miércoles, 14 de diciembre de 2011

Mini Job, la nueva ofensiva

Lo desveló Rajoy en su entrevista con los dirigentes sindicales de CC.OO. y UGT, el BCE había solicitado al Zapatero la implantación de los mini job, al estilo de Alemania para fomentar la contratación  y luchar contra el paro.

minijob Pero ¿que son los mini job? Los mini job o mini empleos, son un nuevo tipo de contratos por los que el empleador ofrece una menor jornada laboral que la habitual  a cambio de un salario por debajo del salario mínimo interprofesional. Que en el caso de Alemania esta en 400 € mensuales pero que en España estaría entre los 250 y los 300 €. A cambio de eso  el empleador pagaría menos costes sociales e impuestos y el trabajador solo cotizaría voluntariamente a la seguridad social y estaría exento de tributar a la Hacienda Publica. Esto tendría  graves repercusiones en la pensión y en el acceso a la seguridad social.

Inventaron la pólvora. Este tipo de contrato solo persigue dos cosas: reducir los costes salariales del empleador e incrementar la precariedad laboral del trabajador. Porque, ¿que sentido tiene, si no, este nuevo contrato, cuando en España existe la contratación a la carta? Que el empresario necesita que se trabaje menos horas al día, contrato a tiempo parcial. Que necesita solo para los fines de semana; contrato fijo discontinuo.  Que necesita solo de vez en cuando, un día, una horas, un mes; contrato temporal. Que se quiere ahorrar el mes de vacaciones, despide en julio y contrata de nuevo en septiembre.

En este país existen tantos tipos de contratos como necesidades de contratación tengan los empresarios. Pero no se trata de eso. Se trata simplemente de  reducir los costes laborales, para incrementar los beneficios y precarizar aún mas las condiciones de trabajo. Con la última reforma laboral se ha flexibilizado la contratación, se ha abaratado el despido y se han incrementado las rozones para despedir y se sigue sin crear empleo. No se crea empleo porque el problema no está en el mercado laboral, el problema está en la falta de actividad económica y eso no se arregla con reformas laborales. El problema está en la falta de crédito para los empresarios y en las medidas de ajuste que contraen el consumo y por tanto la actividad económica.

Dicen los gurús del liberalismo que este tipo de contrato haría que saliera a la luz la economía sumergida y creciera el  empleo. Eso es falso, porque este tipo de contrato solo traería como consecuencia el desplazamiento del trabajo, desde el empleo fijo, estable y con derechos a un empleo precario temporal y con menos derechos laborales. Y si ya la picaresca empresarial española hace que los contratos a tiempo parcial sirvan para enmascarar salarios a remuneración parcial con jornadas a tiempo completo, este tipo de contrato solo redundaría en esas mismas jornadas laborales pero con menos salarios y menos derechos. 

Dice el patrón de los empresario que más vale un contrato de trabajo por 400 € mensuales que estar en el paro. Pero el exprimir salarios y derechos laborales tiene un límite. Porque si para que un empresa pueda funcionar es necesario condenar a los trabajadores a salarios de miseria y a condici0ones laborales tercermundista, quizá sea mejor que esa empresa desaparezca. Las empresas no deben subsistir a cambio de esas condiciones, porque eso es malo incluso para el propio tejido empresarial. Porque lo que se está generando con eso es dumping empresarial  y competencia desleal, que tiran, artificialmente los precios y los salarios a la baja.

Estamos empezado un nuevo ciclo político que nos va a traer nuevas arremetidas contra los derechos de los trabajadores. Y, o tomamos conciencia de esa realidad y la combatimos, o nos veremos abocados a situaciones laborales cercanas a la  esclavitud.  Estamos ante una nueva fase de la lucha de clases, en la que empresarios y las clases mas poderosas van a intentar recomponer el modelo social, en su exclusivo beneficio.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

Lakacerola dijo...

Ya lo has dicho todo, mi sobrina ha estado ya a tiempo parcial cobrando unos 300€ y trabajando más horas de las contratadas, y en una empresa de las llamadas "famosas" de ropa, con contrato de mozo de almacén y estando de vendedora. No es más que un engaño para trabajar con menos costes para el empresario, porque ¿cuantos empresarios hay que obligan a trabajar 1 o 2 horas más de las contratadas al mismo precio? La picaresca del empresariado español no tienen límites.
Un abrazo.

María dijo...

Y la gente tragamos...

Saludos

RGAlmazán dijo...

Verdaderamente hay tantos contratos como necesidades tiene el empresario, como tú dices. Ya solo falta ésta para completar el menú. No se puede tragar, es una barbaridad.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Tu lo has dicho, una nueva etapa de la lucha de clases donde no podemos, ni debemos, bajar la guardia. Ahora más que nunca es necesaria una movilización
Un beso

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails