domingo, 23 de enero de 2011

La semana crucial

La próxima semana es crucial para el desenlace sobre la reforma de las pensiones, ya que el plazo para la negociación se acaba porque el Consejo de Ministros del próximo día 28 aprobará el proyecto de reforma del Sistema Público de Pensiones.

pensiones3 Todo parece indicar que el principal escoyo del acuerdo está en los años de cotización para poder jubilarse a los 65 años. El gobierno ha pasado de exigir 41 a 39 años y los sindicatos plantean que sean solo 35 los años necesarios para la jubilación a los 65 años. El punto medio entre ambas propuestas 37 años. ¿Será ese el punto de acuerdo?.

Con la propuesta del Gobierno una mayoría de los trabajadores se verían obligados a jubilarse a los 67 años por no tener las cotizaciones suficientes para realizarlo a los 65, por eso es el objetivo de los sindicatos de bajar el numero de años cotizados para perder acceder a la jubilación a los 65 años de edad.

Los sindicatos siguen también insistiendo en la necesidad de incentivar voluntariamente jubilarse más tarde, para ello consideran se debe incrementar el actual incentivo del 2% o 3% adicional de pensión por cada año que demoren la jubilación más allá de los 65 años. Esta es una vía que ha hecho posible que la edad real de jubilación se haya incrementado en más de un año  desde el 2006, última renovación del Pacto de Toledo.

En definitiva esta próxima semana se determinará si es posible o no llegar a un acuerdo en materia de pensiones, pero en todo caso si no hay acuerdo esto no debería ser un punto y final sino un punto y seguido dado que después empezaría el trámite parlamentario y las posibilidades de movilización y presión durante el debate parlamentario es una arma que todavía tienen en su manos los sindicatos.

Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

Felipe dijo...

Antonio,los sindicatos están en una terrible encrucijada.Saben que otra huelga general sería muy difícil de conseguir movilizar a una población que la han resignado el Gobierno y los medios de comunicación.

Tal como está el mercado de trabajo:precariedad,incorporación tardía de los jóvenes,una reforma laboral que facilita el despido...

El Gobierno se ha plegado a las exigencias alemanas sin más porque no se entiende que se suba los años de cotización y la edad de jubilación cuando el desempleo es tan grande y la reforma laboral ha dado visto bueno al casi despido libre.

Saludos

severino el sordo dijo...

Con lo tarde que se entra en el mercado de trabajo no creo que haya nadie que cumpla las exigencias,el objetivo de todo esto es rebajar la cuantia de las pensiones,asustar y acudir a un plan privado que las complemente,todo esto claro el que se lo pueda permitir,jodida tenemos la cosa,un saludo.

Ciberculturalia dijo...

Yo también estoy pesimista. No se si los sindicatos lo tienen fácil o no, se sin embargo que no deberían ceder y que deben seguir dando la batalla también durante el debate parlamentario. Difícil, sí.
Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

Felipe
Estoy de acuerdo contigo. Es más cuando el gobierno haga un gesto de bajar el número de años para jubilarse habrá hechado fuera de las mobilizaciones a un 30 o 40% de los potenciales participantes. Con lo que la movilizacion ya saldrá al menos tocada.
Severino
Esa es la conlusión, tratar que de hecho la siguiente generación no se pueda jubilar a los 65.
Carmen
Por supuesto que no deberían ceder los sindicatos, pero no les pidamos más de lo que los demás no estamos dispuestos a hacer.
Salud, República y Socialismo

Nicolás dijo...

Si no me muero trabajando puede que me pueda jubilar a los 65 porque empecé a trabajar con 22 años pero, ¿cuántos trabajadores pueden decir lo mismo en la actual situación?

Marcos dijo...

Yo, Antonio, pienso como Carmen. Lo peor que podría pasar es que los sindicatos se resignasen, porque eso sería como dar la razón al que no la tiene.
Saludos progresistas de Madrid.

RGAlmazán dijo...

Los sindicatos no deben ceder. Y eso no es pedirles más de lo que deben hacer. Ahora mismo, si pensaran en no ceder estarían calentando motores para las movilizaciones. Sin embargo, están callados y agarrándose con ahínco al posible acuerdo, como a una tabla de salvación. Yo no lo veo así. Porque esa "posible salvación" es otra cesión que puede marcar el futuro, como ya lo han hecho otras anteriores.
No es fácil, pero esa es la labor del sindicato, el sindicato no puede ser siempre pactista, porque se desacredita. Tienen que calentar el ambiente y mantener la tensión para, si no se consigue parar esta ignominia que nos acecha.

Salud y República

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails