martes, 30 de agosto de 2011

El problema son los impuestos

Se preguntaba mi amiga Carmen de Ciberculturalia ¿Que es ser de izquierdas? y yo le contestaba que ser de izquierdas es redistribuir la riqueza a través de los impuestos y para eso hay que tener un sistema impositivo donde los que mas tienen y las grandes empresas paguen mas que los que menos tienen.

Esto viene a cuento a que efectivamente el sistema impositivo español es totalmente injusto, porque el impuesto sobre la renta está soportado fundamentalmente por los asalariados.

impuestos Entre 1994 y 2008 el tipo efectivo de las rentas más altas ha pasado del 49,15% al 30,8%. Es decir que la rentas más altas se han beneficiado en esos 15 años  de una rebaja fiscal de 15 puntos y de ellos son responsables tanto Aznar con la reforma fiscal de 1999 como Zapatero en la reforma realizada en su primera legislatura. Pero siendo esto grave, lo es más grave está en lo que no declaran las rentas más altas. Estas no declaran a través del IRPF sino a través de  SICAV’s o de sociedades tenedoras de valores que les permiten realizar importantes deducciones con lo que a través de esta triquiñuelas las grandes fortuna casi no pagan impuestos.

Las rentas del capital tributan al 19% por debajo de los 6.000€ y a 21% por encima de esa cantidad, menos que el mínimo marginal que es del 24%. Y ¿quienes son los que pueden realizar inversiones de capital? evidentemente lo que tienen rentas elevadas y pueden desviar parte de ellas a operaciones especulativas. Y las grandes empresas como consecuencia de las bonificaciones y deducciones fiscales tributan solo en torno al 10% sobre sus beneficios.

Los ingresos del estado a través del IRPF son el 38% de los ingresos totales, mientras que  el impuesto de Sociedades solo aporta el 9%. Pero del total de IRPF el 79% lo constituyen las rentas del trabajo, mientras que las rentas del capital y las plusvalías solo aportan el 10% y las rentas de actividades económicas (pequeños empresarios, autónomos y profesiones liberales) solo el 7%. Conclusión el IRPF está soportado fundamentalmente por los asalariados.

Esta es la triste realidad del sistema tributario español. Un sistema injusto que favorece a las rentas elevadas que tienen medios para utilizar la legalidad en su beneficio, mientras los asalariados están sujetos al control de sus nóminas sin posibilidades realizarse las deducciones y desgravaciones a las que tienen acceso las rentas más elevadas y las grandes empresas. Por eso el verdadero problema de la económica española no es el déficit ni la deuda soberana. El verdadero problema es un sistema tributario que permita la defraudación fiscal legal de cientos de miles de millones de euros.

Por eso la solución no es tranquilizar los mercados modificando la Constitución española a prisa y corriendo, con nocturnidad y alevosía y sin participación de la ciudadanía. La solución es tan fácil como realizar un profunda reforma fiscal haciendo que de verdad las grandes empresas, las grandes fortunas y las rentas mas elevadas, contribuyan adecuadamente a los ingresos del estado. Pero ya sabemos, con Zapatero diciendo aquello de que bajar los impuestos (de los ricos) es de izquierda, la Cospedal diciendo que  “mas impuestos equivale a más paro” y Rubalcaba aquello de que “endeudarse no es de izquierdas”; tenemos un panorama bastante negro para arreglar solidariamente la situación económica del país.

Es patético ver  como una  parte de los más ricos de EE.UU, Alemania, Reino Unido y Francia (los ricos españoles ni saben ni contestan) reclaman a sus gobierno pagar más impuestos para ser solidarios con la crisis, mientras los gobiernos se niegan a modificar los impuestos para hacer que los que más tienen contribuyan más a la salida de la crisis.  En Francia Sarkozy ha hecho un gesto, solo un gesto, porque su recargo a lo ricos solo les va a arañar unos 200 millones de euros anuales. En España ni un gesto, solo hechos, pero hechos que van en el sentido contrario, como lo demuestran la reforma de la reforma laboral y la modificación de la Constitución.

En definitiva que se dejen de monsergas, el problema no es ni el déficit ni la deuda, el problema son los impuestos y la solución una reforma fiscal en profundidad.

Salud, República y Socialismo.

8 comentarios:

Euphorbia dijo...

Y ahora que el PP se sentará en la Moncloa, si un milagro no lo remedia, los ricos españoles ya pueden estar tranquilos.
Besos

Lakacerola dijo...

Eso mismo digo yo...
Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Es vergonzoso que las empresas declaren a Hacienda de media un 25% menos que los trabajadores. Por no hablar del fraude fiscal, entre un 20 y un 25% del PIB.
La responsabilidad es de ambos partidos, los que han gobernado, que no han movido un dedo si no ha sido para favorecer a los ricos.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Esa es la clave, sin duda. Un sistema impositivo justo y no lo que ahora tenemos, mantenido por un gobierno socialista. Gracias por la referencia.
Un beso, Antonio

mariajesusparadela dijo...

Pero si hasta se permite que lo que cobraron los de la selección de fútbol se cobre fuera, para no pagar impuestos...y los recibimos con aplausos.

soylauraO dijo...

Algunos doctrinarios sostienen que la carga impositiva responde al principio de igualdad entre los ciudadanos. Las empresas multinacionales enquistadas en Argentina, no solo se benefician a la simple letra de la cuestión, sino que, además, cuentan con regimientos de abogados y contadores que ejecutan a su favor todos los otros beneficios que desconoce el pueblo; a saber: subsidios, reembolsos, descuentos por pago anticipado, disminución de tasas de interés por créditos tomados en bancos nacionales, reintegros por exportaciones, condonación aduanera por compra de cosas no fabricadas en el país; devolución de gastos por importación de combustible, etc; y, la frutilla del postre, el descuento por asistencialismo como aval a las fachadas de FUNDACIONES en algún pueblito perdido de treinta habitantes, donde se supone que les mejoran la calidad de vida y, sin embargo, las usan para publicitarse como benefactores y recibir ENORMES concesiones Impositivas.

En todos lados se cuecen habas. El principio de igualdad me dice, que las Empresas Multinacionales son más Iguales que nosotros, ciudadanos y empresitas de familias que sembramos nuestra vida por varias generaciones en nuestro país.

http://enfugayremolino.blogspot.com

D.N.M. dijo...

El verdadero problema es que creas en la soflama,económicamente inviable,y que encima os hagáis llamar progresistas cuando lo que deseáis es un control férreo de la economía por el estado. En un sistema liberal-capitalista vuestros bienes igualitarios crean una demagogia tan barata que hasta os debería parecer injusto.Aun así,es lo que se lleva.Y ser ¿progre? es un oxímoron tan grande que el modelo de "estado" que tomáis como Cuba o Corea cae por su propio peso. Más economía y menos onirismo.

Antonio Rodriguez dijo...

D.N.M.
No se da cuenta que sus tonterias no interesan a nadie. Que su blog es un desierto a pesar de lo mucho que se empeña. Que no tiene quien le lea ni quien le siga.
Yo ya me habría deprimido y cerrado el blog, pero como verá el mio no tiene comparación con el suyo.
Asi que mejor dedique su tiempo a otro hobby porque en este ha fracasado.

No se moleste en contestarme, porque no obtendrá respuesta alguna. Vd. no tiene suficiente categoria para que yo pierda mi tiempo entrando en debate con sus tonterias.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails