viernes, 17 de agosto de 2012

Difama que algo queda

Los dirigentes del P.P. son alumnos aventajados Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda de Hitler. Cuando la contradicciones de sus políticas son difíciles de explicar recurren a la difamación porque una mentira dicha muchas veces termina por parecer verdad.

Dos ejemplos para clarificar esta situación. El primero el conflicto que desde hace tiempo mantienen los bomberos de Madrid y como siempre las lúcidas opiniones que la alcaldesa de  Madrid mantiene al respecto "si la gente supiera lo que ganan los bomberos, a los que todos apoyamos y entendemos, quizá no entenderían estas protestas" y añade entre sus maravillosas condiciones de trabajo sus “solo 64 días de trabajo al año”. Pero lo que no dicen es que sus jornadas son de 24 horas al día lo que da un total de 1632 horas anuales. Vamos lo que mas o menos trabaja todo el mundo.

deifamacion Pero todo vale para intentar manipular las opiniones de las personas manipulables, como por ejemplo falsear la información que a través de la televisión de la Espe  se dio de los incidentes. Mientras todos los informativos ofrecían la imagen de los bomberos protestando y abucheando a la Botella, Telemadrid afirmaba que eran los ciudadanos los que abucheaban a los bomberos.

El segundo ejemplo es en relación a la subvención de los 400 euros. Dice Carlos Floriano que hay que revisar la otorgación de la subvención por que había jóvenes que percibían los 400 euros y vivían con sus padres. Se pretende criminalizar a los jóvenes por no ser capaces de vivir de manera autónoma con 400 euros al mes. ¿Como si alguien pudiera vivir autónomamente con 400 euros al mes? En realidad lo que están pretendiendo  es justificar un nuevo recorte para acceder a esta subvención. El carácter de esta subvención no estriba en la circunstancia de vivir o no con los padres sino por la situación de desempleo y no percepción de ninguna otra prestación.

Además se condiciona a la inserción laboral. Pero ¿que inserción laboral puede haber en un país con un 25% de parados  y con una tasa de desempleo juvenil por encima del 50%? ¿Es culpable el desempleado de no encontrar un empleo o es la sociedad y sus gobernantes lo culpables por no ofrecerle alternativas?

Su objetivo es ganar la batalla de  la opinión pública, intentar hacer creer con sus mentiras que son los trabajadores los  responsables de la situación existente, porque son unos insolidarios que pretenden defender unas situaciones laborales de privilegio y vivir de las subvenciones porque no quieren trabajar. Mientras existan millones de tontos de los cojones que se lo crean  continuarán ganando la batalla.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

pena dijo...

La impotencia ante tantos desmanes me descoloca. Ell@s, se están embolsando millonadas a costa de la mentira de un estado democrático organizado a favor de los de siempre, y, la clase trabajadora y honesta...Somos lel@s o qué?

RGAlmazán dijo...

Pues sí, hay mucho tonto de los cojones incapaces, presos de su propio forofismo, de no ver más allá de sus narices.

Salud y República

Freia dijo...

A mí esta pájara impresentable cada vez me sulfura más.
Y sí, coincido, cada vez hay más tontos de los cojones que se lo creen todo.

Un abrazo, Antonio.

María A. Marín dijo...

Los españoles parecemos (igual hasta lo somos) tontos, gilipollas y masoquistas.
Esto es lo que se me ocurre cuando miro hacia Madrid.
¡Con perdón de los que no lo sois!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails