domingo, 31 de octubre de 2010

Rajoy navega en la ambigüedad

Mariano Rajoy no necesita comprometerse para llegar al gobierno, todo lo fía a las meteduras de pata de Zapatero para conseguir su objetivo.

Admirador de la política de recortes de David Cameron que ha supuesto el mayor recorte de políticas sociales desde la segunda guerra mundial en el Reino Unido; despido de 500.000 funcionarios, aumento de las tasas universitarias, reducción de los presupuestos de educación y un largo etc., todo en contra de lo que había postulado durante la campaña electoral.

Y a Rajoy le pasa lo mismo solo habla de recortar el déficit y bajar los impuestos, pero nada de mojarse indicando de donde va a recortar, todo lo deja a la ambigüedad, con respecto al recorte de las prestaciones sociales su respuesta no puede ser mas ambigua: “No tengo intención de recortarlas en estos momentos”  y que decir de tomar medidas no incluidas en su programa electoral, la respuesta en la misma línea: “No, salvo que aparezcan circunstancias sobrevenidas que yo desconocía”.

Es decir todo lo deja a lo suceda después de ganar hipotéticamente las elecciones generales. Y claro está, las objeciones sobrevenidas pueden ser muchas y variadas, con lo que su actitud solo es producto de una ambigüedad calculada para una vez ganadas  las elecciones tener las manos libres  para implantar la política que no va a ir en su programa electoral.

El peligro de Rajoy no es lo que dice sino lo que calla. Porque todas sus respuestas a lo que será su política económica y social  solo son vaguedades que no comprometen absolutamente a nada. No es comprensible ni realizable una política económica basada en el recorte del déficit público y la bajada de los impuestos e incremento de los incentivos a las empresas, sin que reproduzcan recortes en el gasto social y eso es lo que calla sistemáticamente Rajoy porque sabe que decir eso es impopular y le generaría una perdida de electorado. 

Rajoy solo pretende ganar las elecciones mediante el desgaste del gobierno pero no por la aceptación de sus propuestas, porque de conocerse estas, serían rechazadas por la ciudadanía.

Salud, República y Socialismo.

6 comentarios:

ana dijo...

Es que este impresentable, no gana, espera a que pierdan los demás, y ya sabemos como funciona la derecha, "cuanto peor, mejor".

un abrazo socialista

Angel G. Adanero dijo...

Hombre, Rajoy más que navegar, naufraga. Pero tiene suerte porque enfrente tiene a todo un Robinson Crusoe con pocas posibilidades de que alguien le rescate.

Un saludo.

RGAlmazán dijo...

"lo peligroso de Rajoy no es lo que dice, sino lo que calla". Así es, llevas más razón que un santo. Es un peligro público este admirador de Cameron.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué dijo...

Es que al igual que ZP, no tiene ni idea de como arreglar el asunto,vamos bien arreglados con estos fantoches.Un abrazo.

Lakacerola dijo...

La entrevista que le hizo ayer el país no deja lugar a dudas, hará lo mismo que en Reino Unido, ¡echémonos a temblar si esta logia llega a la Moncloa! Además las matemáticas no fallan: si baja impuestos (menos recaudación) pero se propone invertir más o subvencionar más a las empresas: ¿de dónde va a salir el dinero? Como decía aquel las gallinas que salen por las que entran, pero no se multiplican como los panes y el vino.
Un abrazo.

Martine dijo...

"..de conocerse estas, serían rechazadas por la ciudadanía".

Lo peor del asunto es que parece que la Ciudadanía no tiene dos dedos de frente, porque imaginar como puede ser la política economica y social de los imPPresentables se me antoja muy fácil..

Un beso, Antonio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails