lunes, 12 de diciembre de 2011

Primero un burgués catalán, ahora un aristócrata andaluz.

Que obsesión tienen los unos y los otros con los trabajadores andaluces, el burgués de CIU, que los acusó de pasar el día en el bar y ahora un parásito aristócrata dice de ellos que tienen pocas ganas de trabajar.

Cayetano de Alba, hijo de la duquesa de Alba, ha cargado contra el subsidio que perciben los jornaleros del campo andaluz, (420 € al mes) y de paso con los jóvenes andaluces a los que acusa de que “no tienen el menor ánimo de progresar” El, dice, que está en contra de la política del subsidio. Pero el de los pobres, no de los que perciben los latifundistas como él desde la UE (3 millones de uros anuales). Unas subvenciones que se dan a quienes mantienen parte de sus tierras improductivas o dedicadas exclusivamente al ocio de una minoría privilegiada.

Estos parásitos de la sociedad son en la práctica los responsables del atraso de la sociedad andaluza y de la pobreza de sus jornaleros. Mantener las tierras improductivas  hace que miles de jornaleros no puedan tener un trabajo estable y permanente durante todo el año. Ellos son los responsables de que  los jornaleros andaluces tengan que recurrir a la miseria del subsidio agrario para poder malvivir durante todo el año.

A estos parásitos les gustaría seguir viviendo en el periodo el bienio negro de la II República, donde los terratenientes andaluces y del resto del país decidían sobre la vida y la muerte de los jornaleros. Donde los terratenientes y la aristocracia con sus ejércitos de pistoleros, en convivencia con la Guardia Civil, sembraban el terror de norte a sur de España. Donde estos fascistas se saltaban a la torera los salarios acordados y llenaban sus tierras de esquiroles traídos de otros lugares a los que pagaban míseros salarios. Donde estos asesinos eliminaban a los sindicalistas de la UGT y la CNT y a todos aquellos trabajadores que se destacaban en la lucha por los derechos de sus compañeros.

Esa es la España que los aristócratas como Cayetano de Alba les gustaría estuviera vigente en estos momentos. Pero tan responsables son estos parásitos sociales como quienes les jalean. Como los dirigentes socialistas que rinden homenaje a la duquesa de Alba otorgándole el título de hija Predilecta de Andalucía. No son ellos los que levantan este país, sino los que tienen que pelear día a día por conseguir un salario que solo les permite malvivir. Ellos, los parásitos, son los que ponen freno al desarrollo beneficiándose de subvenciones que no les pertenecen y que utilizan para vivir en la opulencia, en lugar de emplearlas en generar riqueza.

Una vez más se pone en evidencia que los políticos burgueses, los políticos de derecha confluyen con los intereses de los sectores más parasitarios de la sociedad, llámese aristocracia, burguesía o grandes empresarios.

Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Llevas razón, gente como este individuo es la responsable, en gran parte, de la pobreza de los andaluces.
Pero no estoy de acuerdo con que le gustaría vivir antes de la II República, el tipo lo dijo bien claro, él preferiría vivir en el Medievo. Y vivir como un señor feudal antes de tener, como tiene, 32 citas judiciales.

Salud y República

María dijo...

Lo que pienso de semejante personajillo con riquezas, me lo callo porque soy pobre pero tengo más categoría que él y toda su aristocrática familia de vagos.
A los andaluces nos va como nos va, en parte por que se nos hace el culo pepsicola cuando vemos a un señorito/a y nos conformamos con las migajas que nos echan desde sus altas mesas.
Habrá quien no tenga para comer bien, pero seguro que sacan un par de euros (o lo que valga) para comprar la revista Hola y mirar como viven ellos.
¡País!

Saludos

MENTA dijo...

Curioso comentario de un tipejo que basa su fortuna en unos privilegios heredados del medievo.
La solución es clara, expropiar sus latifundios y repartirlos entre los jornaleros para que no tengan que vivir de subvenciones.

¿Esto es a lo que se le llama economía parasitaria?
Saludos.

javier dijo...

yo soy un jornalero andaluz y lo malo de todo que estamos volviendo a aquellos tiempos.cada dia estamos mas si quieren que los sueldos se basen en el rendimiento hace ya tiempo que nosotros lo cobrariamos, para coger un camion de naranja hace unos años eran 22-24 personas hoy son 19. y cada dia peor. tiene a rumanos por dos pesetas trabajando y en vez de echarle la culpa al patron como siempre la tiene el que viene a comer, bueno esta historia seria larguisima asi que mejor dejarlo aqui

Ciberculturalia dijo...

Impresentable e indecente, se mire como se mire. Quizás su madre la duquesa debería ponerle a trabajar como jornalero, a pleno sol, con 50 grados a la sombra como hacen sus jornaleros a los que por cierto mal paga. Qué pena de gentuza
Un beso

Felipe dijo...

Es un auténtico impresentable este señorito andaluz.

Y digo impresentable para no manchar esta tu casa con un vocablo más duro.

¡Repugnancia!

¡Salud,República y Socialismo!

Antonio Rodriguez dijo...

Rafa
Tienes razón este tipejo dice que le gusta más el medievo, será porque así tenía además derecho de pernada.
María
Es la incultura y siglos de conciencia de vasallaje.
MENTA
La reforma agraria, tantas veces intentada y ninguna realizada.
Javier
Yo también soy andaluz y por eso me indigno con estas cosas que pasan en mi tierra. Tienes razón mucha veces nos confundimos de enemigo. Tienes mi blog a tu disposición para expresar tu indignación.
Carmen
Es que para ellos la tierra es solo ocio y además reciben subvenciones por ello.
Felipe
Estamos de acuerdo.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails