martes, 21 de agosto de 2012

El banco malo, un nuevo incumplimiento de Rajoy

Casi con toda probabilidad el próximo Consejo se Ministros aprobará la creación de un banco malo, lo que constituirá el enésimo incumplimiento de Mariano Rajoy y el Partido Popular.

Lo dijo en abril, “no habrá banco malo”, pero la bravuconada le sirvió de poco porque no contaba con Frau Merkel. La UE impuso a España 32 condiciones para que se accediera al rescate de  la banca española. Las número 7 y 15 se refieren a la creación del banco malo.

"...7. Preparar un plan integral y un marco legislativo para la creación y el funcionamiento de la compañía de gestión de activos (AMC en inglés, el llamado banco malo). Finales de agosto..." Por eso saldrá de la reunión de Consejo de Ministros del próximo viernes.
"...15.Adoptar la legislación para el establecimiento y funcionamiento del banco malo, con el fin de que esté plenamente operativo en noviembre de 2012...."

El próximo viernes nos venderán la bondades de la creación del banco malo. En todo caso estamos ante una nueva mentira de Rajoy, que continua su senda de gobernar bajo la dinámica de la mentira. 

Banco-Malo Un banco malo es un institución pública o privada, en este caso será pública, que compra con dinero público los activos tóxicos de los bancos. La justificación es que con la venta de los activos tóxicos los “bancos buenos” obtienen financiación con la que pueden  conceder créditos a familias y empresas para que la economía se relanza. Esto es, el cuento de la lechera.

Cuando la economía mejore el banco malo venderá los activos tóxicos con la esperanza de obtener un precio mayor que el pagado por ellos. Así el estado hará un buen negocio. Eso es la teoría porque la realidad puede ser muy distinta.

  1. Porque los activos tóxicos no se comprarán a precio de mercado sino por encima de ese valor.
  2. Porque el precio de los inmuebles pueden, y esa es la previsión,  seguir bajando con lo que la operación venta puede ser ruinosa.
  3. Porque esas perdidas las tendrá que absorber el estado, o sea los contribuyentes. Con lo que la deuda pública se incrementarán y se justificaron nuevos recortes a los de siempre.
  4. Porque no hay ninguna garantía de que con esa operación de compra de activos tóxicos, fluya el crédito de nuevo. Puede ocurrir  que con el dinero obtenido los “bancos buenos” compren de nuevo deuda soberana española para hacer negocio sin exponerse a nada.

Estamos de nuevo ante una operación de conversión de deuda privada en deuda publica, cuyas consecuencias serán mas recortes, más recesión, más paro, más miseria  para los más desprotegidos y una nueva salvación de la banca con dinero de los contribuyentes (un nuevo incumplimiento de Rajoy) que pagaran los más desprotegidos.

Por si quedase alguna duda, vean este video.

Salud, República y Socialismo

2 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Otra más, y van... ¿Hasta cuándo?

Salud y República

María A. Marín dijo...

¿Banco bueno? ¿dónde está? ¿existe?...

Este señor es un mentiroso, lo pudimos comprobar cuando "gestionó" el hundimiento del Prestige.
Todos sabían que mentía...entonces, ¿quiénes lo han votado?
Yo no, desde luego.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails