martes, 1 de diciembre de 2009

Quien siembra vientos recoge tempestades

Los suizos ha aprobado en referéndum, prohibir la construcción de nuevos minaretes en las mezquitas. Esta propuesta fue echa por los partidos de la extrema derecha. Ahora la liga del Norte pretende que el crucifijo figure en la bandera italiana. Más madera que es la guerra.

minaretes Personalmente estoy en contra de las leyes que limitan la libertad religiosa o cualquier otra libertad, por lo tanto me parece una barbaridad esta propuesta y su aprobación. Pero dicho esto entiendo perfectamente, aunque no comparta, la reacción de la ciudadanía suiza. Las religiones en todo, caso hay que hacerlas que queden en el ámbito de lo estrictamente privado, sin injerencia en la vida publica y política de un país.

Pero cuando se llevan muchos años desde el fundamentalismo islamista, incitando a la violencia, al llamamiento a la guerra santa, a la muerte del infiel, cuando se ve la situación de los derechos humanos, sobre todo de las mujeres, en los países islamistas, cuando se ven con cuanta intransigencia son tratadas el resto de las confesiones en esos países; entonces lo normal es que al ciudadano de a pie le empiece a entrar el miedo y reaccione visceralmente contra aquello que le produce el miedo. Pero esto que puede ser comprensible para el ciudadano de a pie, no debe ser lo mismo para el político que tiene la obligación de legislar con racionalidad y no con la visceralidad y ese es el drama de los suizos, una parte de sus políticos ha introducido el odio religioso en el debate político.

Y ahora viene la segunda parte. Quienes llevan años promoviendo la violencia, la intransigencia  y el fanatismo religioso y todas las secuelas de odio y represión que conlleva, van y se rasgan las vestidura por la decisión que han tomado los suizos, ellos que no permiten la libertad religiosa en sus países levantan la bandera del derecho a esa libertad y tienen la desfachatez de amenazar nuevamente a las democracias que si permiten la libertad religiosa. Es un "golpe contra la libertad religiosa del país y contra la dignidad del mundo musulmán" manifiesta en Egipto, el mufti Ali Gomaa, pero no lo es que en países islamista el simple echo de profesar otra religión pueda llevarte a la pena de muerte.

Triste sarcasmos el que nos toca vivir con esta situación, por eso es necesario incrementar el laicismo de las sociedad para que las religiones ocupen el lugar que les corresponden y cualquier injerencia en la vida pública o política, sea considerado algo punible por la ley. 

Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

juan merino dijo...

Antonio LA RELIGION ES EL OPIO DEL PUEBLO la frase no es mia,tu ya sabe de quien es el autor, por cierto los libros que escribio este mostruo en el sentido cultural , lo digo por que esa palabra es muy pronunciada ultimamente, a lo que voy concretamente una de sus obras se vende como rosquilla sobre todo para aquellos que le va el tema economico y eso que lo escribio hace 150 años salud y republica

El Edukador dijo...

Yo digo una cosa, si se construyen con dinero privado, cuál es el problema? por otro lado si es el estado el que las construye o sale el dinero de los contribuyentes los entiendo, la religión en la vida privada, y sin subvención, pero lo que hagan con su dinero no es asunto tuyo ni mío.

Con todo a titulo general me parece un ejercicio de intransigencia la de estos suizos.

Saludos

Jesús Herrera Peña dijo...

¡Qué gracia!, a unos los quieren recortar los minaretes y a otros les regalan el terreno y la edificación para que tengan sus iglesitas muy apañaditas. ¿Os suena?
Eso sigue pasando en un estado aconfesional... (¿aconfesional? ¡¡¡Por los cojones!!!)

Salú.

severino el sordo dijo...

Los europeos entre los que nos encontramos,seguimos haciendo amigos.Estas medidas son peligrosas porque son de contagio rapido y en menos de los que nos lo esperamos nos embarcamos en otra cruzada,conviene recordar que en nombre de dios se han cometido los mayores crimenes,las religiones sea cual sea hay que mantenerlas alejadas,saludos.

Felipe dijo...

Si,tristes sarcarmos.
Coincido contigo en lo de la libertad religiosa porque también es una aspecto fundamental de la libertad.

Y coincido diciendo que la libertad comprende la religión,sólo que ésta debe quedar reducida a la esfera de la privacidad y fuera de las instituciones

Abrazos

Ciberculturalia dijo...

La verdad es que lo que yo pienso es que la religión y por tanto todo sus símbolos pertenencen a la esfera privada. Solo privada. Ha hecho tanto y tanto daño y en nombre de los diferentes dioses se han violado tantos derechos, que me gustaría que simplemente no existieran, ninguna de ellas, o en su caso solo en el ámbito privadísimo.
Quizás no sea políticamente muy correcta.
Un beso

Jacque dijo...

http://amorrevolucionariojacque.blogspot.com/

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails