martes, 7 de agosto de 2012

De la ocupación de tierras a la expropiación de alimentos

Se esté o no de acuerdo con él, no se puede negar que Juan Manuel Sánchez Gordillo siembra la polémica con sus acciones. De las ocupaciones de tierra de antaño a las “expropiaciones forzosas de alimentos” de ahora, ambas constituyen una denuncia de la injusticia y la desigualdad social existente en nuestro país.

Hoy dirigentes y militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores han protagonizado los que ellos han denominado “expropiaciones forzosas de alimentos” en dos supermercados en Écija (Sevilla) y Arcos de la Frontera (Cádiz). Estas “expropiaciones” iban destinadas a ser distribuidas entre organizaciones sociales de ayuda a los mas necesitados. Mientras los responsables de Carrefour llegaron a un acuerdo con los militantes del SAT para cederles lo incautado, los de Mercadona tomaron la actitud contraria  y estudian la presentación de denuncias contra los militantes del SAT.

expropiacionAlimentos Estas simbólicas acciones son tan solo un intento de denuncia de la situación de injusticia y desigualdad social en la que viven en nuestro país millones de trabajadores. La política de recorte tras recorte llevada a cabo sobre todo por el gobierno del Partido Popular, pero también por el anterior gobierno del PSOE están llevando a la desesperación y la miseria  a millones de familias en las que todos sus miembros están en paro y que muchos de ellos ya no reciben ninguna prestación social. Una situación que está ocasionando que muchos de ellos no tengan siquiera con que comprar el alimento diario y se vean en la necesidad de recoger la comida que desechan los supermercados, aunque en algunos ayuntamientos como en el de Gerona se les impide hasta recoger la comida desechada.

No comparto algunas de las cosas que plantea Gordillo, pero he de reconocerle su decidida lucha contra la injusticia y la desigualdad social, su permanente denuncia de  un sistema económico y político que margina al débil y protege al fuerte y su oportunismo político con estas acciones de denuncia. Sobre todo en un día  como hoy, en el que hemos conocido el dudoso merito de Amancio Ortega de haber alcanzado el ranking de tercera persona más rica del mundo, con una fortuna de más de 38.000 millones de euros. Es indecente que mientras millones de trabajadores estemos sometidos a continuos recortes de nuestros derechos sociales y laborales y recortado nuestro poder adquisitivos por el incremento de los impuestos indirectos, una persona como Amancio Ortega haya incrementado  su patrimonio en un 32% en el último año. Un incremento que tiene el patriótico origen en la deslocalización de muchas de sus fabricas en España hacia países donde la legislación laboral le permite condiciones laborales  rayanas al feudalismo y salarios de miseria. Una persona que con toda seguridad tendrá una imposición fiscal inferior a las media de los españoles, gracias a la política de deducciones, subvenciones y rebajas de  impuestos decidida por este y el anterior gobierno.

Estas son las injusticias y desigualdades sociales que se pretenden denunciar con las acciones emprendidas por el SAT y  Juan Manuel Sánchez Gordillo. Estas injusticias y la actitud de los partidos mayoritarios es lo que hace que la ciudadanía sienta desafección de la política y que vea a los políticos mas como un problema que como una solución a su situación.

Solo nos queda la lucha contra este gobierno que se empeña en una política de recortes  que solo conduce a más recortes, mas recesión, mas paro, más miseria y continua perdida de nuestros derechos sociales y laborales. O acabamos con él o el P.P. acabará con nosotros.

Salud, República y Socialismo.

12 comentarios:

ana dijo...

Por supuesto, hay que luchar y ayudar, pero siempre desde la legalidad, podrían haber comprado comida con su propio dinero y no robando. Nadie le quita el mérito de su lucha, pero como digo, debería hacerlo legalmente.

Un saludo.

Antonio Rodriguez dijo...

Ana, si durante la dictadura y a la muerte del dictador todos y todas hubieramos actuado dentro de la legalidad, todavía seguiriamos viviendo en una dictadura.
Cuando se legisla solo para favorecer a los poderosos, cuando se quitan tantas y tantos derechos conseguidos a base de muchas luchas, mucho esfuerzo y a veces tambien sangre, cuando pretenden ilegalizar el derecho a la crítica y a la libertad de expresión (FACUA), cuando se pretende ilegalizar hasta la resitencia pasiva, cuando el derecho a una informacion pública objetiva y plural se convierte en información de partido, ... ¿para que sirve muchas veces la legalidad? si ellos (el P.P.) modifican la legalidad para que sirva no a la ciudadania sino solo a sus propios intereses.
Esto son solo acciones simbólicas, en Carrefour llegaron a un acuerdo, para denunciar la situación de injusticia y de desigualdad social que el Partido Popular está imponiendo a los más desfavorecidos. Y tu sabes perfectamente que en Andalucia la situación es de deseperación.
Salud, República y Socialismo

María A. Marín dijo...

Había que ver a las empleadas del supermercado llorando impotentes y recibiendo empujones de estos "salvadores de los pobres"
Lo siento no me gusta como actuan Sanchez Gordillo ni Cañamero. Nada personal en contra, los conozco desde hace muchos años y no estoy de acuerdo con ellos.

Saludos

Nicolás dijo...

Sánchez Gordillo no es mi modelo a seguir pero reconozco que cuando desde el poder se ejerce continuamente la violencia sobre el pueblo ,éste más pronto o tarde reacciona.


El hambre no entiende de leyes y la injusticia no deja de serlo por muy legal que sea. No hay más que echar una ojeada a las revoluciones que han tenido lugar a lo largo de la historia para darse cuenta que cuando se ha perdido todo, hasta la esperanza, también se pierde el miedo. ¿Qué se puede perder cuando ya no queda nada?


Resulta hipócrita rasgarse las vestiduras por lo ocurrido ayer durante el asalto a varios supermercados de la cadena (Mercadona) del auténtico líder del PP en la Comunidad Valenciana y no hacerlo ante la violencia verbal ejercida por semejante personaje o por las decisiones del gobierno del Partido Podrido, toda una declaración de guerra a la ciudadanía de este país.

Juan C. Romeror dijo...

¿Asalto al supermercado? Para asaltos los de Rajoy y su Gobierno cuando a unos les quita la paga extra, a los parados, entre aplausos y al grito de "¡Que se jodan!", quita prestaciones y a todos nos recorta derechos sociales(educación sanidad...). ¿Lo del Ministerio del Interior?..., para detener al Gobierno en pleno.

Jesús Herrera Peña dijo...

Con esta acción de algunos de los miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores, pudiera ser que estemos ante los incipientes brotes verdes de una gran revuelta popular en España.
¿Es justo? ¿Es injusto? ¿Hay legitimidad? ¿Es un robo de tomo y lomo?

No sé...

María A. Marín dijo...

No creo que aquí se trate de defender o no la injusticia que se está cometiendo con la clase trabajadora.
Entrar a robar comida a un super con esos malos modos ¿es lo que vamos a hacer para solucionar este desgobierno?
¿Porqué no vamos a los bancos a "expropiar" dinero para pagar nuestras hipotecas?
Respeto a los que defienden el ojo por ojo, pero no lo comparto ni lo compartiré nunca.

Antonio Rodriguez dijo...

Nicolas
Tampoco Gordillo es mi modelo, sobre todo porque yo no comparto su idea de que las decisiones tomadas democráticamente por mi organización se respetan tan solo si coinciden con lo que el piensa.
Pero dicho esto pienso que la acción del SAT es solo una denuncia social de lo que puede pasar si la situacón no se soluciona y el estado no empieza a salvar a las personas en lugar de los bancos responsables de la crisis.
Salud, República y Socialismo

Antonio Rodriguez dijo...

Juan
Tienes razón, se criminaliza a los que defienden a las victimas de la crisis pero no a los responsables de su situación.
Salud, República y Socialismo

Antonio Rodriguez dijo...

Jesús
No tengas dudas es solo una denuncia social.
Salud, República y Socialismo

Antonio Rodriguez dijo...

María
Yo no comparto que se empujara a alguna dependienta. Pero no te parece un poco absurdo que una dependienta se ponga a defender los intereses de su patrón cuando no le pagan por eso.
YO no creo que eso sea robar, es tan solo una denuncia social. El valor de lo "expropiado", según ellos dicen, es inferior a lo que todos los dias tiran a la basura
A mi me parece que se hace más violencia cuando se despide a una trabajadora por quedarse embarazada, cuando una madre o un padre no tienen con que dar de comer a sus hijos, cuando en los que llevamos de crisis a los funcionarios se les ha rebajadao el salario en mas de un 25% mientras que a los delincuentes fiscales se les amnistia, cuando se pretende ilegalizar a FACUA porque denuncian la politica de recortes del P.P., cuando se elimina la pluralidad y objetividad de RTVE y la convierten en una entre al servicio del P.P., cuando, tan solo en Madrid, 157 personas pueden ser multadas con mas de 300 euros por el delito de manifestarse, cuando pretenden convertir en delito la resistencia pasiva o la convocatoria de manifestaciones a traves de las redes sociales y un montón de cosas más que sería muy largo relatar.
El problema es que lo que han hecho los militantes del SAT está tipificado como delito y las barrabasadas que comete el P.P., no.
Salud, República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

Se trata de una acción de denuncia. No es un robo. Tampoco comparto las formas de Gordillo pero ojo con rasgarnos las vestiduras por una accion leve que sin embargo ha tenido un eco tremendo en los medios conservadores y que ha movido a dos ministros a hacer declaraciones. Esta acción 'ilegal' es mucho menos grave que cualquiera de las decisiones que el gobierno ha tomado, es simple y llanamente una acción que trata de hacer ver algo tan grave como que la gente pasa hambre.
DEsde luego habría que haber evitado cualquier tipo de violencia.
Salud y República

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails