lunes, 28 de enero de 2013

La culpa es del parado

Cuando se alcanza la cifra de 6 millones de parados no solo este hecho se convierte en un gravísimo drama social para quienes lo sufren sino que además, empresarios sin escrúpulos se aprovechan de la situación  para degradar al máximo las condiciones laborales de los trabajadores.

Algunos  de los que se dicen empresarios, en este caso empresaria, tienen las desvergüenza de culpabilizar de la situación del paro en este país a los propios parados. Este es el caso, entre los muchos que existen en este  país, de Roció Aguirre, hermana de Esperanza Aguirre, que debutó como “tertuliana” en el programa de La Sexta “La Sexta noche”. rocioAguirreEsta señora es de la opinión de que “la gente no quiere trabajar”. y lo justifica con la indecente argumentación  de "A mí me cuesta contratar a gente porque hay muchas veces que la gente tiene un subsidio, que a lo mejor son 800 o 1000 euros, y tú les estás ofreciendo un trabajo, y resulta que prefieren no trabajar".

Este tipo de empresario feudal pretende que los parados pierdan hasta su dignidad y tengan que aceptar trabajos denigrantes y con condiciones salariales inferiores a la que les ofrece un subsidio, ganado con su trabajo previo. La hermana de Esperanza Aguirre, que tuvo la suerte de nacer en el seno de una familia bien y a la que la situación política de su hermana seguro le ha abierto muchas puertas,independientemente de su valía, representa y se equipara a esos empresarios como Díaz Ferrán, para los que para salir de la crisis hay que trabajar más y ganar menos. Pero los demás, porque ellos ya se ocupan de descapitalizar sus empresas y llevárselo a Suiza. Menos mal que algunos ya acaban donde se merecen, en la cárcel.

Pero la argumentación de la señora Aguirre se vino abajo con los primeros abucheos del público, reconociendo que realmente ella no sabía si rechazaban o no un puesto de trabajo.  Siento tan tonta no sería de extrañar que el puesto de tertuliana en La Sexta se deba a la influencia de su apellido y no a sus meritos. Hay que tener muy poca vergüenza para decir tamañas sandeces, sobre todo viniendo de una persona que quizá la única oficina de empelo que conozca sea el despacho de su humana.

Los parados cobran subsidio de desempleo porque mientras han tenido un puesto de trabajo han cotizado regularmente para adquirir ese derecho y tienen todo el derecho del mundo a renunciar a un empleo que no satisfaga mínimamente sus aspiraciones, ni tengan que aceptar la indignidad de un empleo mal pagado y en condiciones laborales deplorables.

Son los empresario y no los trabajadores, los que abusan de una posición de superioridad y amparados por una legislación completamente reaccionaria y favorable a sus intereses, pretenden imponer condiciones salariales y laborales indignas. Se valen de la necesidad de las personas y de la existencia de seis millones de parados para precarizar al máximo las condiciones laborales de los trabajadores. Y aún así tienen la desvergüenza de echar la culpa de la situación al mas débil, el parado.

Salud, República y Socialismo

4 comentarios:

METALUM dijo...

Demasiados personajes, demasiadas declaraciones del estilo. Tienen que empezar a temernos, somos más!

Antonio Rodriguez dijo...

Somos más pero no demasiados los que luchamos.
Salud, República y Socialisom

Molina De Tirso dijo...

Es la coartada de siempre, la que han utilizado todos los "abusadores", genocidas, esclavistas y demás ralea: echar la culpa a las víctimas. Ellos se llevan la mejor tajada y encima son los buenos, ¡hay que jorobarse!

Jesús Herrera Peña dijo...

Antonio, permíteme que me salga un poco del tema (del cual no discrepo) y hable del nuevo programa de La Sexta TV.
Mal arranque tuvo. Con el pedrojeta de las narices. Con la hermanísima de la lideresa esa. Y con dos desechos de tientas de la cadena telebasurera: La Zorrilla y el Revilla.

Hay mucha gente que dice que qué ocasión más buena perdió la 6ª (esa tele que a algunos nos sigue pareciendo de izquierdas) para meter como tertulianos a 6 mendas que no estén muy toreados de las otras televisiones.
En fin..., sigamos a la expectativa a ver qué nos depara ese nuevo programa de los sábados.
Lo peor que nos podría pasar a más de uno es que fuera un calco y una sucursal del programa heredero de "La noria", de infausta memoria.

Salú república y socialismo,

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails