domingo, 23 de marzo de 2008

Fototerapia (2) - Chauen

Chauen es una ciudad marroquí que está a unos 110 km. de Tánger. Está situada en la estribaciones de Rif y se le conoce como la Alpujarra del Rif. Fue protectorado español hasta 1956, por eso mucho de sus habitantes hablan castellano.

El viaje de Tánger a Chauen lo hicimos contratando un taxi desde el hotel, haciéndole hincapié a la recepcionista que queríamos un taxi para 6 personas, a lo que nos respondió que el taxi contratado era muy bueno y apto para seis personas. Nos sorprendió el precio, 100 € por disponer de un taxi todo el día.

La sorpresa fue cuando a la hora señalada no veíamos en la puerta del hotel un taxis con unas dimensiones propias para alojar 6 personas en su interior. El único taxi que había era un Mercedes grande, pero no para 6 personas, del que salió un taxista, hablando en castellano, y asegurando que el suyo era el taxi que nos llevaría a Chauen. Nos dio toda tipo de explicaciones acerca de la legalidad de la situación, tanto del seguro que el tenía para transportar seis personas, como de la documentación del coche.

Tras una leve resistencia inicial, pasamos a intentar acoplarnos debidamente en el interior del Mercedes, lo que conseguimos, más o menos, después de varias alternativas de colocaciones. Y de esta manera nos dispusimos a iniciar nuestro viaje a Chauen.

Y llegamos a Chauen después de casi dos horas de trayecto enlatados en el dichoso taxi para 6.

Un poco de historia.

El nombre shifshawen significa en rifeño "dos cuernos", en referencia a los dos picos visibles desde la ciudad. Shawen es la forma abreviada (no oficial) del nombre de la ciudad, que pasó al español inicialmente como Xauen (así consta en toda la documentación del Protectorado español de Marruecos), aunque desde tiempos recientes se utiliza más la forma Chauen, procedente del nombre francés Chaouen. Los mapas y paneles de carretera indican Shifshawen en árabe y Chefchaouen en francés.

La ciudad fue fundada en 1471 en el emplazamiento de una pequeña población bereber. Su población original estuvo compuesta sobre todo por exiliados de Al-Ándalus, tanto musulmanes como judíos, razón por la cual la parte antigua de la ciudad tiene una apariencia muy similar a la de los pueblos andaluces, con pequeñas callejuelas de trazado irregular y casas encaladas (a veces con un ligero tono azul). Sus habitantes nativos se parecen físicamente, por lo general, también más a los habitantes del otro lado del Estrecho de Gibraltar que a la mayoría de los magrebíes. Chauen está construida sobre un pequeño valle. La parte más antigua de la ciudad crece hacia lo alto de la montaña, y en el punto más alto se encuentran los manantiales de Ras al-Ma. El centro de la ciudad es la plaza de Uta al-Hammam, en la que se encuentra la Alcazaba y una mezquita con una torre de base octogonal. Otro punto emblemático de la ciudad es la Mezquita de los Andaluces. La ciudad nueva se ha construido más abajo de la ciudad antigua.

Chauen fue durante siglos una ciudad considerada sagrada, donde se prohibía la entrada a los extranjeros. Por esta razón se ha mantenido con pocas alteraciones toda su fisonomía medieval. Los cambios en la estructura urbana y poblacional de Chauen son muy recientes. Fueron las tropas españolas las que abrieron Chauen al tomar el control de toda la zona norte de Marruecos para instaurar el protectorado concedido por la Conferencia de Algeciras (1906) y definido por el tratado hispano-francés de 1912. Cuando los españoles llegaron, la ciudad tenía una importante población judía sefardí que hablaba judeoespañol. Chauen fue una de las principales bases del ejército español, y en esta ciudad se arrió la última bandera española en 1956.

Espero que os gusten la primera entrega de las fotos.

Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

Adanero dijo...

Gracias por el viaje Antonio. No conocía Chaouen ni si quiera de leerlo en alguna parte. Ha sido un grato descubrimiento. Se me ha quedado corto el viaje, pero intenso en contenido. Las fotos, al igual que las anteriores me han gustado bastante. Son un excelente acompañamiento para lo que nos cuentas.
En la vez anterior me quedé sobre todo con una foto. En esta también iba a hacerlo pero me cuesta elegir solo una que destaque sobre las demás. Esta vez me quedo con tres: La de la callejuela enmarcada con tres arcos y que al fondo tiene una chispa de color que contrasta muy bien con los tonos azules de la foto. La segunda es otra también de una callejuela enmarcada con unos arcos y que termina en una escalera hacia arriba. Y la tercera otra callejuela, una con escaleras hacia abajo y que está tomada desde la parte de arriba. Esa callejuela, con ese farol colgando, podría pertenecer a cualquier pueblo de la cuenca mediterránea. Es maravillosa.
He elegido esas tres, pero en verdad podía haber escogido cualquier otra. Esos tonos azules de las calles hacen que las fotos estén llenas de frescura.
Una curiosidad. En una foto, al fondo de un callejón, se ve un letrero con caracteres árabes y debajo en castellano pone "Pensión Córdoba". Un simple cartel como ese nos puede contar mucho sobre la historia de un lugar.
Muchas gracias por tu regalo semanal.

Un saludo.

RGAlmazán dijo...

Amigo Antonio, eres un artistazo. Como sabes yo ya conocía Chauen, sin embargo la última vez que estuve hace ya más de veinte años. Con tus fotos me he vuelto a pasear por este pueblo tan típico y tan espectacular. Me gusta esa combinación del blanco con ese azul, ya sabes que en Kabila lo hemos imitado. Y tus fotos son espléndidas.

Salud y República

Selma dijo...

¡Buenos dias Antonio!

Que placer descubrir contigo de guía a una ciudad que no conocía, tiene como todas las ciudades fundadas por Andalusies, características similares a las de Túnez , la pequeña ciudad de Sidi-bou Saïd aparte del blanco y del azul tenía como ésta prohibida a los extranjeros la entrada por ser considerada sagrada... ¿y de las fotos? ¡Que son maravillosas! a más de una me la llevaría a la jaima...

¡Mi más sincera enhorabuena!

Un beso Antonio.

Freia dijo...

¡Hey, qué hermosura de fotos!... y ¡qué envidia malsana!
Gracias por el viaje Antonio. Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Adanero
Mi mayor satisfación es que os gusten las fotos. No es el único cartel que aparece con nombres en castellano, son muchos los establecimientos que lo tienen, por la permaenecia española allí hasta 1956.
Rafa
En la siguiente entregra te contaré para que sirve, según los Chauenses, el color azul de las paredes.
Selma
Las fotos son públicas, puedes quedarte con las que quieras, solo tienes que hacer, copiar y pegar.
Freira
Chauen está ahí al lado, solo se necesita hacerse un hueco en la vida.
Salud, República y Socialismo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Antonio,precioso pueblo o ciudad, me encantan los tonos azules y las fotos son estupendas.mecrepiq@

nacido el 14 de abril dijo...

Buenas tardes D. Antonio, tienes un regalito en mi blog.
Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails