domingo, 24 de octubre de 2010

Wikileaks ¿héroes o villanos?

La divulgación por el portal Wikileaks de 400.000 documentos secretos ha puesto de nuevo en actualidad en papel de los medios de comunicación.

Los documentos solo demuestran lo que ya era una evidencia desde que se inició la ilegal guerra de Irak, que los abusos de los derechos humanos, las desapariciones  y las torturas fueron una práctica habitual en el transcurso de la guerra. Ahora el problema, para el gobierno de los EE.UU., no son los hechos puestos en evidencia, sino simplemente la divulgación de los hechos.

Wikileaks Como siempre el culpable es el mensajero. Es espelúznate que la muerte de manera irregular, por decirlo de manera fina, de 15.000 civiles se haya mantenido oculta y sus responsables amparados en una ilegal impunidad, que los mercenarios de Blackwater se hayan paseado por Irak imponiendo su propia ley  y acabando con la vida de cientos de civiles impunemente y cuando se les lleva ante un juez, este decide absorberlos porque sus declaraciones fueron tomadas bajo la condición de no usarlas contra ellos. Que el ejercito estadounidense hubiera entregado a miles de prisioneros iraquíes a las autoridades de Irak a sabiendas de que iban a ser torturados. Y que la guerra sucia entre chiís y sunís haya ocasionado la mayor parte de los muertos civiles en Irak.

Pero el problema no son las atrocidades cometidas por unos y otros contra la población civil de Irak, el problema es la irresponsabilidad de las filtraciones y su publicación y la seguridad de los soldados  americanos y sus aliados en Irak. La misma hipocresía de siempre. El responsable de la situación no puede ser quien difunde una atentado contra los derechos humanos sino el que comete dicho atentado y quienes los ocultan y protegen. El gobierno de los EE.UU. del periodo del sanguinario Bush es responsable de las atrocidades cometidas por sus soldados y sus aliados iraquíes y de haber ocultado a sabiendas esas atrocidades y ocultar y proteger a los que las cometieron. Y el actual gobierno, con Obama al frente, será corresponsable de los mismos si se queda solo en denunciar la publicación de los documentos reservados y no actúa contra los responsables de las atrocidades cometidas durante la guerra de Irak. No se si los responsables de la filtración y publicación de los documentos secretos han cometido algún delito contra la legislación de los EE.UU. pero en todo caso no son ellos los responsables de los mismos y estos si deben ser puesto ante la justicia. La seguridad de los ejércitos no pueden estar por encima de la libertad y los derechos humanos de las personas.

Salud, República y Socialismo.

8 comentarios:

Selma dijo...

Por el mero hecho de que Wikileaks y Julian Assange su creador, sea el más odiado por la CIA y el Pentágono, me merece toda credibilidad y reconocimiento.

Un beso, Antonio.

angelsmcastells dijo...

Estoy con lo que planteas, Antonio. Fíjate que ahora ya incluso la ONU da crédito a Wikileaks y pide a Obama que invetsigue a fondo. No sé si has visto mi entrada de hoy, pero todas las coartadas para la intervención se desmoronan. Un abrazo!

severino el sordo dijo...

Como siempre en aras de la seguridad nacional correran un tupido velo y a seguir cometiendo desmanes,sea Obama o el que sea el que mande en el imperio,saludos.

Felipe dijo...

Ojalá me equivoqué pero Assange va a durar poco,sea como sea.

Este tío no les jode más la marrana a los USA y a los británicos.

Ojalá me equivoque


Saludos

Marcos dijo...

Confío en que Obama haga de su lema "Yes, we can", un estandarte para decir que "Sí, la justicia puede". Eso significa poner a cada uno en su sitio. No se si habrá valor.
Saludos progresistas de Madrid.

Marcos dijo...

Antonio, me he permitido coger tu foto de apoyo a Sakineh para incorporarla a mi Diario. Espero que no te importe. Todo sea por la causa.
Saludos progresistas de Madrid.

RGAlmazán dijo...

Obama no hará nada, se quedará lamentando los hechos y como siempre no solucioonará el problema. Por lo tanto, se hace cómplice de los hechos.
El ejército de USA está por encima de bien y del mal, y puede matar sin problemas y sin causa justificada. Ahí está el caso Couso.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Yo también me he decidido hablar hoy de esta barbarie. Está el Pentagono más preocupado por denigrar a Assange que por averiguar qué pasó y qué está pasando en Irak.
Una vergüenza más de las que vivimos.
Un beso

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails