sábado, 9 de agosto de 2008

Se me revelan las neuronas

Cada día lo llevo peor, cada vez que me cruzo con una mujer con velo, se me revelan las neuronas y me hacen salir sentimiento encontrados. No entiendo lo que puede hacer que una mujer se someta de esa manera a los criterios de sumisión de sus maridos, sus padres o sus hermanos.

Hace unos días paseaba junto al Parque del Oeste de Madrid a lo largo de la calle Pintor Rosales, un día soleado y muy caluroso. De repente me cruzo con una pareja árabe. Ella con una túnica, o lo que fuera, hasta los pies y hasta las muñecas de las manos; además cubierta con un espeso velo que le cubría no solo la cabeza sino también la cara, dejando solo entrever sus ojos. El con pantalón corto y camiseta de tirantes, todo ello muy apropiado a la temperatura existente ese día. No pude determinar la edad de la mujer pero el hombre que le acompañaba era joven.

Hoy, a la salida del supermercado, escena parecida. Ella cubierta hasta los pies y las muñecas y con un velo que esta vez no le tapaba la cara; pude comprobar por tanto que era una mujer joven. Junto a ella un hombre en pantalón corto y camiseta de tirantes.

Como decía al principio mi coeficiente mental no me da para entender esta situación. ¿Cómo puede una mujer permitir ese nivel de represión y sumisión ante un hombre? ¿Cómo no se rebelan ante esa situación como hicieron las mujeres españolas cuando padecían situaciones de discriminación, menos vejatorias de las que ellas padecen, antes de la transición democrática?

Cada día que pasa crece en mí el criterio de que el estado español debería intervenir ante este atropello contra la igualdad de la mujer. Y pienso si no sería necesario que se prohibiera el uso del velo en las escuelas y demás centros públicos y que además no se permitiera que una mujer salga a la calle sin que se le vea el rostro. Ya que parece que es difícil luchar contra la comedura de cerebro que, desde la escuela y el hogar, se le hace a la mujer musulmana para que acepte con sumisión lo que es solo una represión de sus derechos como mujer, imponiéndole normas reaccionarios en el nombre de un dios.

Cada día pienso como más necesaria la asignatura Ecuación para la Ciudadanía.

Salud, República y Socialismo.

13 comentarios:

Freia dijo...

También soy contraria por completo al velo. No me valen zarandajas de tipo cultural, ni religioso, ni el "Me lo pongo porque yo quiero; nadie me obliga". Porque creo que no es una manifestación cultural o religiosa, sino una norma impuesta a las mujeres musulmanas de sometimiento e inferioridad. Que lo veo con ojos de occidental, por supuesto. No puedo meterme en su piel ni en sus siglos de historia. Tampoco quiero. Una norma que obliga a taparse a una mujer porque puede provocar con el cabello o la piel me parece retrógadas y vomitiva.
Lo que no es nada fácil es ver qué medidas se pueden dictar y articular para acabar con ello. Es la eterna lucha que se ha llevado en Francia durante muchos años y, al final, se ha claudicado con el uso del velo.
No quería hacerlo tan largo, pero es que me enciendo con el tema.
Un abrazo.

Desencanto dijo...

Hola, mis sentimientos coinciden plenamente con los vuestros, hace tiempo comente lo mismo: ellos visten como les da la gana, ellas no pueden ni enseñar un pelo, porque pueden provocar a los hombres, todo tan ancestral...las mujeres sin libertad, sin cultura han sido y son las mejores defensoras de los derechos de los hombres patriarcales...los que niegan libertad y derechos a las mujeres. En Barcelona me estremezco cuando veo una mujer, no sólo tapada con túnica sino cubierta la cara, las instituciones demuestran no respetar los derechos de las mujeres, ni las de aquí, ni las de allá...con el rollo del relativismo cultural que les da de comer...Freia, me pasa como a tí, me enciendo. Saludos.

fritus dijo...

Diga Ud. que sí...tienes toda la razón Antonio. Y es un tema de fundamentalismo religioso, y de machismo social..no es excusivo de las sociedades musulmanas sino que es más un tema de lo en serio que la gente se tome la religión...

En España, país católico, eso pasaba hace cuarenta años,( cuando por cojones de un estado nacional-católico la religión estaba más presente en la sociedad) y podíamos identificar a las europeas del norte por su indumentaria "indecente"..( los primeros bikinis de Ibiza no los llevaban las pagesas, puede ud. estar seguro)

En Instambul. ( Turquía es un país musulman pero oficialmente en Estado laico...)puedes encontrar los dos extremos,muchas mujeres vestidas completamente a la occidental, con sus vaqueros apretados y el piercing en el ombligo al aire,( y lo guapas que están) y mujeres a las que solo se les ve entre la frente y la boca...respeto a la fe musulmana, como al resto, aunque yo tenga serias dudas sobre la existencia de Dios...pero no puedo soportar el reflejo de la desigualdad de sexos y de los prejuicios sexuales descargados sobre la mujer...

Las tres religiones del libro( la hebrea, la musulmana y la cristiana) coinciden en considerar como sagrado el libro del génesis en el que se descarga la responsabilidad del pecado original en la mujer...en una misógina concepción de la vida, la mujer trae consigo la tentación...y los ultraortodoxos de cualquiera de esas religiones consideran que la mujer debe vestir con "recato" para evitar la ocasión y el peligro.


...lo único que ocurre es que los musulmanes se toman más en serio su religión, con todas las barbaridades que eso conlleva, pero no es un tema exclusivo de ellos.

Un abrazo muy fuerte, maestro

RGAlmazán dijo...

Pareciéndome grave lo del velo, creo que es más grave lo que apunta el amigo Fritus. Las tres religiones hacen que el pecado original recaiga en la mujer. Por lo tanto, se están dando los orígenes para que exista la discriminación. Y ahí están los resultados. La mujer en cualquiera de ellas es inferior y por lo tanto, sierva del hombre, cuando no esclava. Lo del velo es la dramatización del problema en una de ellas, un signo externo de sometimiento más.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué dijo...

Te doy toda la razón niño, a mí me pasa lo mismo, no lo entiendo y no lo entenderé jamás.Ellas dcen que lo llevan porque quieren,no se si será cierto o no pero es una discriminación bestial y tendría que regularse por ley, pero creo que no está el gobiero mucho por la labor.A mí tambien me encienden estas cosas.

Euphorbia dijo...

Justamente ayer vi una escena prácticamente igual, el hombre con vestimenta veraniega y ella, que sólo se puede suponer que era ella, no enseñaba los ojos para no tropezarse. Añado que el tipejo iba un par de pasos delante.
Yo también estoy contigo porque una cosa es aceptar las religiones ajenas y la otra permitir el atropello de la mujer. Pongo como ejemplo la cruz cristiana: hoy en día un cristiano puede dar a demostrar su fe luciendo una cruz al cuello, pero esa cruz puede ser lucida por un hombre o una mujer, ya no hay una simbología visible de sumisión, en cambio un velo y ya no digo un burka es una denigración de la mujer. Que se lo pongan ellos también y no diré nada.
Nota: ¿lo de "ecuación" para la ciudadanía es un juego de palabras o una errata?

Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

Freia
Estoy de acuerdo no es una manifestación cultural o religiosa, sino símbolo de represión de la mujer, Pero ante ello yo me pregunto ¿Por qué no se rebelan? Es posible que en sus países sea difícil pero en España, con la leyes protegiéndolas. No lo entiendo.
Desencanto
Eso demuestra que es una cuestión de represión. Una represión realizada desde el adoctrinamiento en las escuelas y en el seno de la familia. Por eso yo entiendo que los estados democráticos deberían ser más beligerantes con este tema.
Fritus
Es cierto que las tres religiones tienen un nexo común en cuanto a la sumisión de la mujer, y su raíz en la culpalización del pecado original, sin embargo solo en la islámica se mantiene ese concepto a ultranza. Quizá sea porque generalmente va unida la religión con el estado y el estado se justifica en la religión para mantener sumisa a un parte de la sociedad.
Rafael
Es grave el origen, pero salvo en la islámica gracias a la separación iglesia estado y, como no, a la lucha llevada a cabo por la mujer durante mucho tiempo, se ha conseguido que al menos en teoría, en unos sitios más y en otros menos, se haya conseguido la igualdad de derechos entre sexos.
Mª Eugenia
Esa es mi permanente dilema, si el estado no tendría que ser más beligerante sobre todo en el ámbito público
Euphorbia
Claro si ambos sexo hicieran ostentación de su acerbo cultural o religioso, entonces el asunto tendría otro cariz, pero se ve que Ala y su profeta Mahoma eran unos listillos, como para ponerse impedimentos ellos mimos.
Lo de “ecuación” es un error del corrector del Word. En cuento te descuidas te triciona.
Salud, República y Socialismo

Adanero dijo...

La verdad que poco más que añadir a todo lo que habéis comentado. Que es un asunto de sometimiento de la mujer está más que claro. Nunca entendí como se puede "defender" o "respetar" más a una religión dejándose someter por ella. No creo en religiones, pero pienso que los que practican alguna deberían encontrar en ellas un apoyo, una ayuda a sus problemas, y no ser estas las que causen el problema al creyente, someterles o anular su dignidad.

Un saludo.

DianNa_ dijo...

No es cuestión de respeto, el que ellas lo lleven, si no de miedo, ellas no tienen el poder de elegir, son meramente un objeto y aprenden a palos... el miedo paraliza hasta la mente.

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

Ángel
Así debería ser para los creyentes, que su religión les sirva de ayuda y no de represión. Pero los ideólogos de las religiones siempre han sido hombres y en ocasiones, como en el islamismo, se confunde o se solapa la religión y la política y entonces se convierte en un medio de dominación de una parte de la sociedad sobre otra y en este caso la más débil: la mujer.
dianna
El miedo y el adoctrinamiento desde la infancia.
Salud, República y Socialismo

Mega dijo...

En Berlín, en el mismo barrio que habito, hay muchas mujeres cubiertas de pies a cabeza por entero. A veces son jóvenes campesinas de una aldea o pueblo de Turquía que vienen a casarse con los turcoalemanes de aquí...

También las hay coquetas y vestidas a la manera occidental, e incluso parejas que hablan entre sí en alemán y también con sus hijos. En suma, ves diferentes grados de integración simultáneos.

A mí también me parece que Occidente debería de defender (sobre todo con ciertos inmigrantes de religión musulmana extremista) su propia tradición, cultura y civilización, pues lo que ahora nos parece natural puede dejar de serlo a la larga si no lo defendemos como básico y general.

El progreso es una conquista de siglos...
Un saludo

Gracchus Babeuf dijo...

En un parque de París, hace un par de semanas, disfruté de un surtidor de agua micronizada, que aliviaba el calor de los sufridos turistas. Y casi pierdo la educación cuando ví como se acercó a refrescarse una mujer cubierta totalmente por un burka, del que sólo se libraban los ojos. ¿Qué irá a refrescarse, las pestañas?

Naturalmente que el hombre que le acompañaba iba comodamente vestido de verano.

Antonio Rodriguez dijo...

Mega
En el barrio turco de Berlín, efectivamente se puede ver todo esos estilos en el vestir, que son es ni más ni menos que el reflejo de la propia cultura turca, más permisiva, hasta ahora, con el tema del vestido.
Yo creo, en lo que te refieres a la defensa de la cultura y la tradición occidental, que de lo que se grata es profundizar en el estado laico de la sociedad, de la separación efectiva del estado con respecto a todas las religiones y dejar la religión en el ámbito exclusivo de lo privado.
gracchus
Eso es lo que yo pretendo criticar la hipocresía que existe en la aplicación práctica del islamismo, que solo es un instrumento más de dominación del hombre con respecto a la mujer.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails