viernes, 15 de julio de 2011

Camps en el banquillo

15 de julio de 2011

Como a todo cerdo le llega su San Martín, a Francisco Camps le ha llegado  la hora de rendir cuentas ante la justicia. El juez Flors ha decidido abrirle juicio oral acusado de cohecho impropio.

Camps va a tener el dudoso privilegio de ser el primer presidente de una comunidad autónoma que se sienta en el banquillo de los acusado por un delito. Ello ya debería ser más que suficiente para que Camps dimitiera de su cargo, porque el simple hecho de estar acusado de un delito propio de un funcionario público es un grave hecho que daña gravemente la imagen de la política y de los políticos que desarrollan su labor dignamente.

Camps-Costa-Rajoy Pero es más Camps ha cometido una grave delito para un político, el mentir en sede parlamentaria y ante la justicia. Camps ha insistido permanentemente ante el parlamento valenciano y ante los tribunales que él se pagaba sus trajes y eso es lo primero que ha quedado demostrado, que él no pagó los trajes que recibía de los implicados en la trama Gürtel. En un último intento de evitar sentarse en el banquillo de los acusado, sus abogados han reconocido que recibió los trajes en su calidad de amigo y líder del P.P. valenciano. Si se hubiera aceptado esta posibilidad Camps no podría haber sido acusado del delito de cohecho impropio, dado que este delito lo cometen exclusivamente la “autoridades”, tal como se indica en el Código Penal.

¿Alguien puede imaginar que se pueda disociar a Camps ciudadano o dirigente del P.P. del Camps Presidente de la Comunidad de Valencia? Un cargo público de esa categoría lo es las 24 horas del día, para eso le pagan, y sus actos, incluso los privados, tienen incidencia en su vida pública. Y así lo ha entendido el juez Flors, quien afirma en el auto de apertura del juicio oral que: "Todas las personas aquí acusadas que, según parece desprenderse de las diligencias de investigación practicadas, resultaron beneficiadas por la recepción de las prendas de vestir cuyo precio pagó un tercero, tenían en aquel momento la condición de autoridad o funcionario".

Desgraciadamente a Camps, al P.P. y a los votantes del P.P. les importa un bledo los delitos cometidos por sus políticos y de ello se valen los políticos de la clase de Camps. Poco se espera de la reacción de Camps y del P.P. si finalmente este termina siendo condenado por un delito de cohecho impropio. Camps, como ya se ha avanzado, continuará manteniéndose en la presidencia de la Comunidad de Valencia y Rajoy continuará apoyándole porque le necesita para finalizar su proyecto de llegar a La Moncloa. Rajoy ha sido y continuará siendo rehén de los votos de Camps en la Comunidad Valenciana.

Y los españoles probablemente tendremos el dudoso mérito de tener un presidente de comunidad autónoma condenado por un delito de cohecho. Luego se extrañarán de la existencia de movimientos como el 15M y de la desafectación de los españoles por sus políticos. A pesar de ello tendrán la desfachatez de decir que entienden a los indignados.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

walcher dijo...

Sois unos rojazos, mira que dudar de la honorabilidad del honorable president valençia. Le regalaron los cuatro putos trajes porque es un hombre de buena percha, al que le sientan bien, no como a vosotros. Lo que teneis es puta envidia, primero porque él pasea esos ternos como si fuera un modelo parisino, y a vosotros os quedarían caidos de hombros. Percha que tiene el tío. Y lo segundo porque no sabeis lo que significan gastos de representación... Mirad a los de la tele, les prestan trajes y luego lo anun cian al final en los creditos. Bueno crédico mucho no debe tener el Camps ese... Lo dicho, so rojazos, además el inteligente pueblo valenciano ha premiado al president dándole una mayoría aplastante, y no pueden estar equivocados, será porque los trajes le sientan de maravilla... Aquello de cien millones de moscas comen mierda, luego la mierda es buena...

Felipe dijo...

Camps se sentará en el banquillo por unos trajes.Sin embargo,lo más gordo debe llegar como es la financiación ilegal del PP valenciano,que eso es mucha miga.

Lo peor de un político no es que reciba trajes(que lo es)sino que mienta descaradamente ante los representantes de los ciudadanos.Ello sería,quizás,más motivo para apartarlo de la política definitivamente.

Sin embargo,insisto,lo más gordo está por llegar;la financión ilegal de un partido político mediante la trama de corrupción Gürtel.

Saludos

RGAlmazán dijo...

Los trajes es la tapadera. Lo grave es lo que tapa, los favores concedidos a sus amiguitos del alma, a cambio de dinero para su partido. Eso es lo gordo. Los trajes son el chocolate del loro, aunque en sí, sea un delito.
Y Rajoy, como bien dices, callará porque le necesita, y porque lo ve normal. Al fin y al cabo la financiación ilegal era para su partido.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Y ahora ¿Qué hará Rajoy? Tengo ganas de verlo.
Un beso

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails