sábado, 15 de marzo de 2008

José o Josep

Para Marta Ferrusola, esposa del ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol el pecado del actual Presidente de Cataluña es llamarse José y ser andaluz. Declaraciones que Jordi Pujol se ha visto obligado a rectificar.

Que pobre de pensamiento hay que ser para que la critica a un dirigente político sea solo su nombre o su procedencia. No importa lo bueno o lo malo de su gestión, importa que se llame José y no Josep, que haya nacido en Montilla o en Tortosa.

Yo no soy nacionalista, me siento ciudadano del mundo, y quizá por eso sea incapaz de entender la manía de que mientras se está intentando abolir las fronteras hay quienes insisten en poner puertas al campo. Pero tampoco soy centralista y entiendo que es mejor acercar cuanto más se pueda las administraciones a los ciudadanos y que es bueno defender las diferencias culturales de los pueblos y que cada cual debe sentirse orgulloso de su identidad cultural, defenderla, difundirla e impulsarla. Opino que como el refrán “se es de donde se pace no de donde se nace”.

Respeto y comparto la opinión de quienes, desde cualquiera de las nacionalidades, defienden su identidad, e incluso respeto aunque no lo comparta a quienes defienden, mediante la dialéctica, el derecho a la autodeterminación; pero lo que no puedo entender es que se menosprecie a las personas solo por el nombre o el lugar de procedencia. Eso tiene un nombre bastante feo. Y soy consciente de que la inmensa mayoría de los catalanes no opinan como Marta Ferrusola.

A ver si de una vez superamos esa división de las personas en función de lugar de nacimiento y entendemos que la verdadera división está entre los que tienen de todo y los que poco tienen. Los problemas de un trabajador catalán, vasco o gallego son los mismos que los de un trabajador nacido en Córdoba como yo.

Salud República y Socialismo.

6 comentarios:

Selma dijo...

Esta "señora" además de racista y xenófoba, es inculta, profundamente inculta, y no es la primera ni la última imbecilidad que dirá, tenlo por seguro... Me recuerda otro elemento, de ERC él, Herribert Barrera sosteniendo un discurso similar... Es muy lamentable...

No podemos olvidar que, de no ser por toda la gente venida de los cuatro puntos cardinales , desde dentro o fuera del país,Catalunya no sería lo que es, la conforman, la conformamos todos, los que en ella trabajamos.

Al leer sus declaraciones no he podido evitar en pensar en Le Pen...

Un beso Antonio.

Adanero dijo...

He oído en la radio las declaraciones de aquesta bona senyora (por llamarla de alguna manera). Son de una bajeza tremenda. Rebosan xenofobia por los cuatro costados y da muestras de una flaqueza cultural para ponerse a temblar. Añade que le molesta que un presidente de la Generalitat hable tan mal el catalán, que si fuera un consejero tendría un pase. Esa es la idea de Cataluña que debe tener. Los más altos en el escalafón son los que deber ser y parecer catalanes pata negra. Los que están por debajo, bueno... que intenten serlo, que si no lo consiguen sabremos comprenderles, seremos benévolos y lo mismo les hacemos el certificado de catalanismo.
¡Que triste! Quieren dar la imagen de modernidad y esa actitud demuestra lo contrario. "¡Venga! Que nos calamos hasta las cejas la boina o la barretina y a liarnos a cantazos con los del pueblo de al lado."
Me considero muy afortunado por haber podido recorrer casi toda España y un buen número de países más. Eso me ha hecho, afortunadamete, no sentirme de ningún lado y sentirme ciudadano de muchos sitios a la vez. El futuro no va por limitarnos las fronteras por miedo al "extranjero". El futuro es enriquecernos por lo bueno que nos aporten los que vienen de fuera.

Un saludo.

RGAlmazán dijo...

Antonio, atención con el comentario de ditaur, puede ser un virus.

Pues me parece que coincidimos, pues sin entender el forofismo que tienen muchos por los nacionalismos, siempre estaré de acuerdo en que hay que respetar lo que quieran cuando se se proclame sin violencia.
Desde luego, yo estoy mucho más cerca, mucho más, de un trabajador de Pernambuco o de Zambia que del Sr. Botín, por ejemplo. Que le vamos a hacer. "Semos así de sencillos"

Salud y República

Tanhäuser dijo...

Es que, aunque le duela reconocerlo, ella considera todavía que hay catalanes de primera y de segunda.
Lo peor de todo es que a tipejas como ésa se le llena la boca afirmando que Catalunya es un país de acogida e itegración. Lo es, es cierto, pero no gracias a personas como ella, sino a los ciudadanos de a pie, muchos de ellos, por cierto, de nombre José.
Gran post.
Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Cuando me puse a escribir esta entrada, me dió un poco de miedo si no iba a originar una polémica mal entendida sobre el objetivo de mi critica, hasta llegué a cambiar el título inicial de la misma "Pobre crítica del catalanismo", para evitar esa situación. Con vuestros comentarios respiro tranquilo, ya que por lo menos se ha entendido el sentido de la critica.
Cataluña es una gran nación, nacionalidad o como cada cual lo sienta; al igual que el resto de las nacionalidades y regiones que conforman el estado español y creo que todas estas polemicas se terminarían si alguna vez llegamos a ser un estado republicano, federal y laico.
Tanhäuser bienvenido a este blog.
Salud, República y Socialismo.

Selma dijo...

Era imposible que esta Entrada provocara polémica, Antonio, nadie con dos dedos de frente puede considerar estas "declaraciones" como el sentir de los que vivimos aquí...
Ni estar de acuerdo con ellas so pena de descalificarse como persona y ciudadano del mundo...

Por otra parte, espero con ansias tu "aportación contra el stress político de cada dia".

Un besito.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails