antes. Creo incluso que ha tardado demasiado. Creo sin embargo que tiene que dar un cambio radical para afrontar estos tiempos, no solo respecto al fondo sino a la comunicación de sus políticas. Al Psoe siempre le falla la comunicación, no saben vender sus logros y se pierden en sus fallos. En fin. No se ando preocupada porque la posible llegada del PP me parece suficiente como para emigrar al planeta Plutón que dicen que es muy agradable. Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

Mª Eugenia...
Han sido numerosos los errores cometidos por el gobierno socialista en este tiempo y algunos de los ministros/as estaban seriamente tocados, por lo que era obligada una remodelación y cuanto antes lo hiciera mejor.
Selma
Esperemos que además de las personas cambie también la política, porque si no se lo va a poner en bandeja a Rajoy.
Carmen
Le ha fallado la comuniación y la actitud ante los virulenbtos ataques del P.P. No se puede ser condescendiente con quien usa permanentemente la mentira como arma política. A Zapatero le pierde el talante.
Salud, República y Socialismo

severino el sordo dijo...

Saludos,paso por primera vez por aqui,no creo en el cambio de caras ,sino en las ideas deberia mirar donde debe y no intentar pescar en otras aguas.

RGAlmazán dijo...

De momento el cambio es formal y no parece que solucione el problema de la soledad del gobierno. No veo por donde pueden venir los pactos con otros grupos para evitar la minoría en el parlamente.
Aquí tienen que demostrar que el movimiento se demuestra andando. Mientras tanto, quedo a la espera. Ni bueno, ni malo, sino todo lo contrario. Veremos cómo se mueve este nuevo gobierno.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Severino, bienvenido a este blog estas en lo cierto el cambio de caras por si no va al solucionar la crisis.
Rafa
Yo creo que ya hay indicios de por donde va a ir el cambio: en los ritmos. Segun De la Vega lo único que va a cambiar con el nuevo gobierno son los ritmos de actuación. A ver si ahora le van a dar el dinero más deprisa a los banqueros.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails