jueves, 17 de marzo de 2011

Que hemos hecho para merecer estos políticos

17 de marzo de 2011

A veces se dice que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen. y posiblemente sea cierto dado que son los ciudadanos los que los eligen, pero hay veces que los políticos superan con creces las  expectativas.

El deterioro de  la política en nuestro país está alcanzando niveles alarmantes. Nuestro políticos no se caracterizan precisamente por ser ejemplos de honestidad, coherencia y de ética. La corrupción parece instalada en las instituciones políticas y las únicas justificaciones que se dan es que el contrario es más corrupto. 

Ya no importa que en las filas de un partico haya corrupción política o que los militantes sean deshonestos  o no, sean o no coherentes con los principios que les han llevado a las instituciones lo importante es  intentar demostrar que el contrario es aún más corrupto, mas deshonesto, menos coherente o menos ético. Todo se hace para obtener rédito electoral, ese es el fin último. Poco importa si para ello hace falta mentir, faltar a las promesas electorales  o criticar al contrario por lo mismo que en nuestras filas hacemos.

Es bochornoso ver al P.P. pedir la dimisión de Chaves y de Griñán  por haber sido imputado el exconsejero de Empleo de la Junta de Andalucía mientras ellos proponen de candidato a la Presidencia de la Generalitat Valenciana a un acusado por delito de cohecho o mantiene en su cargo a Esperanza Aguirre a pesar de lo  números cargos públicos del P.P. madrileño que están imputados en el caso Gurtel. O ver como el PSOE exige la dimisión de Camp mientras propone de candidato a la alcaldía de Benidorm a un tránsfuga. Por poner algún ejemplo.

Evidentemente no toda la política es igual, pero es descorazonador ver el estado de podredumbre del partido que nos gobierna o  la situación de corrupción en que está inmerso el partido que puede ser la alternativa al gobierno actual. La solución a la corrupción, la deshonestidad, la incoherencia o la falta de ética no es acusar al contrario de ser mas corrupto, mas deshonesto, mas incoherente o menos ético. La solución es ser un ejemplo de incorrupto, de coherencia, de honestidad y de ética. Todo lo demás no hace sino que los ciudadanos vean la política  como un problema en lugar de una solución, que cada vez la ciudadanía este más alejada de la política, que cada vez se  vea a los políticos como una casta de privilegiados que solo  están en política para defender su situación de privilegio, lo que conduce a que cada vez haya mas ciudadanos que se refugien en la abstención.

Aunque en definitiva somos los ciudadanos los que posibilitamos esa situación dado que con nuestro voto ponemos o quitamos  y mientras no seamos capaces de decidir que con nuestro voto ningún correcto, deshonesto, incoherente o falto de ética se va asentar en las instituciones pública, seremos cómplices de una situación que debería avergonzarnos a todos.

Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Yo no se lo que hemos hecho pero si estoy convencida que no nos merecemos tanta bazofia y ahí meto a todos aquellos que son consentidores de prácticas corruptas, vengan de donde vengan.
Creo que haría falta una "regeneración" de la política que aislara definitivamente a toda persona corrupta que a ella se dedicara
Un beso

MENTA dijo...

Existe una obra de Saramago "Ensayo de la Lucidez" donde se explica el terremoto político que se produce en un pueblo cuando en unas elecciones no va nadie a votar.
Un saludo.

RGAlmazán dijo...

¡Qué tristeza esta cruda realidad! Hay que seguir insistiendo para cambiar esto.
Y no creo que la solución sea no votar, sino votar a los que son diferentes.

Salud y República

Felipe dijo...

Tenemos la clase política,con honradas excepciones,más inmoral y chabacana de todo el periodo democrático.

Como ves no generalizo pero sí que es la mayoría de hombres y mujres que dedicados a la cosa pública son unos auténticos sinvergüenzas.

Saludos

ana dijo...

ALgunos ciudadanos tienen lo que merecen y otros no, dependen de a quien votaran, lo que ocurre es que a veces confiamos en ellos y rompen nuestras espectativas, son como melones cerrados.

Lakacerola dijo...

Estoy con Felipe, la clase política que tenemos en nuestro país, es de lo más CHABACANO (adjetivo que describe a la perfección la misma) que hay en el mundo mundial. Lo mejor para las próximas elecciones es o que no vote nadie pero nadie o que no se vote a ninguno de los dos partidos mayoritarios.
Un abrazo.

Daalla dijo...

Siempre se ha dicho que no se puede votar a los partidos sino a las personas en concreto, por medio de listas abiertas. Esto supondría al principio dificultades de tipo técnico, seguramente. Pero sería una buena manera de ir "re-educando" a los políticos donde les duele, es decir, en la posibilidad de no ser elegidos por sus representados.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails