martes, 12 de octubre de 2010

La intransigente crueldad del régimen iraní

El régimen islámico de Irán no se caracteriza precisamente por el respecto de los derechos humanos de sus  ciudadanos, todo lo que se sale de sus estrechas miras islámicas es perseguido y condenado, a veces de la mas cruel de las maneras.

sakineh_02 El régimen iraní bajo una falsa tapadera democrática esconde un cruel y dictatorial estado islámico, donde se prohibe la libertad de culto no se respeta alguno de los más elementales derechos de las personas, no existe la libertad de prensa ni la libertad de expresión  y todo lo diferente es marginado y perseguido.

La hipócrita cruzada sexual contra Sakineh Ashtianí raya la obsesión enfermiza. Condenada por adulterio a morir lapidada, solo la presión internacional  consiguió la suspensión de ese cruel castigo aunque no evitó que le aplicaran los cien latigazos impuestos. Pero la fiera no quiere soltar su presa y reabre el juicio por colaboración en el asesinato de su marido, por el que fue absuelta hace seis años, y la condenan a morir ahorcada.

Es solo un mero formulismo del régimen islamista, un simple lavado de imagen con el que pretenden decir al resto de la humanidad que disponen de la vida de sus ciudadanos como les viene en gana, que quien se atreve a ser persona, a pretender vivir de manera diferente a las normas impuestas por un conjunto de despóticos islamistas, se enfrentará al peso de sus crueles y arbitrarias leyes.

Ahora el régimen da una nueva vuelta de tuerca haciendo desaparecer a su hijo  mayor Sajjad Ghaderzadeh y al abogado de ésta, Hatun Kian, junto a los dos periodistas que les estaban entrevistando. Los islamistas no pueden permitir  que se divulgue otra verdad que no sea la suya y para ello nada mejor que hacer desaparecer a quienes pueden poner en entredicho su represivo modo de actuar. Quieren dar un mensaje al mundo, han decidido cobrarse la vida de Sakineh Ashtianí y nada ni nadie les puede parar.

Pero la solidaridad internacional no se puede parar, es la única manera de conseguir salvar la vida de Sakineh Ashtianí Hay que seguir redoblando esfuerzos para conseguir que el régimen islamista se avergüence de sus propias decisiones y respete la vida de Sakineh Ashtianí. Denunciar en todos los foros la actitud del régimen islamista, aunar voluntades entre la ciudadanía  y conseguir la presión de los estados; es el medio para salvar la vida de Sakineh Ashtianí.

Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

Moral y Política dijo...

Es repugnante Antonio lo del régimen iraní. Me acuerdo, no lo puedo remediar, los gestos amistosos que se han dirigido a este sátrapa como a los de Arabia saudí, Indonesia, Nigeria y Kula Lumpur. Allí donde la mosntruosidad de la sharía se aplica. Y lo que mas me fastidia son, por venir de gente antimperialista e hipotéticamente de izquierda, los arrumacos de Lula y Chavez en el pasado con el pollo iraní.

saludos,

Ciberculturalia dijo...

Muy buena denuncia, Antonio. Efectivamente es un régimen corrupto y el caso de Sakineh me preocupa porque cuando pensaba en que se había salvado al conmutarle la pena de lapidación, y ahora dicen que sigue condenada a muerte pero de otra forma
Es terrible, sin duda
Un beso

Felipe dijo...

Amigo Antonio

Es una gran labor la que estás llevando a cabo contra los regímenes totalitarios islamistas y en defensa de la mujer.

Ojala todos fuesemos tan persistentes en las denuncias del sufrimiento de la mujer islámica.

Sólo puedo decirte:¡Gracias!

Marcos dijo...

Gracias por ponert tu granito de arena, Antonio, yo puse el mío hace unas semanas:

http://eldiarioprogresistademadrid.blogspot.com/2010/09/todo-mi-apoyo-hacia-sakineh-ashtiani.html

Pero lo volveré a poner todas las veces que haga falta hasta que desaparezcan estos infames y hasta que se respete a los débiles en todo el mundo.
Solidario.
Saludos progresista de Madrid.

Antonio Rodriguez dijo...

Miguel
Los fanáticos islamistas son los inquisidores del siglo XXI unos quemaban a los herejes en la hoguera y otros lapidan o ahorcan a las mujeres. Es inadmisible que desde la izquierda se justifiquen a grupos o regimenes que están basados en el fanatismo totalitarista islámico. Lo de Chávez no me sorprende pero si lo de Lula.
Carmen
En este tema y del fanatismo islámico se que compartimos opinión y que hay que continuar denunciando la atrocidades que siguen y continuarán cometiendo.
Felipe
Gracias a ti por tu apoyo. Ya se que quizá sea demasiado persistente pero es que me resulta insoportable que en el nombre de algún dios se mancille la dignidad de las personas y se las someta a crueles e injustos castigos, sobre todos de las más débiles: las mujeres.
Marcos
Como no podía ser menos estoy totalmente de acuerdo con tu entrada, por lo que comparto contigo que haya que seguir en la tarea de denuncia de las atrocidades que cometen estos regimenes totalitarios islamistas.
Salud, República y Socialismo

Selma dijo...

No puedo más que sumarme de todo corazón a tu denuncia, Antonio.

Un beso.

angelsmcastells dijo...

Yo también me sumo a tu denuncia, Antonio, con el enorme temor de que nos enteremos demasiado tarde de la suerte de Sakineh... a pesar de la denuncia internacional, de las injustas y demostradamente falsas acusaciones, el fanatismo es especialmente agresivo cuando se le suma el odio hacia las mujeres y lo que pueden representar como alternativa. Un abrazo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails