miércoles, 16 de enero de 2013

Tras los pasos de Díaz Ferrán

Los empresarios españoles tienen una idiosincrasia especial. Todos o casi todos cojean del mismo pie. Del pie que les lleva a precarizar el mercado laboral y el pie que les lleva a olvidarse del pago de los costes sociales de sus empresas.

Si antes fue Gerardo Díaz Ferrán quien defraudó y descapitalizó  sus empresas  para hacerse millonario por la puerta falta, ahora hay otro dirigentes empresarial que ha sido puesto en el punto de mira de la Tesorería General de la Seguridad Social. Este empresario y dirigente empresarial es Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña y vicepresidente de la CEOE.

DiazferranArturogonzalez Arturo Fernández ha sido requerido por la Tesorería General de la Seguridad Social por el impago de las  cuotas de la Seguridad Social de una de sus empresas, Grupo Cantoblanco Colectividades, durante los meses de marzo a septiembre de 2012. Por dichos impagos se le requiere la cantidad de 418.566,82 euros en concepto de cuotas patronales, recargos y costas.

Por lo mismo motivos que a un pequeño empresario o a un autónomo ya habrían hecho efectivo el embargo por impago de cuotas de la seguridad social a este dirigente patronal se le concede un aplazamiento de su deuda. Pero además se incumple la ley porque mientras, en teoría, ninguna persona puede contratar con la administración teniendo deudas con la seguridad social, a Arturo Fernández se lo permiten. Este empresario tiene adjudicada las cafeterías del Senado, el Congreso y la Asamblea de Madrid.

Arturo Fernández mantiene una estrecha relación con los círculos de poder de la Comunidad de Madrid, por lo que es conocido como el “noveno consejero”. No ocultó su alegría por la victoria electoral del P.P. en el pasado 20N. No es de extrañar por tanto la facilidad con la que obtiene el aplazamiento de su elevada deudo mientras otros son perseguidos por ellas.

Esta es la clase de empresarios que por un lado eluden sus obligaciones fiscales y por otro exigen nuevas vueltas de tuerca en la reforma laboral o nuevos contratos basura para nuestros jóvenes. Empresarios que no se cansa de exigir a los gobernantes menores costes sociales y mayores facilidades para despedir.  Empresarios que no saben competir ni hacer competitivas sus empresas si no es llevando a sus empleados a la precariedad mas absoluta.

Hoy eluden el pago de sus obligaciones fiscales y mañana descapitalizaran sus empresas para poder seguir llevando sus elevados trenes de vida sin importarles si sus trabajadores  tienen o no condiciones de trabajo dignas. ¿Seguirá Arturo Fernández la senda de Díaz Ferrán y acabará como él perseguido por la justicia?

Salud, Republica y Socialismo.

3 comentarios:

METALUM dijo...

Qué casta más egoísta e insolidaria. Explotación, fraude a la seguridad social, pelotazo ráfpido, evasión de impuestos.
El empresariado español da pena.

RGAlmazán dijo...

Otro que tal baila. Amigúisimo de Espe Aguirre y cuñado de Díaz Ferrán. Son todos de la misma especie: buitres.

Salud y República

Lakacerola dijo...

Este país desprende un tufo a mierd. hasta las trancas, consejeros en consejos de administración que no se enteran de lo que llevan entre manos (sólo están para cobrar), lo que se está destapando de la Gürtel es para que dimita el gobierno en bloque..¿que no sabe el PP que tenían cuentas en Suiza? No se lo cree ni el más tonto. De los empresarios para qué hablar, los que más cacarean para "profundizar" más en la reforma laboral, liberalizar más el mercado, etc, etc...son los que más viven de la mamandurria, chupópteros de lo público. De verdad que no sé como este país aguanta, lo raro es que no haya explotado ya una revolución, el paro subiendo, los "mamandurrios" fichando por empresas privadas mientras mantienen sus puestos en las públicas (cobrar del partido tb es chupar de lo público, puesto que reciben subv.públicas), no sigo pq la bilis que sale por mi boca no merece ensuciar este blog.
Un saludo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails