miércoles, 22 de diciembre de 2010

Por fin sin malos humos

Dentro de la vorágine antisocial en que se ha embarcado el gobierno de Zapatero, ayer nos dieron una alegría:  se aprobó la reforma de la ley antitabaco.

espaqciosinhhumo Es una muy buena noticia. A partir del 2 de enero se acabaron las ambigüedades. Se acabó la utilización política de una ley que pretendía proteger la salud de los no fumadores. Se acabó que alguna comunidades, como la de Madrid,  antepusieran su particular luchar política contra el gobierno central a la salud de los ciudadanos. Se acabó que miles de trabajadores vieran perjudicada su salud porque su empresario hubiera decidido permitiera fumar en su establecimiento.

Ahora ya todos los establecimientos serán iguales, ninguno se verá obligado a permitir fumar ante la posibilidad de perder clientes. A partir de ahora la salud de los ciudadanos se verá más protegida. No se trata de reducir el consumo, que también, como argumentan los detractores (el consumo no solo no se ha reducido sino que al parecer ha aumentado) sino de hacer más saludable la convivencia en los lugares públicos cerrados.

Y no es cierto los malos augurios que los empresarios de la hostelería pronostican. No va a ocurrir  esa terrible perdida de clientes como amenazan. La experiencia en los países en los que se prohibió el consumo en todos los establecimientos indica que no solo no perdieron clientes, sino que estos se incrementaron. Porque al final la competencia será la misma y todo el mundo terminará acostumbrándose y asimilando  que es inadecuado fumar en un espacio en el que un tercero puede estar siendo perjudicado. Y nadie dejará de entrar en un bar porque no pueda fumarse un cigarrillo, mientras que los que dejaron de ir porque les molestaba ser fumador pasivo, volverán

Todo el mundo tiene ya asimilado como socialmente mal visto el fumar en escuelas, hospitales o transportes públicos, no pasará mucho tiempo para que esa misma sensación se tenga del resto de los espacios públicos cerrados.

Pienso que, en contra de lo que los anti prohibicionistas opinan, es bueno y conveniente que se prohíba y restringa el consumo de tabaco en los lugares públicos cerrados porque todos saldremos ganando, los no fumadores porque dejaran de ser fumadores pasivos y los fumadores porque a la larga fumarán menos y eso será también bueno para su salud. Es lo mismo que con las prohibiciones en la conducción de vehículos (velocidad o consumo de alcohol), nadie las cuestiona. Bueno si algunos energúmenos por razones políticas  que todos conocemos.

Salud, república y Socialismo.

8 comentarios:

Felipe dijo...

Esta ley,al principio causará recelos.Sin embargo,se da un gran paso en beneficio de toda la comunidad porque lo que se está protegiendo es un bien necesitado de estas medidas cual es la salud.


Saludos

ana dijo...

Es lo que hacía falta, que se definieran y dejaran las cosas claras, Y sin tabaco todo es más claro, el humo espesa la mente, los pulmones y deja vacio bolsillo.

un abrazo

Ciberculturalia dijo...

Antonio yo no fumo. He sido fumadora, pero ya llevo casi, creo, 6 años sin fumar. Quizás un poco menos.
Aunque me parece bien las medidas para disminuir el tabaquismo, esta vez no se si estoy tan convencida de tan dura prohibición. Empieza a cansarme tanto y tanto prohibir.
En las grandes ciudades, esto quizás no sea un problema. En los pequeños pueblos, donde alrededor de un carijillo pasan horas muchos ancianos ¿qué harán? Es su forma de socializarse. No se, no estoy tan rotundamente convencida de la decisión.
En cuanto a la salud d elos ciudadanos, lo mejor es que puedan bien comer y al paso que vamos...

Besos, perdona la extensión

Freia dijo...

Reconozco que fui fumadora empedernida en una época en que se fumaba en todas partes y no respeté como debía a los no fumadores. Hoy me arrepiento profundamente porque reconozco que fue un alivio que mi compañera de trabajo, a mi derecha, dejara de echarme el humo a los ojos y la nariz a todas horas cuando se prohibió fumar en los lugares de trabajo. Lo cierto es que me parece francamente bien que se protejan los derechos de los que no fuman a respirar un aire limpio.

Y estoy de acuerdo con la modificación de la ley. Y, o muy poco conozco yo a mis paisanos o nadie va a dejar de salir a comer o tomar una copa porque no se pueda fumar. En Madrid ya han puesto varias terrazas con estufas para que puedan ser usadas todo el año. Es una forma de conjugar los derechos de "ambos sectores"

Un abrazo muy fuerte Antonio y que el 2011 nos traiga algo más de entusiasmo participativo en la res pública.

Nicolás dijo...

Feliz Navidad

Antonio Rodriguez dijo...

Felipe
Y además evitará las interpretaciones políticas que se hacen desde determinadas autonomías.
Ana
Y beneficiará incluso a lo fumadores.
Carmen
Es posible que haya quien pueda verse perjudicado, pero creo que muchísimos más los que se verán beneficiados, porque con la ambigüedad de la anterior ley al final mucos eran los locales libres de humos.
Paz
Estoy contigo casi nadie va a dejar de tomar la cerveza o el café porque no pueda fumarse después un cigarrillo y seguro que serán muchos los que vuelvan a los bares ahora que están libres de humos. Un beso y que nos traiga el nuevo mas entusiasmo y también más rebeldía.
Nicolás
Felices fiestas y que el nuevo alo nos sea más favorable.

Salud, República y Socialismo

Marcos dijo...

La verdad, Antonio, yo que soy asmático repito, a toro pasado, Trini Pudo, aunque no fuera con Tomás.
Te deseo unos días muy felices, muy normales y muy tranquilos.
Saludos progresistas de Madrid.

Lakacerola dijo...

Aunque reconozco que es una buena ley para los no fumadores, tb empiezo a estar un poco harta de tanta prohibición. No fumo ni nadie de mi casa pero tampoco me molesta. Lo que siento que es que muchas otras leyes o decretos se aprueben y sean los que más me desagradan, las pensiones, la ley antidescargas, el nuevo decretazo impuesto por Valcarcel en Murcia contra los funcionarios, etc etc.
Felices fiestas y en cuanto pueda volveré a pasar por tu casa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails