jueves, 6 de marzo de 2008

Adaptar las encuestas a la realidad digital

La ley electoral española impide la publicación de encuestas de opinión cinco días antes de la celebración de un comicio electoral. Pues bien la era digital ha roto esa norma vigente todavía en España.

Mientras, esta mañana, me encaminaba a mi habitual sesión de natación escuchaba en la radio del coche la manera como se está vulnerando esta norma electoral. Resulta que El Periódico de Cataluña se hacia eco de una nueva encuesta de, supongo su sucursal en Andorra, “El Periòdic d'Andorra”, en el que revelaba cambio de tendencia de cara el 9-M. Claro como la legislación española no afecta a Andorra, pues la publicación de sondeos de opinión, entre los cinco días antes a las elecciones, no puede ser constitutivo de delito.

Y esto lleva, evidentemente, a plantearse la inutilidad de esa norma electoral; y no solo su inutilidad sino la discriminación que se produce entre la sociedad digitalizada y la sociedad analógica. Porque quien tiene acceso a Internet puede tener acceso a mayor información electoral, que quien solo puede acceder a ella a través de los medios de comunicación tradicionales.

Pero no solo eso, también es discriminatorio entre los partidos grandes y los pequeños partidos. Porque hacerse encuestas, se hacen a diario, otra cosa es quien puede pagarlas o tener acceso a ellas y de esa manera puede los partidos variar la orientación de su campaña electoral en función de unos datos accesibles solo a unos pocos.

Por tanto en aras de la igualdad de oportunidades, es una obligación adaptar la norma electoral a la nueva realidad de los medios de comunicación. No vale echar la vista hacia otro lado, porque eso solo beneficia a los grandes partidos y a una parte de la sociedad, generalmente la de mayores medios; si no que despojándonos de todo atisbo de hipocresía, dar acceso a esa información a toda la ciudadanía y eso solo se puede realizar eliminando la prohibición de publicar encuestas durantes los cinco días previos a la celebración del proceso electoral.

Eso se realiza ya en otros países y no pasa absolutamente nada extraño. Hay que considerar al elector como un ciudadano maduro que no se deja influenciar por los datos publicados en una encuesta.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Una ley boba que no sirve para nada. Pues si diéramos por sentado que las encuestas influyen decisivamente en los resultados electorales, una de dos, habría que prohibirlas en campaña electoral y si no cada uno haría la que más le interesaba con el fin de influir.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué dijo...

Es que estamos en un país de lo más raro, yo por mí que piensan que el pueblo llano somos subnormales.

Manuel Ortiz dijo...

Es todo un bodrio que no hay por dónde cogerlo. Tenemos una Ley Electoral que es preciso revisar sin más demora en esta próxima legislatura. Además, estamos instalados en un bipartidismo que, desde un punto de vista psicosociológico, no es nada, pero que nada bueno.

nacido el 14 de abril dijo...

Supongo que se prohiben 5 dias antes de las elecciones para que ningun partido saque provecho de ellas, porque al ciudadano le da igual si las ponen el dia de antes o hace dos meses, por lo menos a mi, y si no le da igual pues ahí tienes el pèriodic d'Andorra.

Salud y República

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails