sábado, 12 de diciembre de 2009

A Rajoy y Granados solo les falta levantar el brazo

A cuento de la manifestación de hoy en Madrid, convocada por CC.OO. y UGT, el P.P., en boca de Rajoy y Granados, ha vuelto a sacar lo peor de la política: el resentimiento hacia instituciones que forman parte del entramado social del país: los sindicatos.

rajoy La bajeza política de Rajoy le lleva a manifestar que “ha echado en falta en las proclamas la exigencia al Gobierno de que modifique su política económica”. Da igual el tema, de todo es responsable este gobierno y que conste que hay cosas criticables y que yo seguiré criticando, pero con esas declaraciones ya queda claro del lado que se pone el P.P. y Rajoy, de los empresarios y de los banqueros. Le importa un bledo los intereses de los trabajadores.

Los sindicatos ya han exigido un cambio en la política fiscal y un cambio en el modelo productivo, pero tienen, también,  muy claro quienes son los responsables de la actual crisis económica en este país, las entidades financieras, las brandes constructoras y quienes les han posibilitado que la construcción fuera el motor de la economía española. Pero Rajoy cuando exige un cambio en la política económica no está pensado en un modelo que signifique avance social y mejora de las condiciones de los mas desfavorecido. Rajoy piensa en el modelo Aznar, en el que aplicó el P.P. en la anterior crisis económica y que significo, precariedad laboral, despido más barato, sueldos y pensiones de miseria y perdida de derechos de los trabajadores. Y lo sindicatos hoy defienden la política contraria, que la crisis la paguen quien la originó.

granados Y si Rajoy pide que los sindicatos defiendan una política económica contraria a los intereses de los trabajadores, Granados ataca directamente la existencia de los sindicatos. Se ve que el nacionalsindicalismo le quedó fuertemente arraigado en su cerebro y sigue pensando que los sindicatos deben servir a los intereses de los empresarios y no de los  trabajadores. Este personaje que debe todavía llevar la camisa azul escondida debajo de la camisa de demócrata considera que "una vergüenza y un escándalo que los sindicatos se hayan manifestado hoy contra los empresarios en lugar de contra quien tiene la responsabilidad de esta crisis, que no es otro que el presidente del Gobierno". y no satisfecho con semejante barbaridad continua echando exabruptos por su boca cuando plantea que todos los que hoy hemos estado en la manifestación somos liberados sindicales. Si en este país hubiera tantos liberados sindicales, que no los hay, significaría que el poder que los sindicatos tendría estaría muy por encima del que en realidad tienen. Pero eso les importa bien poco, lo único que le interesa a él y su jefa la lideresa es buscar el desprestigio de los sindicatos de clase y para ello no dudan en recurrir a la mentira y a la manipualción.

Los liberados y los derechos sindicales  no son prebendas, son conquistas sociales que han costado mucho esfuerzo, muchas huelgas e incluso algunos muertos. La libertad sindical en este país no se ha regalado, se ha conquistado con el esfuerzo de millones de trabajadores, y con la libertad sindical y los derechos  sindicales se ha posibilitado la consecución de muchas mejoras laborales y sociales para los trabajadores de este país. Otra cosa es la utilización que algunas ovejas negras hacen de su posición de liberado sindical.

Son ellos, los políticos, los que tendrían  que mirarse un poco el ombligo, porque ellos si que son unos subvencionados de los impuestos de los españoles, son los que se fabrican una ley de financiación pública de los partidos políticos a su medida y los que gozan de una prebendas y unas pensiones que no disfruta ningún liberado sindical ni por supuesto ningún trabajador. Son algunos partidos políticos lo que aprovechándose de su posición en las instituciones se corrompen y se apropian del dinero de las instituciones públicas a través de otros empresarios corruptos. No conozco ningún sindicalista enjuiciado por corrupción, algunos partidos sobre todo el P.P.tienen muchos entre sus filas. Ni conozco ningún sindicalista que se haya hecho millonario con su paso por el sindicalismo, pero si algunos políticos. Lo normal es que al liberado o dirigente sindical le cueste tiempo y dinero su paso por el sindicalismo. Lo digo por propia experiencia.

Quien ha cometido una verdadera ofensa a los trabajadores no son los sindicatos, es este impresentable personaje. Los sindicatos a  veces se equivocan, pero el avance social que ha habido  en este país se debe también fundamentalmente a los sindicatos. Me asquean estos siniestros personajes, pero me alegro de esas declaraciones porque de una manera clara expresan sus verdaderas intenciones: acabar con el sindicalismo de clase. No lo conseguirán.

mani12 Y en cuanto a la manifestación, ha sido una demostración de fuerza ante esta patronal troglodita que pretende sacar beneficio adicional de la crisis que ellos han generado y al gobierno para que entienda que el dialogo social no va ser el elemento justificativo de recorte de derechos a los trabajadores para salir de la crisis económica. Muchos miles de trabajadores la hemos secundado y también unos pocos miles de liberados, es su obligación, aunque hubiera sido deseable que otros muchos miles de esos cuatro millones de trabajadores hubieran estado hoy en Madrid.

Salud, República y Socialismo.

6 comentarios:

Adanero dijo...

Oiga, que lo mismo estos, al igual que su jefe que hablaba catalán en la intimidad, andan levantando el brazo en ella. En la intimidad, digo.

Lo peor de las declaraciones de estos tipos es que se les dé tanto altavoz. No hace falta. Ya sabemos que son bobos. Lo mismo a fuerza de repetirlas tanto hay algún incauto que les acaba creyendo.

Un saludo.

Felis dijo...

Que alegría, risas, chistes, vamos toda una fiesta. Se palpaba que todos los de la primera fila de tu foto padecen poca crisis. Tampoco parecían padecer mucha crisis, los miles de liberados, funcionarios públicos, jubilados anticipados, afiliados de izquierda unida (en Madrid prácticamente todos sus votantes) y demás parados que asistimos ala manifestación. Que como siempre, en la parte trasera y donde verdaderamente se palpaban las caras de los que padecemos esta crisis. Muchos decidimos abandonar, marcharnos porque no nos sentíamos ni con gusto ni representados en aquella fiesta.
Yo soy parado y no me siento representado por nadie de los que presidieron la manifestación. Una manifestación que por otra parte me parecía demasiado pactada (nosotros salimos, pero no hacemos mucho ruido, unas fotos, un discurso, algo de color y nos vamos a casa).

Felipe dijo...

la derecha más rancia,la más ultra es la que representa el PP y les jode muchísimo que los sindicatos le hayan sacado las vergüenzas a los patronos de las casta más burguesa y más popular.

¿Se podía esperar reacción distinta de estos distinguidos ultras?

Un abrazo

Ciberculturalia dijo...

Son tan indecentes que ya nos cansamos de oírles, de aguantarles, de sufrirles.
Yo también estuve en la manifestación porque como millones de profesionales de este páis nos preocupa que la clase empresarial sigue abusando del esfuerzo del trabajador, de forma insolidaria, porque no queremos seguir viendo las prebendas de las grandes corporaciones empresariales y financieras y porque luchamos por un mundo más justo y solidario.

A los infumables peperos, directamente que les jodan... (perdóname Antonio no me gusta ser mal hablada aquí en la blogosfera y menos en tu casa, pero hoy no he podido evitarlo).

Si existiera la palabra, te digo que me "sulfurizan"

Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

Angel
No tengo la menor duda. En España no existe la extrema derecha porque existe el P.P. Ese es su objetivo a fuerza de decir una mentira pretenden convertirla en verdad.
Felis
Oiga no se da Vd cuenta que tiene los mismos argumentos que Rajoy, cuanto peor mejor. Pero para el P.P. Y no digamos las semejanzas con Granados, son como dos gotas de agua. Lo de él es normal, un personaje de extrema derecha frente a sus enemigos de clase: los sindicatos. Pero lo de Vd., un parado haciéndole el juego a la extrema derecha con sus mismos argumentos, es indignidad. Con sus palabras esta Vd. ofendiendo a los miles de parados, con las banderas de CC.OO. y de UGT, que ayer participaron en la manifestación reclamando una salida justa a la crisis económica, yo si los vi, reclamando un nuevo modelo económico, reclamando que no se atrevan a recortar sus derechos. Y está Vd. ofendiendo a los muchos miles de trabajadores afiliados o no a los sindicatos mayoritarios que se solidarizaban con los parados como Vd. ¡Pero que digo! Vd. no debe saber lo que significa la palabra solidaridad.
Granados no se ha confundido de enemigo, Vd. si. Vd. se congratula de que no hayan participado más parados, a mi me entristece; porque si ayer hubieran estado el medio millos de parado que hay en Madrid, hoy la situación sería diferente.
Con amigos como Vd. los trabajadores no necesitamos enemigos.
Felipe
Yo no espera de esos distinguidos ultras una reacción distinta, peri si me gustaría que la tuvieran los cuatro millones de parados y los otros muchos millos que sufrimos una crisis que no hemos originado.
Carmen
Estas perdonada, quien no entienda que el objetivo del P.P., al igual que Margaret Tacher es cargarse los sindicatos de clase, es que está ciego.
Salud, República y Socialismo

severino el sordo dijo...

Por algo se dice que no hay cosa mas idiota que un obrero de derechas siempre han considerado al trabajador como un mal necesario en "sus empresas" que si pudieran aviarian con un saco de arroz otro de harian y un vale de unos grandes almacenes,en cuanto a los sindicatos soy bastante critico con su labor pero considero que son esenciales para el buen funcionamiento de la sociedad,un saludo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails